Cómo evitar las alergias de verano

Cómo evitar las alergias de verano

El verano es la época en la que aprovechamos para tomarnos ese tiempo de descanso y hacer ese viaje que durante el resto del año no es más difícil, si

Un sismo de 3,8 grados de magnitud se produjo en la zona sur del Gran Buenos Aires
El Gobierno propone que más genocidas obtengan prisión domiciliaria
Conflicto social: Hoy habrá 1000 Ollas Populares contra al ajuste del Gobierno
Una más y van: ya no será obligatorio levantar las barreras de los peajes cuando hay embotellamiento

El verano es la época en la que aprovechamos para tomarnos ese tiempo de descanso y hacer ese viaje que durante el resto del año no es más difícil, sin embargo, las condiciones climáticas, actividades al aire libre y características de la época requiere tomar precauciones debido a que existen una serie de factores que pueden llevar a alergias que nos molesten las vacaciones.

Lo primero es recordar que quienes sufren alguna patología alérgica deben viajar siempre con la medicación recomendada por sus alergólogos ya sean preventiva, de urgencia o la llamada “medicación de rescate” (antihistamínicos o broncodilatadores), según explica la Sociedad Española de Alergología e Inmunología Clínica (Seaic).

Para empezar recordemos que algunas alergias en la piel se encuentran propiciadas por la radiación solar, además de reacciones que pueden ser provocadas por los filtros solares o los árboles a los que nos acercamos buscando sombra.

Además conviene tener presente que hay medicamentos antiinflamatorios y antibióticos que producen efecto fotosensibilizante, tanto por su ingesta como por su aplicación en la piel.

En cuanto al uso de las piletas, estas pueden empeorar los síntomas de dermatitis atópica, sobre todo en los niños, por los baños prolongados y la presencia de cloro en el agua. Por eso, es más recomendable el disfrute en agua salada en lugar de clorada y bañarse en el mar.

Si no es posible, igual se puede disfrutar de un baño en pileta, pero es importante recordar que tras un baño en agua clorada se debe aclarar bien la piel con agua dulce y seguir con el uso de cremas hidratantes.

Por otro lado, las reacciones alérgicas alimentarias se acentúan en verano y las comidas fuera de casa tienen gran parte de la responsabilidad, 7 de cada 10 reacciones, según la Seaic, se producen fuera del domicilio. Por eso es importante vigilar cuidadosamente todos los productos que se ingieren y preguntar a los cocineros en caso de duda. Se recomienda consultar al alergólogo en caso padecer síntomas para determinar qué alimentos tomar o evitar en cada caso.

Si vamos a una residencia de verano a pasar las fechas, tengamos presente que en las regiones costeras templadas y húmedas es donde habitan los ácaros, responsables de la alergia al polvo, por lo cual es recomendable hacer una limpieza, mejor aún si es antes de la llegada de las personas proclives a alergias.

Durante el verano aumenta el riesgo de picaduras insectos himenópteros, por lo cual se recomienda extremar la precaución al aire libre. En el caso de sufrir una reacción local se recomienda lavar la zona de picadura con agua y jabón y enfriarla y, si el médico de cabecera lo recomienda, uso de de antihistamínicos orales y cremas de corticoides tópicos. En caso de la utilización de cremas hay que tener cuidado con la fotosensibilidad que pueden inducir.

En estas fechas hay muchos niños que en ocasiones se quedan al cuidado de familiares, en estos casos se recomienda que los encargados en cuestión estén bien informados de las alergias de los niños ya sean alimentarias o de cualquier otro tipo. Estas personas deben estar familiarizadas con los medicamentos necesarios en caso de reacción.

Fuente: cuidateplus.com

Leer mas  En Argentina se consume tres veces más carne de lo recomendado

COMMENTS

WORDPRESS: 0
DISQUS: 0
Si queres recibir noticias en tiempo real, mandanos un OK