Hospital Posadas: falleció una enfermera que había sido despedida a pesar de tener cáncer

Hospital Posadas: falleció una enfermera que había sido despedida a pesar de tener cáncer

La Metalúrgica que cerró en Ituzaingó, contrató en negro a sus propios obreros
Hospital Posadas: nueva ronda de pacientes y vecinos en repudio al vaciamiento del nosocomio
Tras el cierre de una planta gráfica, Interpack despide a 40 trabajadores por Whatsapp

Graciela Casco había sido enfermera en el Hospital Posadas durante 23 años, pero el 30 de diciembre del 2017 fue despedida junto a otros 122 trabajadores, a pesar de que los directivos del nosocomio estaban al tanto de su delicado estado de salud. El lunes por la noche falleció de cáncer.

El director del hospital, Juan Ignacio Leonardi, había considerado que Casco no estaba “tan mal”, por lo que no tuvo compasión de su enfermedad y la despidió junto con más de una centena de trabajadores dejándola totalmente desprotegida.

Recordemos que ya son más de 2000 los trabajadores despedidos del nosocomio por decisión de las autoridades del mismo. La mayoría de los empleados separados de sus cargos ejercían sus tareas desde hacía muchísimos años en el hospital, como era el caso de Graciela.

Casco fue referente en la lucha por la reincorporación de sus compañeros, ya que a pesar de su frágil estado de salud concurrió a todas las movilizaciones para reclamar que las autoridades del Hospital Posadas reinserten en sus puestos de trabajo a los trabajadores despedidos arbitrariamente.

Debido a los despidos masivos, el Posadas se encuentra hoy con muy poco personal, por lo que tuvieron que cerrar especialidades, las guardias colapsan de pacientes, y los turnos se dan con meses de demora debido a que no hay profesionales a cargo para atender. Por otra parte, faltan insumos básicos, lo que complica aún más la situación que ya de por sí es sumamente grave.

Graciela Casco fue homenajeada ayer al mediodía por sus compañeros en el hall central del establecimiento donde pasó gran parte de su vida.

Por Daniela Yacub.

COMMENTS