Jubilaciones: Macri se “comprometió a revisar” la polémica resolución

Jubilaciones: Macri se “comprometió a revisar” la polémica resolución

Homicidio de Diego Roda: al verdulero de Ituzaingó podría haberlo matado una bala policial
La Argentina tiene un alarmante bajo consumo de frutas y vegetales
A Las 18 horas, la Presidenta encabeza un acto en el Gorki Grana

El jefe de Gabinete, Marcos Peña, confirmó hoy que el presidente Mauricio Macri “se comprometió a revisar” la resolución de la Anses que modificó el cálculo de la movilidad jubilatoria.

“El Presidente se comprometió a revisar el tema con los miembros del Parlamento”, sostuvo el jefe de Gabinete aunque justificó que el impacto de la reducción de las jubilaciones “es infinitamente menor a lo planteado”.

Nuevo cálculo del aumento de las jubilaciones

Gobierno conmovió ayer al mundo previsional con un anuncio inesperado: modificó a través de una resolución de la Secretaría de Seguridad Social la fórmula de cálculo de los aumentos a jubilados y pensionados que ordena la Ley de Movilidad Previsional.

El cambio determina que a partir de ahora los incrementos de marzo y septiembre de cada año serán más bajos de los que hubieran correspondido con el sistema anterior. Así lo reconoció el titular de la Anses, Emilio Basavilbaso, quien sostuvo que hasta ahora había una “pequeña sobreestimación” en los incrementos que dispone aquella norma. La información, que repercutió de inmediato en el Congreso mientras se debatía la ley de riesgos del trabajo, fue comunicada junto al anuncio de la suba correspondiente a marzo para jubilados, pensionados, pensiones no contributivas, ex combatientes de Malvinas, titulares de la Asignación Universal por Hijo (AUH) y asignaciones familiares de los trabajadores formales, que será del 12,65 por ciento. Con ello, la jubilación mínima pasará de 5661 a 6377 pesos.

Basavilbaso habló con el portal de Internet del diario La Nación. Allí dijo que la movilidad jubilatoria que se venía aplicando hasta ahora producía una “pequeña sobreestimación” de los aumentos a los jubilados, que ahora se corrige con la nueva interpretación técnica. “Es una noticia nefasta, que rebaja todos los planes sociales actualizados por esta fórmula que nos costó mucho trabajo consensuar, porque algunos creíamos que podíamos lograr una mejor. Esta Cámara aceptó el desafío de la Corte Suprema y votamos la fórmula con una enorme discusión. No vamos a tolerar que este tema sea modificado por decreto, que alegremente cercenen derechos de los trabajadores”, protestó la diputada Graciela Camaño (Frente Renovador) en la sesión del Congreso donde se terminó aprobando la reforma al sistema de ART. “Se están animando a lo que nadie se animó, a bajar jubilaciones y asignaciones familiares por decreto”, agregó su colega Héctor Daer, uno de los integrantes de la conducción de la CGT, quien tal vez en el revuelo que causó la noticia olvidó que la Alianza produjo una disminución del 13 por ciento en los haberes jubilatorios en 2001, también por decreto. El diputado Diego Bossio (Bloque Justicialista) se quejó igualmente en duros términos, en una ola que fue creciendo a medida que los legisladores se iban enterando de la novedad ya sobre el cierre de la sesión.

Respecto del aumento del 12,65 por ciento, la Anses estimó que estará arriba de la inflación de los últimos seis meses. Sin embargo, si la suba de precios de febrero arrojara 2,5 por ciento, tal como estiman las consultoras de la city, la inflación de los últimos seis meses (septiembre-febrero) sería de 12,7 por ciento, con lo cual los jubilados saldrían empatados. El cálculo se basa en el índice de inflación de la Ciudad de Buenos Aires.

En septiembre pasado, en cambio, los haberes treparon 14,16 por ciento y la inflación del semestre previo había sido del 20,85, lo que significó una pérdida de 6,7 puntos, y en marzo de 2016, el aumento de las jubilaciones había quedado en 15,35 por ciento, y la inflación del semestre anterior había escalado a 18,7 por ciento. En ese caso, la caída en el poder adquisitivo había sido de 3,3 puntos. Con el cambio en la movilidad previsional, las pérdidas amenazan con tornarse estructurales.

COMMENTS

DISQUS: 0