El Municipio lanzó una moratoria para las deudas por tasas municipales

El Municipio lanzó una moratoria para las deudas por tasas municipales

Conocé a los Ituzainguenses detenidos y desaparecidos por la dictadura cívico militar del 76
Básquet: emocionante triunfo del GEI
Se desplomó el consumo en octubre: – 8,2%

Hace unas semanas atrás nos acercamos a la Municipalidad de Ituzaingó para hablar con los funcionarios encargados del cobro de las tasas para comentarles las numerosas quejas de vecinos sobre la acumulación de deuda de Servicios generales y la forma de pago de las mismas. Afortunadamente, hace unos días comenzó a regir la nueva modalidad de pago, dónde podemos ver notables diferencias:
Antes de la nueva moratoria. El vecino contaba con un plan simple de 24 cuotas y un anticipo que se debía pagar en el momento de ir a tramitar la moratoria, de lo contrario, no se podía retirar la boleta y se

Tenía que regresar en otro momento con el efectivo. Ahora el anticipo ya no existe, y las personas cuentan con un plan de 114 cuotas que llegan con la boleta de impuestos municipales.

El ítem de los intereses también se modificó con una tasa menor, realizándose descuentos en el monto final. Una cualidad llamativa de la nueva modalidad, es la supresión o eliminación total de los cargos administrativos que si bien antes no se sabía porque se cobraba, parece que ahora no son muy necesarios.

Las quejas de los vecinos con respecto al antiguo método se centraban a los numerosos intereses, y en que si bien las deudas crecían, los servicios se brindaban con dificultad.

Un vecino de Parque Leloir, Federico Von Der Becke Kluchtzner, nos comentó que el posee una deuda mayor a 20.000 pesos, que se sigue acumulando, pero que su cuadra no está alumbrada. Este servicio que es vital para la comunidad, no solo se cobra en nuestros impuestos sino que también aparece en las boletas mensuales de Edenor, donde figura dos veces como “alumbrado municipal” y “contribución municipal”.

Otro problema es el de Barrido Municipal; según nos cuenta el vecino. El barrendero llega hasta la cuadra anterior a su barrio, ya que “esas calles no están en el mapa del servicio”, le responden.

Por Marina Smulski

COMMENTS