Juan Ignacio, el joven artista de Ituzaingó que recibió una mención en los Juegos Bonaerenses

Juan Ignacio, el joven artista de Ituzaingó que recibió una mención en los Juegos Bonaerenses

Juan Ignacio Peña, vecino de Ituzaingó de 15 años obtuvo una mención especial en dibujo por los Juegos Bonaerenses, dentro de la categoría Sub-15. Jua

La 2da temporada de la obra “Hansel y Gretel” se presenta nuevamente en el oeste
Casi la mitad de las personas con diabetes no saben que la tienen
¿Qué es el Asma Bronquial?
El Indio regresó con lo mejor de su carrera solista

Juan Ignacio Peña, vecino de Ituzaingó de 15 años obtuvo una mención especial en dibujo por los Juegos Bonaerenses, dentro de la categoría Sub-15. Juani, como lo llaman sus allegados, padece del síndrome de Asperger, que deriva del autismo y eligió participar en la categoría que le correspondía por su edad, y no por la de discapacidad.

Su mamá, Romina, cuenta que la idea de que se anote en una categoría normal fue impulsada por el Director de Cultura de Ituzaingó, Sebastián Costa, que consideraba que podía desenvolverse y anotarse en una competencia correspondiente a su edad. Ella misma hace referencia a que la forma en que su hijo debe ser integrado es mediante la fluidez, lo que significa brindar, tanto a él como a otros chicos que padecen de autismo, las mismas posibilidades, pese a las condiciones que tengan, en lugar de forzar tal inclusión.

Todos somos diferentes y todos nos tenemos que adaptar a diferentes lugares y circunstancias, pero a él le toca que le cuesta un poco más reflexiona Romina acerca de los desafíos que se le presentan a su hijo y cómo él se prepara ante ellos. En el viaje a Mar del Plata por los Bonaerenses, Juan Ignacio tuvo que acostumbrarse a estar en un entorno con mucha cantidad de gente que estaba permanentemente en bullicio y pese a que suele traerle complicaciones, no dejó de explicarle a cada persona que se acercaba a ver el cuadro con el que competía, cuál era su obra y en qué se había inspirado para hacerla.

   

El dibujo con el que Juani recibió la distinción se llama “Mi inmortal”. Se trata de un autorretrato que hizo luego del fallecimiento de su perro Coqui que había partido a causa de una infección mientras estaba de vacaciones con su familia en la costa. A Juan Ignacio le llevó dos meses hacer el dibujo y se basó en copiar una foto que tenía junto a su mascota. Nunca pensó en la idea de hacerlo para los juegos Bonaerenses, sino que se dio después de anotarse con la obra.

Le puse “Mi inmortal”, ya que en esos momentos estaba tan triste por su pérdida, que sólamente podía escuchar una canción que se llamaba “My Immortal” de la banda Evanescence cuenta el joven de 15 años sobre el nombre del autorretrato. Es una canción muy linda porque en su estribillo dice ‘cuando vos me lloraste yo sequé tus lágrimas; cuando vos gritaste yo ahuyenté tus miedos; y ahora hace años que ya no te tengo; pero aún así, vos tenés todo mi corazón’.

Además, Juani en la dedicatoria que tiene el cuadro sobre el ángulo inferior izquierdo escribió “Para: mi inmortal (Gran Coqui), De: Juani Peña”, a lo que explica con lujo de detalle que “Gran Coqui” fue el nombre que descubrió en las vacaciones que hizo a Mar del Tuyú en un barco antiguo que estaba varado en la costanera. En ese momento vio una señal y sintió que tenía que responderla a través de un homenaje.

Juan Ignacio dibuja desde muy pequeño y es la actividad artística que más le gusta hacer. Se están cumpliendo 13 años en los cuales estuve dedicando absolutamente todo mi corazón y mis ganas a lo que dibujo. Me encanta muchísimo usar colores, usar las combinaciones de arco iris, y también me gusta hacer las cosas a lápiz, en blanco y negro. A los 13 años, el Museo Histórico Municipal de Ituzaingó le abrió sus puertas para que expusiera sus obras, convirtiéndose así en el primer niño en tener su propia muestra en el Museo.

Pero no sólo se dedica a dibujar, sino que también participa de la Orquesta Infanto Juvenil de nuestra ciudad, que se formó hace 4 años. Está desde sus inicios y toca allí el violín. Él mismo se define como autodidacta, dado que en lo que refiere al dibujo nunca fue a clases, sino que aprendió por su cuenta.

Sobre la mención que acaba de recibir en Mar del Plata, Juani expresa que no es para él, sino más bien para su perro Coquito. La mención, siempre voy a decir que es para él, y ahora lo que sí sé es que alguien siempre va a acordarse de él. En algún momento si llega a haber un mural de este retrato que hice, o si algún día alguien ve una foto del retrato, o el retrato mismo, sé que van a decir ‘ese es coquito’ y eso me importa a mí. Me importa muchísimo más que haber recibido alguna medalla.

Juan Ignacio tiene mucho cariño para dar, lo transmite por medio de sus palabras cuando habla, es transparente y está dispuesto a dejar lo mejor de sí, tanto en sus metas personales como para con los demás. Él mismo trata abiertamente el síndrome de Asperger que padece para que sus compañeros de colegios sepan cómo integrarlo. Una vez que le den el espacio va a darlo todo sin dudarlo.

Como familia creemos que no hay etiquetas, que uno no tiene que reprobar a nadie de nada, ni de gordo, de alto, de flaco, ni de autista en este caso resume su madre.

Por Julián Tagliaferro

COMMENTS