Llega la primavera: cómo cuidar tu piel de manera natural

Llega la primavera: cómo cuidar tu piel de manera natural

Ya casi nos llega la estación más radiante y de días con hermoso clima, la primavera, por lo cual nos provoca hacer actividades al aire libre y disfru

Las Leonas no pudieron contra Nueva Chicago en la primera fecha del torneo de fútbol femenino
Zanella cierra su segunda fábrica y despide a sus operarios
El GEI prueba juveniles
Gran cantidad de hipertensos argentinos desconoce que padecen esta patología

Ya casi nos llega la estación más radiante y de días con hermoso clima, la primavera, por lo cual nos provoca hacer actividades al aire libre y disfrutar del sol, lo que tiene muchos beneficios como obtener vitamina D, tan necesaria para muchas de nuestras funciones, pero no podemos olvidar la precaución y el disfrute si excesos porque nuestra piel puede verse afectada.

Por eso te recomendamos algunas acciones para evitar daños a nuestra salud como, por ejemplo, aunque el sol no está en su mayor intensidad, es necesario usar protección solar, con productos de un factor del 15, aunque para exposiciones prolongadas al sol es conveniente usar factores más altos.

Aun así, para conseguir un buen bronceado, pero de manera saludable, no olvides comer frutas y verduras, porque son alimentos ricos en carotenoides, con muchas propiedades saludables, que mejoran el sistema inmune y dan a la piel un color más dorado.

Otro ejemplo son las uvas, que según un estudio recientemente publicado en la revista Journal of Agricultural and Food Chemistry, han demostrado que los flavonoles que poseen también tienen un gran poder antioxidante y protegen a la piel de los efectos dañinos de la radiación ultravioleta.

Recuerda también emplear cremas hidratantes y humectantes, como aquellas que contienen glicerina, propilén-glicol, urea o lactato sódico y muy importante, visitar anualmente al dermatólogo, especialmente aquellas personas con pieles más claras, para revisar las manchas cutáneas y lunares.

Hay que encontrar la justa medida de las cosas, el sol es perjudicial en exceso, pero la carencia de exposición solar también tiene sus consecuencias negativas. Está bien que nos protejamos de la exposición directa, para evitar manchas y otros efectos dañinos, pero recuerda que un breve baño de sol de 15 a 20 minutos al día es necesario para nuestro nivel óptimo de vitamina D.

COMMENTS

WORDPRESS: 0
DISQUS: 0
Si queres recibir noticias en tiempo real, mandanos un OK