Cómo tener una alimentación sana en verano

Cómo tener una alimentación sana en verano

Consejos para protegerse del sol en verano
Aumentan cuotas de prepaga y no se descartan más aumentos este año
Día Mundial de la Hemofilia: ¿Qué es y cómo se trata?

Procurar una alimentación sana en verano es garantizar tu salud, porque las altas temperaturas hacen de las suyas, y eso hace necesario que tomemos en cuenta que la protección de nuestro cuerpo no es sólo externa, con el uso de bloqueadores solares, sino también interna, para garantizar nuestra seguridad alimentaria.

A veces creemos que comer más sano implica más dinero, pero verás que sólo debes tomar conciencia de que es posible alimentarte de manera más sana y acorde con la temporada, permitiendo que tu organismo se adapte a las exigencias de las condiciones climáticas sin que tengas que renunciar a comer bien y sabroso.

Consejos saludables, prácticos y sencillos:

Para una verdadera alimentación sana en verano es necesario ser muy precavidos con la higiene al preparar los alimentos y toma en consideración que al comprar los productos en el supermercado, deja los que estén en la heladera al final, porque es imprescindible conservar la cadena de frío el mayor tiempo posible, sobre todo en verano.

Otro punto importante, más para los niños y personas de mayor edad, es mantenerse bien hidratado, tomando agua en las cantidades necesarias, incluso si no tienes sed. Pero no sólo con líquido nos hidratamos, también consumiendo frutas, lo que gracias a sus aportes de minerales, antioxidantes y vitaminas ayuda también al fortalecimiento de nuestras defensas.

No olvides incluir en tu dieta alimentos vegetales, legumbres y hortalizas, que nos ofrecen hidratos de carbono, vitaminas, minerales y más, por lo que las ensaladas serán tus mejores aliadas, acompañadas con aceite de oliva virgen y por su puesto todo muy fresco.

Claro, el pescado no debe faltar, si es a la plancha mejor, que son fuente de ácidos grasos Omega 3, proteínas, fósforo y yodo. También de elegir alimentos integrales, pan, arroz, cereales, etc, e incluye quesos y cortes magros de carne con poca grasa y deja a los alimentos enlatados sólo como un complemento en tus comidas.

Los alimentos deben ser debidamente preservados en la heladera, dejando lo que ya está cocido en los estantes superiores y lo crudo en los inferiores, para evitar residuos que contaminen lo que ya está preparado y si vas a recalentar, hazlo sólo con lo que vayas a consumir, no es conveniente recalentar más de una vez la comida.

Sólo debes planificar un poco más el menú para garantizarte a ti y a tu familia una alimentación sana en verano, con una dieta variada y balanceada, y así solo preocuparte de disfrutar con salud los días veraniegos.

COMMENTS

DISQUS: 0