“Las vikingas”, rugby y belleza.

“Las vikingas”, rugby y belleza.

Al GEI se le escapó sobre el final
Ituzaingó sube en la tabla.
Debut y despedida

El rugby está en una etapa en la que crece de manera constante en Argentina. Con “Los Pumas” como máxima bandera el deporte se expande a lo largo del país. No solo los varones juegan cada vez más, las chicas también se animan a practicar esta disciplina. “Las Vikingas” del GEI son una expresión de ello en el oeste. En Gimnasia y Esgrima de Ituzaingo hace casi 15 años se jugó el primer partido de mujeres. Hoy el equipo femenino es parte de la institución.

El deporte no entiende de géneros, solo de pasión. Por eso podes sumarte para ser parte de “Las Vikingas”. La Ciudad charló con Tamara Vittorio, quien junto a Grisel Folgar son las sub-capitanas del plantel, “Chicha” juega de medio centro y quiere que cada día más chicas se animen a practicar en el club.

-¿Cómo llegaste al club y como se te dio por entrenar rugby?

-Al club llegué más o menos hace cinco años. Acá en el oeste pocos clubes tienen rugby femenino, GEI además de tener esta actividad es un club familiar e inclusivo.

-¿Cómo está el rugby femenino hoy?

Muy bien. Somos un grupo de 12 o 14 chicas, a veces más o menos. En el club tenemos todas las comodidades para entrenar. El espacio lo tenemos. Solo nos faltaría que se vayan sumando cada vez más chicas. Porque para jugar los torneos a veces llegamos al límite.

“Las Vikingas” juegan el torneo femenino de Seven de la Unión de Rugby de Buenos Aires. Certamen que se desarrolla de marzo a septiembre y que clasifica a dos equipos para jugar el Nacional de clubes. Luego juegan algunos sevens que organizan en los clubes pero en carácter de partidos preparatorios. Para participar de la competencia oficial de URBA las jugadoras deben ser mayores de 18 años, no así para los amistosos en los que se permiten chicas de edades más bajas.

-Marcas la importancia de sumar más gente.

-Sí, porque vendría bien que se sumen y poder tener una categoría juvenil que pueda ir sumándose al equipo que compite en URBA  en el torneo a futuro. De hecho tenemos jugadoras que vienen de lugares alejados como Las Heras o Marcos Paz. Necesitamos que se animen a jugar y que vengan para aprender, somos un grupo abierto y dado. El club nos ayuda mucho. También los varones y veteranos del club nos incluyen, eso nos hace bien.

¿Cómo son los entrenamientos y los preparativos?

Entrenamos todas las semanas, tenemos director técnico y preparador físico al igual que la primera de varones. Dos veces por semana hacemos físico y gimnasio, también hacemos hincapié en las destrezas del deporte en sí. Nuestros entrenadores, Carlos Rojas (“Flash” es preparador físico del plantel superior de varones) y Juan Reviello, nos ayudan a mejorar las habilidades con la pelota, tácticas y estrategias. También colabora con ellos Esteban Batallar. Son grandes entrenadores y mejores personas.

“Las Vikingas” cuentan con el orgullo de tener en sus filas a una “Puma” como capitana del equipo. Patricia Fusco hoy en día participa del Seleccionado Nacional de Rugby femenino y es un pilar fundamental, por experiencia y conocimientos. “Ella tiene todo lo que tiene que tener una capitana. Nos apoya y ayuda a las que recién comienzan. Es importante tenerla en el grupo” opina Tamara con admiración por su colega.

El rugby es un deporte mal llamado “elitista” muchas veces, pero sin dudas que es muy inclusivo. Para jugar no necesitas ser alto, bajo, gordo, flaco, hombre o mujer. Ni ser de clase media o alta. En el caso puntual de Gimnasia y esgrima de Ituzaingo, cuenta con alrededor de 60 chicos becados en sus divisiones juveniles. Solo hay que tener ganas y en eso le saca ventaja a otras disciplinas. Las Vikingas” son la expresión de que el rugby femenino depende de la pasión con la que se entrena y de animarse a más, siempre.

Para sumarte: www.facebook.com/vikingas.gei

Por Mauro Paré.  

COMMENTS

DISQUS: 0
Si queres recibir noticias en tiempo real, mandanos un OK