Aparecen en Ituzaingó multas de tránsito falsas que comprometen al Juzgado de Faltas N°1 de Ituzaingó

Aparecen en Ituzaingó multas de tránsito falsas que comprometen al Juzgado de Faltas N°1 de Ituzaingó

Marcha en Enjoy para pedir justicia por Diego Aljanati
Alerta por tormentas fuertes para la madrugada del viernes
Los médicos del Hospital de Morón presentaron una denuncia penal por la falta de insumos

  Siempre se dice que las multas de tránsito más que generar educación vial y orden en el tráfico vehicular están creadas con un espíritu recaudatorio. En Ituzaingó parece que este dicho popular es real.

A nuestra redacción llegaron varias denuncias, entre ellas la más preocupante fue la de un vecino del municipio que  nos cuenta que “el 22 de enero encuentra en su parabrisas copia de un acta de comprobación por multa de tránsito (apenas legible)  por incumplimiento del Art. 49 inciso B apartado 1 de la Ley Nacional 24449, esto es: “afectar la fluidez del tránsito”.

El vehículo, menciona el vecino, estaba correctamente estacionado a mitad de cuadra en una calle en donde se permite estacionar, frente a la casa de un familiar.

 El acta de la multa

La Ciudad tuvo acceso a la copia de la multa (foto N°1), en donde se puede observar a simple vista la falsedad, no porque haya sido labrada por un inspector impostado, ese no es el problema, efectivamente la inspectora de tránsito que la labró trabaja en el municipio, pero sin conocerse los motivos, consignó en la multa, datos falsos.

Asimismo, el acta contiene en términos técnicos las siguientes irregularidades:

1. No se consigna la infracción, solo se menciona “Afecta la fluidez”

2. El inspector se pone como testigo y a la vez firma como inspector. (y si el carbónico estuviera corrido en la copia, no se consignan testigos que verifiquen la infracción)

3. En el croquis no se ubica el vehículo estacionado, solo las calles, lo cual hace imposible inferir donde está el auto.

La validez de las actas son fundamentales para poder continuar el proceso para cobrar la multa. El inspector debe cumplir con el artículo 38 y 41 del dec ley 8751/77 para darle validez a la constatación. Si el acta es nula, el proceso se cae y chau multa.

 La tramitación del acta en el Juzgado de Faltas N°1 de Ituzaingó

En el mes de Marzo llega al domicilio del vecino (cuya identidad se reserva) una Cédula de Notificación en donde se le pide al imputado que se presente ante el Juzgado de Faltas Nº1 para pagar la multa voluntariamente, lo cual supone un reconocimiento de la infracción por un monto de pesos mil cuatrocientos noventa y siete ($1497). O en todo caso, que se presente para hacer el descargo correspondiente, donde debe presentar las pruebas que demuestren que no existió tal infracción.

La cedula también adolece de irregularidades, ya que menciona que el lugar de estacionamiento es la “calle Rivera y Mariano Acosta”, una esquina inexistente ya que la calle Rivera se ubica en Ituzaingó Norte y a calle Mariano Acosta en Ituzaingó sur.

 No obstante ello, el vecino se presenta a efectuar el descargo a fin de manifestar el desconocimiento de dicha infracción ya que  lejos de haber estacionado en una ochava, su vehículo se encontraba estacionado en la casa de su novia (mitad de la cuadra) y en un barrio alejado del centro, en donde se permite estacionar. (No hay franja amarilla ni cartel que prohíba estacionar en toda la cuadra)  Para defenderse acompaño once fotos que prueban su verdad  y le manifestó a la empleada del Juzgado que la multa era falsa y que no se consignaba en ella la verdad.

La empleada municipal que le tomo el descargo (ya que no se encontraban ni Juez ni Secretario “disponibles” para tal fin), informó que en 20 dias le llegaría la resolución del Juzgado a su domicilio.

En los primeros días de mayo recibe una cédula de notificación sin copia de sentencia, en donde solo se limitan a informar que deberá abonar una multa de $2997.00 más $ 115 de gastos administrativos, los cuales debían ser pagados en el término de 72 horas bajo apercibimiento de ejecución judicial.

Con dicha cedula concurrió al Juzgado para solicitar copia de sentencia y poder realizar una apelación. Allí le solicitaron que pidiera la copia por escrito y la misma estaría para el día siguiente, cabe aclarar que en el ámbito administrativos las faltas de tránsito pueden apelarse dentro del plazo de cinco días corridos de notificada la sentencia, para este caso ni la sentencia fue notificada, como así tampoco se informó del plazo con el que contaba para realizar la apelación.

