El GEI derrotó 15 a 10 a Italiano y se afirma en los primeros puestos.

El GEI derrotó 15 a 10 a Italiano y se afirma en los primeros puestos.

El GEI gana y sueña
Ituzaingó en lo más alto
Básquet: Amplio triunfo del GEI sobre Vélez Sarsfield

Gran victoria consiguió el equipo de la dupla Sánchez-Gómez, mucho carácter para un partido que ameritaba jugar al 100%. “Los Toros” se acomodan en la quinta posición con 42 puntos a falta de una jornada para finalizar el torneo. El Tano” pese a haber perdido pudo gritar campeón por las derrotas de La Salle y Liceo Militar.

Gran color en la tarde de Ituzaingo, mucho público de ambos clubes y la cita estuvo a la altura con un buen encuentro. El puntero visito el oeste y no pudo continuar con su racha de triunfos. Además el equipo local conto con el regreso de su capitán, Nicolás Aguilar Conti, luego de la rotura de ligamentos que lo alejó casi tres meses de la competencia oficial. Desde el primer minuto Gimnasia salió a presionar bien arriba y a fuerza de tacles equilibro fuerzas con el equipo que venía en busca del título. Muy pareja esa primera etapa, con dientes apretados GEI ocupo la cancha con una defensa que estuvo concentrada. La visita supo aprovechar un descuido y llegó al line goal. Con un 5 a 3 a favor del “Tricolor” se fueron al descanso.

El segundo tiempo arranco con mucha paridad. Con un buenos scrumms y buenas combinaciones el GEI llego al try por duplicado, luego se dedico a defender con mucha garra y corazón. Italiano pudo descontar sobre el final del macht pero solo para la estadística.

El capitán analizo el partido y lo que espera para el próximo torneo: “Sabíamos que iba ser un partido duro, le ganamos al flamante campeón y ahora hay que pensar en lo que se viene. Terminar bien este año y pensar en dejar al club bien parado la próxima temporada”. En cuanto a su vuelta a las canchas también dejo sus sensaciones: “Me sentí bien con mi regreso, me cansé pero pude aguantar todo el partido, muy contento por volver a jugar”. Concluyó Nicolás.

El  momento más  emotivo de la tarde se dio cuando Pablo Espindola de 53 años  ingresó sobre el final del cotejo y compartió cancha con su hijo Boris Espindola de 18. Un hecho que sin dudas que va quedar la historia del club.

Por otro lado hubo una ovación especial para Mariano Espindola que se perdió el encuentro por una lesión y sus compañeros le pidieron que juegue un año más con la primera del club. #MarianoNoSeVa

GEI se despidió de su gente con una buena victoria y mejores sensaciones para lo que se viene el próximo año. Un plantel que se afianzó a lo largo del certamen, el recambio le vino muy bien para crecer en todo sentido. Lo mejor está por venir.

Por Mauro Paré.

COMMENTS

DISQUS: 0