Federico Solimei: “Lo único que da fuerzas, es el sentimiento por el Club”

Federico Solimei: “Lo único que da fuerzas, es el sentimiento por el Club”

Malas noticias: Ituzaingó se quedó sin técnico
La historia del “verde” en el Museo Municipal
Ituzaingó volvió al triunfo

“Cuando la situación se pone tensa, lo mejor es abandonar el barco” dirá más de uno, que no va a quedar en la historia. Pero en algún lugar del mundo existen aquellos que no tienen miedo. Que deciden arremangarse y meter las manos en el barro. Arriesgarse sin tener muchos indicios de que todo va a salir bien. Federico Solimei es uno de estos casos. 40 años, padre y nuevo Vicepresidente del Club Atlético Ituzaingó. En una época donde lo más fácil es alejarse, él se introduce aún más adentro.

-¿Qué balance se puede hacer en cuanto a lo Institucional de lo que fue este 2014?
En lo Institucional es muy complicado, con todos los hechos que pasaron y el des- censo de categoría, realmente es muy difícil. No sé cómo puedo responder.

-¿Por qué creés que no se lograron los objetivos deportivos? ¿Refuerzos? ¿Cuerpo Técnico?
No, refuerzos y cuerpo técnico no. En el tema de los refuerzos, en su momento, eran los que había en el mercado. Nos dieron una lista de jugadores que quería el técnico y los buscamos, el tema es que cuando sabían que el Club que los quería era Ituzaingó, pedían una fortuna. Jugadores que en la temporada anterior ganaban $4.000, por estar en Ituzaingó nos iban a pedir $10.000. Por esto siempre teníamos que salir a buscar una segunda opción, y, en este sentido, lo mejor que había en el mercado, por elección del técnico, se trajo. En lo futbolístico reaccionamos tarde, en el campeonato nos costó mucho arrancar, tampoco tuvimos suerte.
Y no tuvimos mucha ayuda económica. Es un Club en el que no hay ningún millonario que venga y ponga dinero. Acá hay que trabajar el día a día, y somos pocos los que estamos dentro ayudándolo.

-El Municipio se comprometió a ayudar económicamente al Club luego de lo que fue el descenso ¿cumplieron con la promesa?
(Federico se toma unos segundo para res- ponder) Si…

-¿No los dejaron solos en ningún momento?
No.

-¿
Van a seguir sosteniendo el apoyo del municipio por el momento?
Lo estamos charlando para ver cómo encaramos el 2015. Estamos mejorando los errores que se cometieron de todos lados para que Ituzaingó pueda crecer.
También, por otro lado, estamos buscando un predio para tener un campo recreativo y con canchas para juveniles, pero eso lo estamos gestionando, no es fácil. La idea es encontrar un predio para entrenar y no estropear la cancha que tenemos y que nos cuesta mucho dinero mantener. Yo personalmente estoy atrás de eso; tierras que nos puedan donar, prestar, alquilar. Ituzaingó es un club humilde, al que no le sobran campos; pero es difícil lograrlo.

-Hace poco surgió el rumor de que el Municipio podría quitarle el campo a Ituzaingó y mudar su estadio, ¿qué hay de cierto en esto?
De cierto, nada. Gente de la Municipalidad nos aseguró que esa posibilidad no existe. Lo que seguimos esperando son las escrituras de las tierras de la cancha. En el año que festejamos el centenario (2012) la Municipalidad se comprometió a gestionar y a acelerar el trámite para que nosotros tengamos las escrituras de la cancha.
En el último tiempo Ituzaingó fue más protagonista por lo que sucedió fuera de la cancha, que lo que pasó en el verde césped. En reiteradas ocasiones estuvo dentro de la agenda de los medios por incidentes extra-futbolístico, y también por lo relacionado a lo deportivo, como fue el descenso de la Primera C a la Primera D en Mayo de este año. Así y todo, los dirigentes siguen con fuerzas.

-Co
n todos los hechos que sucedieron en el 2013 y 2014, ¿de dónde saca ganas un dirigente para seguir adelante y trabajando para el Club?
La verdad, no sé. Debe ser por el sentimiento que le tenemos al Club. El que nació en Ituzaingó, el que se crió en el Club. Yo creo que lo único que te da fuerzas es eso. Es la camiseta. Porque lo que pasó, te saca las ganas. Te encontrás con un fallecido hace poco, también un año atrás en el partido con Midland. Eso te corta las ganas de todo. Porque también te encontrás con que te cortan el trabajo; porque vas a buscar una publicidad y te dicen “a no, sos de Ituzaingó”. Te corta todo, lo que pasó es una decepción impresionante. Pero el Club y los colores están antes que todo, para mí. Me pasó que el presidente renunció y yo asumí como Vice, siendo Vocal 1º. Todo el mundo me dice “renunciá”, “qué te metés” y no puedo. Amago a que este año va a ser el último y la verdad que el verdadero hincha, es así. No importa qué tenga el club, qué le pase, ni la categoría en la que esté.

-En el hipotético caso de que algún día esta Comisión Directiva no quiera continuar, ¿hay alguien que se anime a agarrar el Club?
No, no hay nadie. No hay. Porque la gente grande, ya está grande. La gente relativamente joven ya venimos hace muchos años porque amamos al Club y la ayuda que podamos darle, se la vamos a dar. Y están los chicos jóvenes, pero todavía tienen que madurar muchas cosas para manejar el Club; pero ojo, no son muchos tampoco. La realidad es que hoy vas a la reunión de C.D. y somos pocos, tres o cuatro menores de 40 y dos o tres menores de 30. Hoy no tenés a nadie más que te pueda ayudar; y lo de los chicos se valora.

-¿Cóm
o quedó la relación con el Municipio luego de los últimos incidentes?
El Municipio tiene bien en claro que nosotros no tenemos nada que ver con las barras. Que es un Club que no gana dinero. Y que es un problema ajeno al C.A.I.

-¿Qué mensaje le podés dejar al hincha de Ituzaingó para el 2015 que se viene?
(Solimei respira profundo y piensa) Estamos en una semana de decisiones, de problemas nuevos que salieron, como la falta de presupuesto. La verdad que no sé, no sé qué decirte. Es un tema muy complicado porque no sabemos cómo nos vamos a manejar, nos cortaron algunos ingresos, es algo complicado manejar el club sin plata. A parte tampoco sabemos cómo se va a manejar el campeonato en la A.F.A.

Comienza una nueva etapa para el Verde. Federico Núñez ya renunció a la presidencia luego de lo que fueron los incidentes del último mes de Noviembre (el presidente saliente presentaba problemas de salud); ahora quedó a cargo de Diego Dupelliet, acompañado por Federico Solimei. Será un 2015 atípico para Ituzaingó, pero difícilmente peor que el 2014. Falta dinero. Escasean los ingresos. Sobran ganas. Y hay esperanzas.

Por Lucas Romero.

 

COMMENTS