Esta semana volvió a aumentar la leche y  el gobierno ya no controla ni los precios básicos

Esta semana volvió a aumentar la leche y el gobierno ya no controla ni los precios básicos

Actualmente se estima que se ingieren 176 litros por habitante por año, lo que significa 41 litros menos que en 2015.

Los productores de Pasión de Sábado serían los nuevos concesionarios del Cine Gran Ituzaingó
Nahuel Segovia: “La gran mayoría de los vecinos quieren un cambio”
Masiva marcha de petroleros en Comodoro en defensa del empleo

La leche y sus derivados lácteos volvieron a aumentar esta semana un 10% lo que perjudicará nuevamente en la caída de su consumo. El aumento ya es mayor a la inflación y el gobierno decididamente ya no controla ni los precios de los alimentos básicos de la canasta familiar. Actualmente se estima que se ingieren 176 litros por habitante por año, lo que significa 41 litros menos que en 2015.

Según un relevamiento llevado a cabo por Defensa de Usuarios y Consumidores (DEUCO) y publicado por Popular, el precio de la leche en sachet entera y descremada La Serenísima pasó de 44,20, en agosto de este año, a 48,70 pesos, es decir, un 10 por ciento más caro.

En tanto, la leche ultra entera con hierro pasó de $45,60 a $50; la leche entera reducida en lactosa, de $46,60 a $51,30; y la leche UAT, entera o descremada (por litro), de $53 a $58,20; todas con el mismo porcentaje de aumento.

A su vez, los precios en los productos derivados de la leche crecieron hasta un 42,9 por ciento entre mayo y octubre de este año. La manteca, por 100 gramos, pasó de 49 a 67,50 por ciento (37,8 por ciento), mientras que la de 200 gramos pasó de 83,70 a 116,40 pesos (39 por ciento).

También aumentaron el dulce de leche de 400 gramos, que pasó de 71 a 95,40 pesos (34 por ciento); la crema en leche de 200 centímetros cúbicos, de 58 a 77,50 (33,5 por ciento); el queso rallado en hebras, de 98,70 a 134,70 pesos (36,5 por ciento); la ricota entera de 500 gramos, de 85 a 118,30 pesos (39 por ciento); la leche en polvo deslactosada, de 211 a 299,80 pesos (42 por ciento); la manteca light untable de 200 gramos, de 119,40 a 166 pesos (39 por ciento); la leche en polvo en bolsa de 200 gramos, de 69,60 a 99,50 pesos (42,9 por ciento); y el queso rallado, de 37,80 a 51,30 (35,7 por ciento).

Los quesos, por su parte, subieron este fin de semana hasta un 15 por ciento. En la lista que difundió Deuco, los quesos más caros registrados son el provolone y el reggianito, cuyo precio por kilo trepó desde el 15 de agosto pasó de 824 a 948 pesos, siendo un 15 por ciento el incremento en ambos casos. Además, el queso sardo pasó de 782 a 900 pesos (15 por ciento) y el queso cremón de 373 a 410 pesos (10 por ciento).

Precisamente, la entidad DEUCO comunicó que la venta de productos lácteos cayó un 11,9% en el comparativo del periodo enero-julio de 2018 y enero-julio de este año.

Por ejemplo, la venta de postres lácteos y flanes cayó un 34,4%; en tanto que la siguen la leche en polvo descremada, con un 27%; la leche no refigerada, con un 22,8%; y la manteca, con un 16,7%; entre otros.

Con este nuevo aumento, los precios en los productos derivados de la leche crecieron hasta un 42,9% entre mayo y octubre de este año. Por su parte, el queso es uno de los productos más golpeados, ya que su precio subió entre un 10 y 15 por ciento de acuerdo al tipo, y se arrimó, en algunos casos, a la barrera de los mil pesos.

COMMENTS

DISQUS: 0
Si queres recibir noticias en tiempo real, mandanos un OK