Dos tragedias en una semana: Se incendió una vivienda en el mismo pasillo donde murió Romelia Dos Santos

Dos tragedias en una semana: Se incendió una vivienda en el mismo pasillo donde murió Romelia Dos Santos

Paro de transporte el feriado el 1° de Mayo
Campaña solidaria para arreglar el techo del Centro Comunitario Minka.
Expertos recomiendan lactancia materna exclusiva y sólo 58% la recibe

Hace instantes, una nueva tragedia sacude al barrio Buen Ayre, en Villa Udaondo. En el mismo pasillo en donde hace una semana murió Romelia Dos Santos se produjo un incendio en una de las viviendas y las familias tuvieron que ser asistidas por los bomberos, la policía y las ambulancias.

El siniestro es producto de que hace una semana que no tienen luz y los familias utilizan velas, una de estas velas produjo el incendio y destruyó una de las viviendas. Edenor desde el sábado que retiró los medidores y cortó el suministro a todas las casas, nunca mas apareció en el barrio.

Ocho familias y mas de 20 chicos viven en el “pasillo de los Paraguayos” en el Asentamiento Buen Ayre. ” Esto es un desastre, desde que murió Romelia que no tenemos paz. Hace una semana que Edenor no viene y no tenemos luz. Como quieren que vivamos, en la oscuridad? No tenemos agua, no tenemos gas y ahora tampoco tenemos luz” . Edenor viene a retirarte los medidores y después no viene más” decía angustiada una vecina.

En el incendio no hay victimas fatales pero si muchos vecinos intoxicados por el humo. Por suerte la mayoría de los chicos estaban en el colegio, porque sino la tragedia hubiera sido aun mayor.

La tragedia de Romelia hizo mella en el barrio que está muy convulsionado. Todos le reclaman a Edenor a que intervenga pero nadie se hace cargo.

Un mar de cables surca el cielo del barrio entre las casas, cada vez son mas. Ya no hay muchas opciones mas que engancharse. Pagar la tarifa de energía se hace imposible y que vivan sin luz, es mucho pedir para quienes ya no tienen nada.

 

 

COMMENTS

DISQUS: 0
Si queres recibir noticias en tiempo real, mandanos un OK