La vida es eso que pasa entre mundial y mundial

La vida es eso que pasa entre mundial y mundial

La Provincia aumenta el impuesto inmobiliario un 38 %
Campaña solidaria por Luján: padece parálisis cerebral y necesita urgente un tratamiento en Tailandia
Crece el repudio entre los Marplatenses por la prisión domiciliaria de Etchecolatz

Un nuevo show comenzará este jueves en Rusia, la copa del mundo pegó la vuelta y se prepara con todo en la fría tierra del norte europeo. Poca tradición futbolera pero organización de primerísimo nivel. Como siempre la ilusión Argentina va en busca de la gloria, a los tumbos pero con la fe intacta y el 10 como bandera.

Un país, 11 ciudades, 12 estadios, 32 selecciones, un mismo sueño. El mundial de fútbol es sin dudas uno de los dos eventos más atrayentes del planeta deportivo junto a los juegos olímpicos. Desde el 14 de junio al 15 de julio todos los ojos estarán posados en Rusia. Se ha preparado de la mejor manera posible para que todo salga a la perfección, lo único que el pueblo ruso no podrá tener es un equipo competitivo; pero disfrutará de los mejores jugadores de la actualidad.

A hacer un poco de memoria y recordar que pasaba por la vida de cada uno allá por junio de 2014. Seguramente muchas cosas han cambiado y otras no tanto. En la vida de la selección mucho ha modificado en un ciento por ciento y lo demás sigue igual o peor: De sabella a Sampaoli, pasando por Martino y Bauza. Clasificación sufrida hasta la última fecha de las eliminatorias, sin proyectos serios en juveniles y un papelón en las olimpiadas, sin olvidar el 38 a 38. Todos escenarios poco imaginados luego del subcampeonato en Brasil, cuando el fútbol argentino se subió a un podías tras 24 años.

Entonces con todos estos problemas superados o no ¿En que puede basarse la ilusión de levantar la copa del mundo? Se podrían dar argumentos más o menos valederos pero todos los caminos conducirían a Lionel Messi como único héroe en este lio. “Hoy no somos candidatos” declaró el capitán argentino hace pocos días en una nota. Solo hace falta mirar hacia atrás y listo. La selección debe ir con el perfil bajo y confiar en el trabajo grupal.

Allá va la fe Argentina, con la ambición de una generación de jugadores que merecen más de lo que han conseguido y tienen, en algunos casos, la última oportunidad. El equipo de Sampaoli debutará el sábado a las 10 de la mañana contra Islandia, que juega por primera vez el torneo. Para el DT argentino y los jugadores son claves estas semanas de preparación que han pasado, lograr ser un equipo funcional a una idea es la obsesión. Luego de tantos inconvenientes durante las eliminatorias, renuncia de Messi en el medio, La Albiceleste llega casi de punto pero con el capitán con mayor madurez y liderazgo, algo que es crucial. El certamen lo gana siempre el que mejor se adapta a los rivales y las distintas fases, en eso deberá hacer hincapié el técnico.

Además Rusia será el mundial de la tecnología, el VAR será un protagonista más en la cita mundialista: Podrá ser utilizado en jugadas claves pero también, y casi con seguridad, traerá muchos problemas de interpretación. Tal como se ve habitualmente en ligas europeas que usan el sistema. El jugador argentino tiene que adaptarse de la mejor manera a esta novedad y dejar malos hábitos que parecerían traer desde siempre, pero fundamental será aprovechar las habilidad y la gambeta que muchos de estos jugadores traen desde la cuna, ya que este sistema los cuidará de los maltratos rivales.

A un día del comienzo de La Copa del Mundo la ilusión Argentina está intacta, pero se sabe puertas adentro que el cachetazo sufrido ante España fue un antes y un después en la preparación. La esperanza girará alrededor de Leo Messi, pero este es un mundial dónde los actores de reparto serán fundamentales para que el sueño pueda convertirse en realidad.

 

Por Mauro Paré. 

 

 

COMMENTS

DISQUS: 0