Cabezas, más presente que nunca

Cabezas, más presente que nunca

Los alumnos de la Técnica N°1 volvieron a ganar y avanzan a la Feria de Ciencias Provincial
El 24 de Marzo se proyectarán dos películas sobre la dictadura en la plaza San Martín
Pepsico despide a 500 trabajadores con un cartelito en la puerta de la fábrica

Casi 20 años sin él. El fotógrafo de la revista Noticias fue hallado sin vida el 25 de enero de 1997 en General Madariaga, su crimen es un golpe contra la libertad de expresión. De los 9 condenados por su asesinato ninguno cumple prisión efectiva. Por estos días Gustavo Prellezo ha recuperado su libertad. Pasan los años y su rostro en las pancartas reclama una justicia sin beneficios.

El caso José Luis Cabezas atravesó el seno de la sociedad Argentina y de la prensa, en particular, para siempre. Cerca de un nuevo aniversario hay que refrescar la memoria colectiva y así lograr que se revisen nuevamente las condenas. Para que cada uno de los asesinos cumpla en prisión la pena que le corresponde.

El 2 de febrero de 2000, en juicio oral y público, fueron condenados a prisión perpetua los cuatro integrantes de la banda “Los Horneros”: Horacio Braga, José Auge, Sergio González y Héctor Retana, así como a Gregorio Ríos, jefe de Seguridad de Alfredo Yabrán, y los policías Sergio Camaratta, Aníbal Luna y Gustavo Prellezo.

• Gustavo Prellezo, el policía que apretó el gatillo, fue condenado a prisión perpetua pero el 23 de septiembre de 2010 fue beneficiado con prisión domiciliaria por cuestiones de salud. El 9 de enero de 2017 recuperó su libertad.
• Miguel Retana, condenado, enfermo de SIDA, murió en el 2001.
• Sergio Camaratta, policía de Pinamar, condenado a prisión perpetua. Murió el 3 de abril de 2015 tras una larga enfermedad.
• Aníbal Luna, policía de Pinamar, condenado a prisión perpetua.
• Gregorio Ríos, jefe de custodia de Alfredo Yabrán, fue condenado como instigador del crimen y se le rechazó la excarcelación en diciembre de 2006; su condena a perpetua cambió a 27 años. Su último período lo pasa en prisión domiciliaria.
• José Luis Auge, condenado, fue liberado en 2004.
• Sergio Gustavo González, condenado a prisión perpetua, fue liberado hacia febrero de 2006 por reducción de pena a 20 años; tal reducción habrá de ser revocada por la Corte Suprema de Justicia de Argentina.
• Horacio Anselmo Braga fue condenado a 18 años de prisión y liberado el 25 de enero de 2007; varios factores influyeron: se benefició con el 2 por 1 (Se computa doble cada año de proceso sin condena), obtuvo resultados favorables en los informes psiquiátricos, presentó buena conducta y pagó una fianza de 20.000 pesos para salir de la Penitenciaría número 9.
• Alberto Gómez, “la Liebre”, comisario de Pinamar, condenado por haber liberado la zona para que el crimen ocurriera.

La libertad de expresión es un bastión de la democracia. La vuelta a la cárcel de cada uno de los asesinos es un deber de quienes tienen el poder para hacerlo, la justicia está en deuda. El deber como sociedad es no olvidar a José Luis Cabezas, para que jamás vuelva a ocurrir un crimen contra los derechos de la prensa Argentina. Cabezas presente, ahora y siempre.

Por Mauro Paré.

[related_post themes="flat"]

COMMENTS

DISQUS: 0