Asalto comando en Ituzaingó: se llevaron hasta el perro que hoy la familia pudo recuperar

Asalto comando en Ituzaingó: se llevaron hasta el perro que hoy la familia pudo recuperar

Ayer al mediodía un grupo de cinco delincuentes asaltó una vivienda de Ituzaingó, ubicada sobre la calle Carabobo al 2000. Aprovecharon cuando Gabriel

Llega el 3er encuentro de “Gongs por la Paz” con entrada libre y gratuita
Emanuel Sáez (ex Buenos Aires Karma) presenta su nuevo proyecto
En el Hospital Posadas temen por una nueva ola de despidos
AAMR: Se puede tener asma y llevar una vida normal

Ayer al mediodía un grupo de cinco delincuentes asaltó una vivienda de Ituzaingó, ubicada sobre la calle Carabobo al 2000. Aprovecharon cuando Gabriel (padre de la familia) se fue a trabajar y entraron, tras forzar la puerta con una llave o una barreta. Se llevaron dinero, alhajas, objetos de valor y hasta el perro, con el cual la hija del matrimonio realizaba terapia, ya que padece de hiperactividad.

En la casa se encontraban la dueña, su hija de 9 años, una empleada doméstica y un albañil que estaba trabajando en un ‘quinchito’ de la propiedad. Los malvivientes ataron a las víctimas en habitaciones separadas y golpearon a la mujer para que les dieran más dinero, ya que consideraban que era ‘una batida’.

En medio de la tensión, uno de los ladrones arrancó la alarma de la pared, la cual empezó a sonar. Los delincuentes se pusieron nerviosos y empezaron a llevarse lo que tenían a mano.

El grupo se movilizaba en dos autos y una camioneta, y operaba con guantes de látex. Se habían llevado también a un perro de dos años, raza Pug Carlino que, luego de la difusión en los medios de comunicación, la familia logró recuperar.

Sin embargo, el perro se encontraba a más de 30 kilómetros de distancia, en la localidad de Monte Grande. Lo habrían tirado en una obra, lugar en el que lo halló el albañil que, luego de enterarse del suceso, se contactó con Gabriel.

El dueño de la casa descreía de la información, debido a que desde el martes a la noche le llegaban mensajes preguntándole cuanto ofrecía recompensa, pero en cuanto el hombre le mandó una foto con la chapita identificadora, lo reconoció y supo que era cierto.

Antes de recuperar a su mascota, Gabriel dio declaraciones ante los medios de comunicación y se quejó de que no hubo aparición de la policía luego del robo. Comentó que rato después del hecho, les chifló a dos jóvenes de la local, quienes se acercaron, pero que la bonaerense tardó en hacerlo. ‘Vino el oficial de calle, tomó los datos y nada más’ expresó esta mañana. Recién a las 21.30 de ayer, había llegado la policía científica.

[huge_it_video_player id=”82″]

COMMENTS

Si queres recibir noticias en tiempo real, mandanos un OK