EL Club de día de PAMI en Udaondo sigue cerrado y ahora echaron al director

EL Club de día de PAMI en Udaondo sigue cerrado y ahora echaron al director

El 7 de enero de éste año, llegaba la noticia a nuestra redacción, del cierre de uno de los programas mas inclusivos que tiene el PAMI en nuestro muni

Baradero: Una ciudad que se moviliza para defender el trabajo
Estudiantes Secundarios marcharon en Ituzaingó en defensa de la escuela pública
Murió la vocal del Tribunal de Cuentas que auditaba los gastos de la gestión Sciolista

El 7 de enero de éste año, llegaba la noticia a nuestra redacción, del cierre de uno de los programas mas inclusivos que tiene el PAMI en nuestro municipio y que reúne a mas de 30 abuelos en situación de abandono, soledad o fragilidad para darles contención.  Esa tarde, el “Club de día” había dejado de prestar servicios y los vecinos, familiares y profesionales que trabajan en el Club, se despedían  de los abuelos en un clima de tristeza sin saber que había pasado realmente.

En un principio, la comunidad de Udaondo responsabilizó a la obra social de los jubilados por el cierre y la noticia se llego a oídos del PAMI quienes le aseguraron a este medio que el cierre había sido ordenado por el Municipio de Ituzaingó.

Las razones que da el Municipio para haber cerrado el Club

La Ciudad se comunicó con los responsables del PAMI y se comenzó a desentrañar la madeja de confusiones que habrían desencadenado en el cierre del Club. En una primera aproximación, pudo confirmarse que no fue el Pami el que decidido cerrar el programa, sino el Municipio. EL Club de Día está a bajo la responsabilidad de la Secretaria de Cultura a cargo de Jorge Piccoli, quien es el responsable administrativo de las rendiciones que el prestador (Municipio) tiene con la Obra Social. Desde esta Secretaría informaron que previo a la renovación de las autoridades local del PAMI, el Municipio recibió una notificación de la antigua dirección de la UGL XXIX (Pami Morón) que informaba del cierre del programa y de la suspensión de las prestaciones.

El Municipio adujo en las reuniones que tuvo con los abuelos y sus familiares que Pami debía seis meses de prestación. Ese atraso, derivó en la falta de pago a los proveedores y en el posterior cierre del Club. La Ciudad consultó a la Obra Social y desde la coordinación de prestaciones desmienten categóricamente la falta de pago de las cápitas.  Pami asegura que los depósitos se hicieron normalmente y que el Municipio tiene disponible el dinero correspondiente al programa, hasta el mes de noviembre inclusive.

EL Convenio con el Municipio

EL programa se instrumentó a partir de un convenio firmado por la Unidad de Gestión Local (PAMI Morón) y el Municipio de Ituzaingó.   A contrario de lo que sucede en la mayoría de los casos en donde la prestadora es privada, en este caso,  fue el Municipio el que se encargaba de administrar los fondos que se destinan al Club, y rendirle al PAMI, los gastos que insume el programa.  Los montos variaron en el transcurso de estos dos años. En sus comienzos, en junio del año 2003, Pami pagaba $ 2100 por cada abuelo inscripto en el Club. Con un total de 30 abuelos, el programa recibía $63.000 pesos por mes, que disponía para los talleres, el desayuno, el almuerzo y equipamiento. En el año 2014, la cápita aumento a $ 3573 por abuelo y en el año 2015, se actualizó  a $ 4140 pesos. A principios de éste año, el Municipio recibía para hacerse cargo del funcionamiento del Club $124.200 pesos por mes.

Los treinta abuelos y abuelas ingresaban al club a las 8.30 hs, desayunaban y participaban de siete talleres semanales. Al termino de los talleres, se servia el almuerzo para luego retirase a sus domicilios. EL equipo contaba con un gabinete de consulta, con una Psicóloga, una nutricionista y una trabajadora social, a las que se sumaban una cocinera, ayudante de cocinera, un personal de servicio, asistente administrativa, siete profesores y la dirección técnica del equipo de trabajo.

EL Municipio echó al director y los abuelos le reclaman al intendente que lo reponga

En el día de ayer, frente a abuelos, abuelas, familiares y autoridades, el Secretario de Cultura del Municipio informó que aun cuando el Club todavía no abre sus puertas, el Municipio había decidido echar al Director técnico del Club de Día, Profesor Néstor Posadas, agravando aun más el conflicto.

En esta reunión, los abuelos le plantearon al funcionario que la tarea de Posadas había sido ejemplar y que el éxito del programa en gran medida se debía a su empuje y dedicación. Para reclamar la restitución del responsable operativo del programa, los abuelos le entregaran al Intendente y al nuevo director del PAMI una carta firmada por todos.

Ampliaremos

 

 

 

COMMENTS

Si queres recibir noticias en tiempo real, mandanos un OK