La empresa de seguridad contratada por el INTI, involucrada en los aportes falsos de Cambiemos

La empresa de seguridad contratada por el INTI, involucrada en los aportes falsos de Cambiemos

Reforma Previsional: un punto de inflexión en la gestión de Cambiemos
Elecciones en Ituzaingó: aparecen actas mal sumadas y Cambiemos sumaría otro concejal
Para Cambiemos el discurso del Intendente fue “lamentable y mentiroso”

Murata, la empresa de seguridad privada que contrató el Instituto Nacional de Tecnología Industrial (INTI) para vigilar y amedrentar a sus trabajadorxs, está involucrada en los aportes flasos a la campaña de Cambiemos.

Una ex empleada de la empresa Murata SA, descubrió que su nombre, junto al de otros 11 compañeros, figuraba en la lista de aportantes truchos de esta campaña.

Brenda Osso fue utilizada como aportante en tres ocasiones: la primera vez aparecía aportando $95 mil en el primer informe de gastos de las PASO de Cambiemos en 2015; la segunda otros $30 mil a la campaña presidencial de Octubre y la tercera $16.500 más para la campaña legislativa del oficialismo en la provincia de Buenos Aires en 2017.

Ni siquiera ganaba la mitad de lo que decían que había donado”, explicó Osso, quien planteó el problema a la empresa, pero ésta se desentendió del asunto negando haber entregado un listado de nombres de sus empleados a la campaña de Cambiemos.

Osso insistió hasta que la empresa reconoció haber filtrado los nombres, pero minimizó el tema y les dijo a sus empleados que si les preguntaban dijeran que aportaron a la campaña porque apoyaban a Cambiemos. “La abogada me recomendó que no hiciera la denuncia y que si quería iniciar acciones legales lo hiciera cuando me hubiera ido de la empresa”, declaró Osso, quien finalmente terminó yéndose del país.

Murata, según reconocieron voceros de Horacio Rodríguez Larreta, “trabaja para el Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires custodiando bienes”. También funciona como empresa monopólica de seguridad en el subte y el Banco Ciudad y, desde hace un tiempo, fue contratada por las autoridades del INTI para controlar y amedrentar a sus trabajadorxs.

Murata fue una de las empresas que financió al oficialismo en la campaña y, desde que Cambiemos llegó al Gobierno, ganó todas las licitaciones públicas y sumó varios contratos millonarios.

Por Daniela Yacub.

COMMENTS

DISQUS: 0