EL ACAMPE DE BELGRANO EN ITUZAINGÓ

EL ACAMPE DE BELGRANO EN ITUZAINGÓ

Historia del Tranvía que circulaba por Ituzaingó
La primera playa nudista del país estaba en Ituzaingó
Un día como hoy fusilaban a Severino Di Giovanni, el anarquista más famoso que vivió en Ituzaingó

“Diario de marcha del coronel Belgrano a rosario”

Es reciente el hallazgo de este valioso documento no dado ha conocer hasta el año 1970. Los hechos se producen de la siguiente manera.

El prestigioso animador y conductor radial y televisivo, Antonio Carrizo (su nombre real es Carrozi Abascal), es un bibliófilo muy importante y por dicha afición descubre en una subasta pública, ocho carillas escritas en una fina y menuda letra atribuidas a Belgrano. Adquiere la rara pieza sin reparar en el precio y en un acto de grandeza y desprendimiento la facilita a la Academia Nacional de la Historia. El “Diario de Marcha” es analizado y transcripto por la entidad y publicado en el año 1971 por la misma academia con comentarios y anotaciones del Académico de Número Ernesto J. Fitte. De dicho documento transcribiremos textualmente el relato de Belgrano. Pero antes es conveniente mencionar algunos antecedentes históricos que llevan a encomendar al prócer la misión motivo de este relato.

El regimiento de patricios
En la noche del 6 de diciembre de 1811 se sublevaba el Regimiento 1 de Patricios. Es conocido como Motín de las Trenzas y promovido entre algunos suboficiales, va a provocar profundos cambios en el regimiento así como castigos ejemplares. Por entonces Manuel Belgrano, al regreso de la Campaña del Paraguay, es sometido a juicio y destituido del mando. Pero la caída de la Junta Grande y la asunción del Primer Triunvirato modifican la situación. Así el 13 de noviembre de 1811 le es conferido a Belgrano el empleo de Coronel de Regimiento de Patricios. Reiterados informes indicaban que los realistas tenían proyectado incursionar en el Paraná para asestar un golpe contra alguna población del litoral.

La fuerza de Belgrano estaría integrada por aproximadamente 500 hombres de infantería que recorrerían a pie el trayecto entre Buenos Aires y Rosario.

Así el 24 de enero de 1812, el cuerpo se ponía en marcha partiendo de su cuartel que como dijimos ocupaba el predio del ex Colegio de San Carlos contiguo a la iglesia de San Ignacio.

Siguiendo el camino de postas elegido por Belgrano observamos se hizo un primer descanso en Corrales de Miserere que corresponde al actual Once.El segundo día de marcha-recordemos se realizaba a pie- las tropas llegaron al actual Flores… En el mismo día 25 se da cuenta del inicio de la marcha hacia el pago de Morón, siguiendo el Camino Real. Hacemos notar que las marchas se iniciaban entre las 5 y 6 de la tarde pues debido a la canícula estival en esa época del año sería imprudente realizarlo a otras horas.
A continuación transcribiremos textualmente 2 días de marcha en relato original del mismo Belgrano.

Día 25, sábado
“No siendo posible continuar la marcha por deberse tomar varias disposiciones para el mejor arreglo de ella, mandé que la tropa trabajase por el espacio de una hora, y concluido, repartí los Quadernitos de las obligaciones del Soldado, etc., para que se lean en las Campañias en los ratos que los permita el servicio, y se dispuso que se trajera el ganado para que comiera la tropa.

Este punto presenta buenas proporciones para campar, sin embargo de que el agua es de los pozos que tienen los vecinos bastante regular, y de que la leña solo puede obtenerse de los acopios que ellos mismos hacen, también podría servir para situar una gran guardia que con observación por todos los caminos que se hallan a pocas distancias, y los que vienen a incidir en él, averiguase el Jefe la clase de personas que entran y salen en la Capital, de cuya noticia se carece con bastante detrimento de la buena policía.

El pueblo empieza a formarse, la Iglesia, aún no está concluida, su largo 20 varas, ancho 8 ½: a las cercanías de ella hay de 16 a 20 familias, son contados los edificios que hay de material: a las inmediaciones hay Quintas pertenecientes a vecinos de la Capital, con plantíos de durazno, y algunas huertas: según se me ha instruido el Curato tiene legua y ¾ de jurisdicción y los feligreses que la ocupan son 1700: bautismos 180 al año y casamientos 20: es de admirar que la población no esté ni en razón de 10 a 1 con los bautismos.
El Alcalde Don Juan Cruz se me presentó avisándome que tenía orden del Excelentisimo Gobierno para auxiliarme en lo que fuese necesario, y se me ofreció, igual oferta me ha hecho el señor Cura Don Miguel García.

