Historico: Perpetua para los genocidas de los “vuelos de la muerte”

Historico: Perpetua para los genocidas de los “vuelos de la muerte”

Offside en La Ciudad
Un nuevo intento de femicidio en Ituzaingó: le propinó nueve puñaladas pero pudo salvarse
Ituzaingó: Inscripciones abiertas para el certamen ‘Nuevos Valores Pre Cosquín 2020’

El Tribunal Oral Criminal N° 5 leyó hoy la sentencia del mayor juicio de la historia Argentina con 54 imputados por los delitos cometidos contra 789 víctimas. Es el megajuicio de la ESMA, el más conocido centro de represión de la dictadura . Dentro del proceso, por primera vez se juzgaron los llamados vuelos de la muerte, el sistema de exterminio de los detenidos desaparecidos que acabó con la vida de unas 4.000 personas, lanzadas al mar desde aviones militares después de haber sido drogadas para adormecerla.

Bajo le lema de Memoria, Verdad y Justicia, los organismos de derechos humanos han persistido durante mas de 40 años en el juzgamiento de los responsables del terrorismo de estado. Desde la década de los 80, con Raúl Alfonsín con los juicios a las juntas militares,  después los indultos y la impunidad de los 90. Y desde 2003, con el impulso del Gobierno de los Kirchner, el país volvió a ser un ejemplo mundial en juicios de lesa humanidad. Aún hoy hay 449 criminales presos y 553 en prisión domiciliaria, y aún hay otros 420 procesos en marcha. El cambio de gobierno no ha frenado los juicios, que son considerados por la Corte Suprema como una política de Estado. Argentina ya dio ejemplo este año al realizar las primeras condenas por el plan Cóndor, y antes por el robo sistemático de niños. Ahora llega el proceso clave.

Una de las características del gigantesco juicio conocido como Esma III, una megacusa que tuvo cinco años de audiencia, es el hecho de que se sentaron en el banquillo pilotos que participaron de los vuelos de la muerte. La siniestra forma de exterminio, cuya existencia confirmó Adolfo Scillingo en 1995, tuvo hoy condenas en las figuras de dos pilotos.

Se trata de Mario Daniel Arrú y Alejandro Domingo D’Agostino, que recibieron condenas a perpetua. Ambos, junto a Enrique José De Saint Georges, tripularon los aviones desde los que se arrojaban prisioneros de la Armada al Río de la Plata. Los tres eran oficiales de Prefectura y más tarde, Arrú y Saint Georges se incorporaron a Aerolíneas Argentinas. El juez Sergio Torres ordenó el arresto de los tres pilotos en mayo de 2011.

Saint Georges murió en febrero, en las instancias finales del juicio. Los otros dos llegaron a escuchar hoy su sentencia por crímenes de lesa humanidad de hace cuatro décadas: los vuelos de la muerte reciben así su primera condena. El piloto fallecido fue el primero en hablar ante el tribunal, en 2013 y negó las imputaciones.

El Skyvan PA-51 fue el modelo de avión utilizado en los vuelos. La justicia probó que en un modelo así fue que se llevó a las monjas francesas Alice Domon y Leomie Duquet.  Fue en un Skyvan donde también se subió a las Madres de Plaza de Mayo secuestradas en el operativo de la iglesia de la Santa Cruz: Azucena Villaflor, Mary Ponce de Bianco y Esther Ballestrino de Careaga el 14 de diciembre de 1977.

 

 

 

COMMENTS

DISQUS: 0