¿Consumes productos ultra procesados, sabes los riesgos?

¿Consumes productos ultra procesados, sabes los riesgos?

Ante el frío toma estos consejos para la salud de tu familia
Tabaquismo: Claves para dejar de fumar
Día Mundial contra la Meningitis: la vacunación y la información son claves

Hace unos días se dio a conocer que Argentina ocupa el tercer lugar de venta de productos ultra procesados, después de México y Chile, que son alimentos con alto contenido de azúcar, grasa y sal, cuyo consumo en exceso representa un riesgo de sufrir sobrepeso, obesidad y enfermedades no transmisibles (ENT), como los problemas cardiovasculares y la diabetes.

Fáciles de llevar, preparación instantánea y ser accesibles son algunas de las características que pueden tener los productos ultra procesados en común, por lo cual terminan siendo elegidos por muchas personas para evitar cocinar o preparar alimentos más elaborados. Sin embargo, son densos en calorías y tienen un alto contenido de grasas, azúcar o sales; se diferencian de los alimentos procesados por contener muy pocos o ningún producto natural.

Algunos ejemplos de productos ultra procesados, que en su mayoría ha pasado por un proceso de transformación y se les añade conservantes, aditivos cosméticos, minerales sintéticos, endulzantes o colorantes, son las bebidas gaseosas, los snacks de bolsa o los trozos de pollo empanados tipo “nuggets”, cereales endulzados, gaseosas, barras energizantes y un gran etcétera.

Según un artículo publicado a finales del año pasado en el portal paho.org, en Argentina el exceso de peso afecta al 57,9 por ciento de la población, de acuerdo con la Encuesta Nacional de Factores de Riesgo de 2013, y agrega que de 2005 a 2013, la prevalencia de obesidad aumentó un 42,5%, al pasar de un 14,6 a un 20,8 por ciento en el país.

Por estas razones la Organización Panamericana de la Salud/Organización Mundial de la Salud (OPS/OMS) llamó a avanzar en la regulación de los alimentos procesados y ultra procesados con el fin de disminuir los crecientes niveles de obesidad, a lo largo de América Latina y el Caribe, con un impacto mayor en las mujeres y una tendencia al alza en niños y niñas, señalaron.

Según su informe conjunto, el Panorama de la Seguridad Alimentaria y Nutricional en América Latina y el Caribe, cerca del 58 % de los habitantes de la región vive con sobrepeso (360 millones de personas). Salvo en Haití (38,5%), Paraguay (48,5%) y Nicaragua (49,4%) el sobrepeso afecta a más de la mitad de la población de todos los países de la región, siendo Chile (63%), México (64 %) y Bahamas (69%) los que presentan las tasas más elevadas.

La recomendación es no abusar del consumo de este tipo de productos y no verlos como sustitutos de alimentos con mayor calidad nutricional, pues aunque en pequeñas porciones no representan un riesgo elevado su ingesta excesiva puede acarrear graves problemas de salud.

“Para ayudar a que la población adopte las recomendaciones de las guías alimentarias y tenga comportamientos alimentarios más saludables se deben avanzar en acciones regulatorias que permitan corregir varios aspectos: la publicidad engañosa de productos no saludables, los rótulos que no dejan a las personas seleccionar adecuadamente los productos, la falta de políticas fiscales para incentivar o desalentar distintos patrones de consumo y los entornos escolares que no facilitan elecciones saludables”, detalló el consultor en Enfermedades no Transmisibles de la OPS/OMS en Argentina, Sebastián Laspiur.

[related_post themes="flat"]

COMMENTS

DISQUS: 0
Si queres recibir noticias en tiempo real, mandanos un OK