A las cuatro de la tarde di la orden de marcha, y en esa hora recibí tres Oficios del Señor Gefe del Estado Mayor, dos de ellos son referentes a las penas impuestas por S. E. a los desertores, y acerca de la mejor disciplina.
Formadas las tropas mandé que hicieran el círculo, y en él les hablé como aparece del papel número 1 y enseguida la orden acerca de desertores número 2 de que hay referencia, concluido el acto manifestó la gente su contento con una aclamación general de Viva la Patria.
Minutos antes de las seis, se marchó, el camino es excelente, y tiene los recursos de agua en los pozos de las casas: hicimos alto por tres veces en que emplearíamos ¾ de hora, y llegamos al punto señalado para campar llamado de la Cañada de Morón, las inmediaciones de la panadería de Don Francisco Rodríguez, a las 11 de la noche.

Se desplego en batalla, se señaló la guardia, y levantadas las tiendas, la gente cenó y sin más novedad se tocó la retreta.
Santo San Pedro Ensenada Empeño.

El tercer día del diario de marcha corresponde al domingo 26 de enero.

En el relato hallamos citas que nos llaman a valorar sobremanera este diario de marcha. Una de ellas apunta al sitio donde acamparon en Morón describiendo que se hallaban 8 cuadras al norte de la Capilla de Nuestra Señora del Buen Viaje. Esta se encontraba en la misma ubicación de la actual Catedral.

Cita posteriormente que a las 4 de la tarde se pusieron en marcha hacia el Puente de Márquez. Tres horas después llegaron al citado lugar. Deducimos que deben haber utilizado el camino de Gaona por aquel entonces conocido como Camino al Puente Márquez o Camino a Córdoba entre otros nombres”.

Día 26, domingo
“A las 5 de la mañana se tocó a Misa, y formada la tropa en Calle la oyó, luego se mandó retirar a sus Tiendas a descansar, se les previó de carne, y se dio orden al Capatás de las Carretas para que a las 3 de la tarde trajese los Bueyes, a fin de anticipar su salida con el objeto de que al llegar la tropa se hallase con sus tiendas levantadas.

El punto éste tiene agua suficiente para beber, hay una cañada que en tiempo de aguas se hace intransitable para pasar a pie, pero se ve un puentecito que sin duda se ha construido por esa necesidad, y es un alivio, en tal caso, para la tropa que marche a pie.
Como a 8 cuadras de distancia al sur se halla el Pueblo de Morón en donde está la Iglesia del Curato, el que según noticias tiene de jurisdicción de Norte a Sur 13 leguas y de Este a Oeste por la parte menor de 4 a 5 y por la mayor de 6 a 7 , contaba en 1810, 3.451 feligreses en 520 poblaciones, sus bautismos, un año con otro, 60 las ocupaciones de los habitantes son la labranza, y el pastoreo.
Se batieron las tiendas a las tres de la tarde, y nos pusimos en marcha a las 4 ¼ de la tarde para pasar el Puente de Marques, llegamos a las 7 ½, habiendo hecho alto dos veces para dar alivio a la gente, el tiempo amenazaba, pero felizmente no ocurrió novedad y mejorada la noche, hubo retreta con la Música, se cantó el himno patriótico, y todos se retiraron después de un viva general por la Patria.

De la parte del Este del Río de las Conchas hacia donde está el Puente hay puntos muy ventajosos para defender aquel, y en lo general son mas altas las tierras de dicho lado, y presentan proporciones para defender los pasos, los que aunque dan Vado cuando los tiempos son secos, tienen sin embargo los obstáculos tanto en la bajada como en las subidas por la altura de las barrancas, y es indispensable culatear los carros, sino se quiere pasar por el Puente, a esto atribuyo que el camino se haya alargado mas, distrayéndolo del Hospicio de los Mercedarios, por donde a la simple vista aparece más corto”.

Santo Domingo y Soriano Celo.

Investigación del Dr. Alberto Luis Guercio.

COMMENTS