Ituzaingó: Los merendros “Hora Libre” fueron reconocidos por la Legislatura Bonaerense

Ituzaingó: Los merendros “Hora Libre” fueron reconocidos por la Legislatura Bonaerense

Llega el primer Buenos Aires Solidario por Venezuela
Ituzaingó juega por tercera vez a El Porvenir con buenos pronósticos
Mañana habrá paro docente y no hay clases en la Provincia de Buenos Aires

Los merenderos Hora Libre fueron recientemente declarados de Interés Legislativo por la Cámara de Diputados de la Provincia, y están pidiendo ser declarados también de Interés Municipal, “porque es necesario el apoyo del Estado local en este tipo de propuestas para profundizarlas y desarrollarlas más”, manifestó a La Ciudad Julián Aceituno, responsable del Movimiento Evita de Ituzaingó.

Los centros Hora Libre son una construcción colectiva que se hizo a partir del debate de los merenderos, donde sabíamos que no podíamos volver a los merenderos del 2001, porque los pibes estigmatizan un montón ir a los merenderos, entonces empezamos a pensar espacios más integrales para la infancia”, relató Aceituno a La Ciudad.

Nosotros tenemos siete merenderos en Ituzaingó que funcionan en iglesias evangélicas, católicas, unidades básicas y en un club, y la idea es poder abrir dos más el año que viene. Los articulamos con los gabinetes psicopedagógicos de las escuelas de la zona, que nos derivan chicos; tienen apoyo escolar, clases de inglés, pasantías con los estudiantes de educación física del colegio Ward y especialidades artísticas”, comentó Aceituno y agregó: “El refuerzo alimentario es una excusa, y buscamos fortalecer los trayectos escolares de los chicos, ya que vemos que en las escuelas los que fracasan son los que no tienen para pagar un profesor particular”.

Los centros Hora Libre funcionan en capillas católicas, en la iglesia evangélica Cristo la Vida (en Ituzaingó sur) y en el club 1° de Mayo. También hay en Udaondo, Barrio Nuevo y Villa León.

En la actualidad hay 120 chicos inscriptos que concurren entre tres y cuatro veces por semana a los merenderos y realizan actividades escolares y recreativas bajo el seguimiento de gente idónea que está en constante contacto con ellos y su familia.

Julián Aceituno asegura que la demanda ha aumentado mucho y no dan abasto: “Las meriendas van a tener que transformarse en almuerzos. El año que viene lo vemos muy difícil; va a haber que generar alguna política pública detrás de esto porque la situación es realmente crítica”.

Por Daniela Yacub.

 

COMMENTS

DISQUS: 0