Amenazaron con matar a una beba de dos meses durante un asalto en Villa Ariza

Amenazaron con matar a una beba de dos meses durante un asalto en Villa Ariza

Los voceros informaron que por el garaje de la casa entraron cuatro delincuentes en momentos en que el dueño de la vivienda le mostraba a un amigo el

IOMA desmiente el cierre de su sucursal en Ituzaingó
Carlos Acuña: “la gestión municipal actual está agotada, cumplió un ciclo”
¿Cómo funcionarán los servicios hoy 25 de mayo?

Los voceros informaron que por el garaje de la casa entraron cuatro delincuentes en momentos en que el dueño de la vivienda le mostraba a un amigo el auto que había comprado horas antes.

Una vez en la propiedad, el dueño de casa sufrió una descompensación, momento en que su amigo intentó ayudarlo y recibió varios golpes en el cabeza de parte de uno de los ladrones, que los mantuvo amenazados.

Los demás delincuentes, en tanto, entraron al comedor, donde se encontraba la mujer del dueño de casa y la hija con su beba de dos meses, a quienes amenazaron con armas para exigirles dinero.

Para intimidar a las mujeres, los delincuentes amenazaron con matar a la beba, aunque instantes después consiguieron que les entregaran 3.000 pesos y 18.000 dólares.

Además se apoderaron de tres notebooks, seis juegos de llaves de la casa, dos play station y un televisor, que cargaron en un auto en marcha que estaba detenido frente a la casa, a bordo del cual escaparon.

Los investigadores de la DDI de Morón, junto al fiscal de turno de Ituzaingó, se encontraban esta mañana en la propiedad asaltada junto a las víctimas para ampliar los detalles del robo.

El dueño de casa dijo que uno de los delincuentes era un hombre de unos 30 años, muy robusto y de tez trigueña, que vestía una remera clara y jeans negros.

En diálogo con la prensa, dijo además que los delincuentes permanecieron en el lugar al menos 20 minutos y que a los gritos exigieron los ahorros que tenían guardados.

“Los ladrones eran jóvenes con armas de grueso calibre. Mi amigo, como es retirado de la policía, nos ayudó a mantener la calma porque estábamos muy asustados y me dijo enseguida que no me resistiera porque me mataban. Otro de los ladrones me dijo que me callara porque mataban a la nena”, recordó.

La policía vino enseguida, pero ya nos habían robaron. Todos quedamos muy mal. Mi hija lloraba para que no tocaran a la nena, quedamos encerrados y se llevaron las llaves de casa”, agregó.

COMMENTS

Si queres recibir noticias en tiempo real, mandanos un OK