Edenor: para los pobres del Conurbano, medidores prepagos

Edenor: para los pobres del Conurbano, medidores prepagos

Pirotecnia lumínica no sonora: Ituzaingó se suma al proyecto de ley
Si vivís en Ituzaingó, Averiguá si sos aportante

Se terminó la época de los “servicios públicos esenciales” para la población, especialmente en los sectores más vulnerables del conurbano: Edenor, la empresa concesionaria del servicio eléctrico, está impulsando junto a los municipios del Gran Buenos aires la instalación de medidores prepagos en las villas, asentamientos y barrios humildes y de esta forma garantizarse el pago de la electricidad.

Morosidad y corte de suministro en las barriadas del Conurbano

La Morosidad y los cortes por falta de pago, son una moneda corriente hoy en el área metropolitana. En los barrios se repiten día a día las incursiones de las empresas para cortar el suministro y retirar los medidores por falta de pago. El aumento de la tarifa del servicio, impactó de lleno en la economía familiar y la situación económica ya no permite siquiera conservar los servicios públicos esenciales.

La morosidad, de acuerdo a informes estadísticos ya llega al 30% de los usuarios y los aumentos planificados por el gobierno para este año, prometen aumentar aún más esa morosidad.

Hace décadas que el derecho internacional, la OIT y la Internacional de Servicios públicos han definido que “Los servicios públicos (Agua, electricidad y gas) son un elemento esencial de las sociedades democráticas basadas en los derechos humanos, el Estado de derecho y la solidaridad social. Los servicios públicos proporcionan una redistribución igualitaria de la pobreza y al hacerlo deberían garantizar que las personas sean tratadas con el mismo respeto, se les proporcione la misma protección y vivan sin ser objeto de discriminación, independientemente de su edad, sexo, religión, identidad nacional, raza u origen étnico, discapacidad y orientación sexual.”

Medidores prepagos en Pilar

Hace una semana, el municipio de Pilar (conducido por Cambiemos) y Edenor, firmaron un convenio para “monitorear y gestionar mejoras en uno de los servicios más críticos del distrito de Pilar: la electricidad.”

Los destinatarios: Los sectores más pobres y vulnerables del Municipio, radicados en villas y asentamientos. El objetivo: Ponerle fin a los usuarios “colgados”, es decir aquellos que no cuentan con recursos para poder pagar la factura y ante la falta de suministro, se “enganchan” de la red eléctrica.

Se trata de un sistema por medio del cual los usuarios adquieren una tarjeta para cargar determinado crédito “igual que con las recargas de los teléfonos celulares”, explicó el intendente, al tiempo que precisó que esos medidores se dispondrían “en las zonas más carenciadas del distrito”.

“Es una alternativa para que “el cliente” pueda tener control de su consumo y va dirigida a la población que no cuenta con medidor o tiene conexiones precarias” afirman en el Empresa. En Pilar se necesitarían entre 800 y mil medidores prepagos.

Como si se tratara de un problema de “legalidad“, el sistema avanza a paso firme. La discriminación entre “abonados normales” y “clientes pobres“, aparece como un anticipo de lo que se viene en materia de servicios públicos en nuestro País para los próximos años.

 

 

COMMENTS

DISQUS: 0
ok
Noticias gratis en tiempo real. Para recibirlas agendanos como DIARIO LA CIUDAD
Powered by