Un escándalo deja al Ministro de Trabajo Jorge Triaca,  al borde de la renuncia

Un escándalo deja al Ministro de Trabajo Jorge Triaca, al borde de la renuncia

Elecciones en Ituzaingó: aparecen actas mal sumadas y Cambiemos sumaría otro concejal
Entrevista a Temporada de LOBOS
Una farsa que duró dos años: Milagro Sala vuelve a su casa y recupera sus derechos civiles

La noticia estalló el viernes. Ese día Sandra Viviana Heredia, quien se desempeñó desde 2012 y hasta el 8 de enero de 2018 como casera y asistente personal del actual Ministro de Trabajo de la Nación Jorge Triaca, denunció que la despidieron sin causa, sin mes de preaviso y que, además, le pagaban parte del salario con un contrato que el funcionario había gestionado en el SOMU. (Sindicato marítimo)

Heredia le contó a la Agencia OPI Santa Cruz, que trabajó en la quinta que su familia poseen los Triaca en Bouglone, propiedad que heredaran de su padre, y que el ministro comparte con sus hermanos Carlos Leonardo Triaca y Mariana Haydee Triaca Directora del Banco Nación desde el año 2017.

La Quinta, Es una “extensión” del Ministerio de Trabajo, en la casa del funcionario nacional”, explicó la damnificada. “Yo entré a trabajar allí en el año 2012, cuando Jorge Triaca era diputado. Ellos son seis hermanos que se criaron en ese lugar y al fallecimiento de su padre, decidieron dejarla como casa de fin de semana, pero Jorge (Triaca) lo transformó en algo más que eso. Allí concurren políticos, empresarios, sindicalistas y en general mucha gente, algunos de los cuales, antes, pasan por su oficina de Casa Rosada y otros pasan por allí, primero…”, señaló Heredia.

Heredia fue echada por Triaca sin mediar causa justificada, sin comunicarle la misma, sin haberle realizado el preaviso que marca la ley y sin pagarle la indemnización correspondiente. No obstante, entre el 2012 y el 1º de octubre de 2015, Jorge Triaca le pagó en negro y 21 días antes de las elecciones de ese año, la formalizó, blanqueando solo una parte de su actividad en la quinta. “Me comenzó a pagar un sueldo “en blanco” como si fuera casera, pero en realidad yo siempre fui, no una casera sino una asistente full time”, relató la mujer.

El 8 de enero, Triacca le manda un mensaje de  whatsapp a Heredia insultándola y materializadno el despido.

Esta situación llevó a la ex empleada de Triaca a remitirle tanto a él como a sus hermanos, sendas cartas documentos, reclamándole a todos, que no mediando una causa ni justificación, a partir del 8 de enero de 2018 se le negó la posibilidad de seguir cumpliendo las tareas habituales de casera y asistente full time de eventos y coordinación en la quinta, razón por lo cual le solicitó formalmente que “provea tareas, acredite aportes previsionales, entregue recibos de haberes conformados legalmente, cuestión que de no cumplir y amparados en la Leyes 20.744, 24.013, 25.323, 25.345 me obligará a realizar las presentaciones correspondientes como asimismo “denunciar ante la AFIP de sentirse injuriada y despedida por decisión unilateral”, expresa en parte el documento.

Ese mismo día Heredia se hizo presente en la quinta para pedir explicaciones y retirar sus pertenencias, pero ni siquiera la dejaron entrar al predio; “Vos no entrás más acá, no te vas a llevar nada”, fueron las palabras que le expresó el de seguridad en la puerta.

Horas después, la ex empleada del ministro por comunicación de Whatsaap le hace saber al Dr .Jorge Borsalino que realizaría una denuncia penal por “retención indebida”. En esa instancia, el abogado la llamó a “arreglar el mal entendido”.

“Cuando llegué la segunda vez – relató Heredia,  había dos custodios de Jorge (Triacca) y me pareció raro. Al entrar, (Jorge) Borsalino, me presentó un papel y me dijo “Acá tenés que firmar la baja de la AFIP”, donde decía que él me despedía, desvinculándome laboralmente desde el 8 de enero. Si yo firmaba eso, me podía llevar las cosas. Yo hablé con mi abogado por teléfono en el mismo momento y me dijo que no firmara la baja de la AFIP ni otro documento de ese tipo” afirmó la mujer.

Borsalino me propuso pagarme $ 66.000,00, pero debía renunciar; es decir, lo que realmente pretendía, era impedir que tuvieran que formalizar mi despido, el cual a todas luces es arbitrario e ilegal”, reconoció la ex empleada del Ministro.

Pero la oferta contenía aún más. Heredia fue colocada como delegada interventora del Ministerio de Trabajo, en el Sindicato Obreros Marítimos Unidos (SOMU) Seccional San Fernando, el cual fuera intervenido por el gobierno nacional, luego de la caída de Omar “Caballo” Suarez.

Bajo la órbita de Jorge Triaca, el SOMU pasó a ser una virtual “agencia de empleos”, y por tal motivo el propio Ministro nombró a su cuñado Jorge Borsalino como Tesorero del sindicato y como contratada (entre otros) a Sandra Heredia.

El empleo de Heredia tenía como finalidad, compensar lo que no le pagaba Triaca por su servicio de asistente en la quinta. La consigna con la cual llegó Heredia allí de parte del Ministro fue clara: que en las elecciones del sindicato “debía ganar la lista 20 Celeste”, liderada por Rubén Manno de Mar del Plata junto con Alejandro “Serrucho” Gómez, ambos apadrinados por Triaca.

Como esta lista perdió en manos de la de Hugo Moyano y el 12 de febrero de este año la nueva conducción se hace cargo del SOMU, los contratados que allí estén puesto por el Ministro, cesarán en su tarea.

Precisamente, Borsalino, para hacer más atractiva la propuesta de indemnizar a Heredia, además de los 66 mil pesos y el “olvido” de los 90 mil, le propuso darle continuidad laboral, ubicándola en otro sindicato intervenido por el gobierno nacional “yo te ofrezco la continuidad laboral para que sigas trabajando. No te vas a quedar en bolas.

Te vamos a mandar a otro de los gremios intervenidos que tenemos, por ejemplo en la sucursal de Acassuso de la UOCRA” le afirmó el abogado “pero todo de palabra”, confiesa Sandra que no le creyó nada; pues su “promesa” se fundaba en la necesidad de que firmaba su propia renuncia para, de esa manera, liberarse de cualquier conflicto laboral/judicial.

 

COMMENTS

DISQUS: 0