Quien se fue a Sevilla, pierde la silla

Quien se fue a Sevilla, pierde la silla

Ituzaingó decreta al 24 de marzo y al 2 de abril como feriados inamovibles
Insólito: Nadie se hace cargo de que el Carrefour atienda, aunque esté clausurado
La policía reprime con balas de plomo una huelga en Salta: Dos heridos graves

“Todos tienen derecho a presentarse con una candidatura, todos nos debemos presentar para que los vecinos definan quienes son los mejores candidatos para representar al kirchnerismo. Creo en la democracia“,  afirmaba Daniel Larrache, actual concejal de Nuevo Encuentro el 26 de junio del 2015 al portal Política Argentina, cuando intentaba justificar la lista interna que él mismo encabezaba contra el intendente Alberto Descalzo en las PASO de aquel año.

Somos la alternativa en Ituzaingó“, repetía sin cansancio en aquella campaña electoral,  “Las elecciones primarias abiertas y obligatorias son muy importantes  para terminar de definir quienes seremos los candidatos a partir de octubre” era su caballito de batalla en una elección interna que el intendente ganó por amplio margen pero que le representó al Kirchnerismo más cercano a Cristina, un apetecible 14,6 % de los votos totales.

Hoy, las cosas parecen haber cambiado. La lista que Ariel Basteiro (Vicepresidente Nacional de Nuevo Encuentro)  presentó en la junta electoral para competir en las internas de “Unidad Ciudadana”  en nuestro distrito, enfureció a Larrache y lo empuja sin escapatoria a decir todo lo contrario ““Es totalmente ilógico que quienes apoyamos la candidatura de Cristina no seamos capaces de conformar una lista de unidad”  afirmó en la radio pública hace unos días.

Nuevo Encuentro, el partido que lidera Martin Sabbatella,  ha sido sin dudas en los últimos años un dolor de cabeza para el Intendente Descalzo. Desde que los nuclea y cobija el Kirchnerismo , el sabbatelismo siempre marcó diferencias con el peronismo local enraizado en Alberto Descalzo. En el 2011 fue a elecciones con una lista colectora y le sumó por afuera del FPV un 12 % a Cristina Kirchner . (41 % Descalzo – 53,2 % Cristina) Se repitió la misma táctica electoral en el año 2013, en donde Larrache asume como concejal con el 10,9 % del total y vuelve a sumarle a la lista nacional del FPV sus votos.  

En el año 2015 Nuevo Encuentro decide ir a las PASO para competir en la interna del Frente para la Victoria. En aquella elección, con la fallida candidatura de Diego Brancatelli, Nuevo Encuentro junto a las organizaciones Kirchnersitas alcanza el 14 % del total de votos en nuestro distrito e incorpora una concejal a la lista final. Aun cuando desiste de “ir por afuera” con una lista colectora y se incorporan al Frente para la Victoria, Larrache vuelve a ofrecerles a los vecinos de nuestra ciudad, una opción electoral: “ Hay muchos Kirchnersitas en Ituzaingó que no quieren votar al intendente”, repetía en esa campaña. Algo de razón tenía: 14000 votos obtuvo esa lista.

La unidad 

Resulta “llamativa” la decisión de Nuevo Encuentro de construir unidad con el Descalzismo, sin el Kirchnerismo, por varias razones: 1) El Sabbatelismo en su estructura nacional se proclama leal a Cristina y participe del núcleo duro del Kirchnerismo, sin fisuras. Hasta lo que se demuestra públicamente, el espacio natural de militancia de Nuevo Encuentro es el  que el Kirchnersimo denomina “Unidos y Organizados” . Allí confluían las organizaciones que nacieron a la luz de los 12 años de gobierno, con claras diferencias con el Partido Justicialista. 2) Nuevo Encuentro supo ser en Ituzaingó, la cara visible del Kirchnerismo, agrupando todas las organizaciones leales a Cristina. En las elecciones del 2015, la lista interna que comandaba Nuevo Encuentro por primera vez, había logrado la unidad de todas sus organizaciones y expresó una multiplicidad de pertenencias que quedaron plasmadas en la lista interna luego de trabajosas y tensas reuniones en pos de la unidad. 3) El argumento político que supo apuntalar la lista interna de Nuevo Encuentro todos estos años, siempre fue que le suma votos a Cristina. Esta última razón, es cierta. Ya marcamos que en el 2011, Nuevo Encuentro le sumó a la ex presidenta 12 puntos porcentuales y que en el 2015 le suma a Scioli 14 puntos. De acuerdo a las estimaciones que hacen hoy las consultoras, una nueva lista interna que compita en agosto en Ituzaingó, le puede sumar a la candidatura de Cristina unos valiosos 10 puntos y convertirla en la lista ganadora en Ituzaingó.

Por estas razones, no se logra entender porque Nuevo Encuentro desiste de la disputa interna en nuestro distrito. “El pedido de Cristina de lograr la unidad” es un argumento declarativo en los distritos y aplicable solo a la lista nacional. Existen otros distritos del conurbano en donde el Kirchnerismo presenta listas internas que tracciona la candidatura de Cristina en las PASO. Hay un denominador común en todos estos distritos: los intendentes no superan los 25 puntos de intención de voto.

Es claro que los dirigentes políticos no le transfieren a sus acuerdos los votos de los ciudadanos, mucho menos si no hay motivos que los justifiquen. La unidad que proclama Larrache, es “su unidad” plasmada en la candidatura de Maria Lujan Guasp en el cuarto lugar y sin el mínimo poder de fuego para traccionar los votos kirchnersitas que Alberto Descalzo nunca tuvo.  Sin Daniel Larrache en la lista, la unidad es solo palaciega y deja afuera a sus votantes. Los votos que saque Unidad Ciudadana en nuestro distrito, inexorablemente serán todos del intendente. Nuevo Encuentro a partir de agosto, lamentablemente dejara de tener caudal electoral.

La lista que no fue

Hoy a las 14 horas, la junta electoral de Unidad Ciudadana, decidió aceptar la impugnación que tanto Alberto Descalzo como Martín Sabbatella presentaron contra la lista que encabezaba Ariel Basteiro y la lista se cayó. 

Nuevo Encuentro fe uno de los artífices más interesados en la impugnación, la decisión de Ariel Basteiro de competir en las internas lo hubiera convertido sin dudas en la nueva referencia del Kirchnersmo en Ituzaingó, desplazando a Larrache.  Aun cuando su podio fuera alcanzado por el abandono de su contrincante, era muy probable que el Kirchnerismo en su conjunto lo hubiese acompañado. De hecho, si la lista se oficializaba, un grupo importante de organizaciones Kirchneristas  del distrito estaban decidiendo que hacer.

Las coyunturas políticas pasan y las razones sobreviven cualquier alquimia electoral.

Por Dr. Sebastian Sanguinetti

[related_post themes=”flat”]

 

COMMENTS

DISQUS: 0