Aun con los tiempos procesales en contra y sin dinero para abonar la multa presentó una nota pidiendo una audiencia con el Juez de Faltas, nota que la redactó a instancias de los concejos que recibió en el mismo juzgado, atendido primero por el Sr. Carlos Vergara y luego por el Sr. Ezequiel Portillo, este último le requirió que hiciera una nota solicitando ser atendido por el juez para “rever” la multa, El Juez no lo recibió nunca ni tampoco notificó su negativa, venciéndose así el plazo para apelar la multa.

Asimismo, no podemos dejar de mencionar que en los fundamentos de la sentencia, el Dr. Fernandez, Juez de Faltas, conocedor de la normativa aplicable, de acuerdo a los dichos de la abogada del supuesto infractor, incurrió en tres faltas: primero destaca que el acta de comprobación reúne todos los requisitos exigidos por la ley; lo que es falso. Aun cuando el vecino no se presentara, el Juez está obligado de oficio a declarar el acta nula, por defectos formales.  Segundo: en el desarrollo de los considerandos el Juez manifiesta que: “…la infracción es labrada en la  intersección de la calle Mariano Acosta y Olivera o sea una ochava donde sí afecta la fluidez del tránsito…”(textual), lo que también es falso, pero si aun así fuera verdad, El Juez, conocedor e intérprete de la ley de Tránsito sabe que si lo que se inculpa es el estacionamiento en ochava, es una infracción diferente a la de afectar la fluidez, dado que la misma ley les da un tratamiento distinto (la prohibición de estacionar en ochava, es decir en el vértice ideal de una esquina, esta normado en el artículo 49 apartado b inciso 2 de la citada ley).  Cabe aclarar que el acta nunca consigna donde está el auto.

Lo tercero, El Juzgado le aconsejó presentar una nota de audiencia que nunca fue contestada ni notificada al vecino, y con ello permitió que se vencieran los plazos legales para que el vecino se defienda. La multa así quedó firme y si no la paga, ejecutan la deuda.

Por ultimo hay que señalar que el monto de la multa de ambas infracciones es  diferente, el Decreto 532/09 anexo V artículo 27 establece los montos a aplicarse por infracción al artículo 49 haciendo la distinción entre lo normado en el inciso b apartados 1 y 4.

Como era de esperar, la multa por afectar la fluidez es de 1900 pesos, ($3000 al final de la causa) y por al estacionamiento de $ 400. Una deferencia apreciable a favor del Municipio

 El descargo del Dr. Hugo Fernandez

La Ciudad se comunicó con el Dr. Hugo Fernandez, Juez de Faltas quien destacó que el acta a su criterio es válida, que él “debe creerle a los inspectores”  (art, 41 Dec.Ley 8751) y que el vecino nunca presentó una apelación a la sentencia.

En relación a los testigos del acta, comenta que no son necesarios para darle validez a la multa y que en todo proceso el imputado tiene posibilidad es defenderse en los tiempos que dicta la ley. Ante la imposibilidad de probar como y donde estaba el vehículo, se le asigna veracidad al inspector de tránsito.

Destaca que existe el pedido de audiencia que le fue negada por ser improcedente (aunque no aclara porqué nunca fue notificada) y que la sentencia quedo firme. Aun así, recomendó pedir una reconsideración de la multa, si es que el vecino lo cree pertinente.

En relación a que se consigna la cedula un lugar inexistente, (calle Rivera y M.Acosta) minimizó el tema y revalidó el proceso

 ¿Qué hacer en caso de una multa irregular?

Las actas de multas están perfectamente reguladas por el Dec.Ley8751/77, el artículo 38 establece lo que se debe consignar en la multa para su validez.

“Artículo 38º: El funcionario que compruebe una infracción, labrará de inmediato un acta que contendrá los siguientes elementos:

  a.-El lugar, la fecha y la hora de la comisión del hecho u omisión punible.

 b.- La naturaleza y circunstancia de los mismos y las características de los elementos empleados para cometerlos.

 c.- El nombre y domicilio del imputado, si hubiera sido posible determinarlo.

 d.- El nombre y domicilio de los testigos que tuvieren conocimiento del hecho.

 e.- Disposición legal presuntamente infringida.

 f.- La firma del funcionario interviniente con aclaración del nombre y cargo.

 Actuación del Juzgado Correccional

Las multas de tránsito son recurribles ante la Justicia Correccional del Departamento Judicial de Morón. Según pudo averiguar este medio, en el fuero judicial, cualquier acta labrada sin testigos es inmediatamente anulada y la multa queda sin efecto. Algo para tener en cuenta ante el criterio del Dr. Fernandez que asegura que los testigos no son necesarios para labrar actas de infracción municipales.

IMG-20140606-WA0008

Lugar exacto en donde estaba estacionado el automóvil: A mitad de cuadra y en un lugar en donde se permite estacionar 

COMMENTS