Los candidatos se confiesan: hoy, Pablo Descalzo

Los candidatos se confiesan: hoy, Pablo Descalzo

El jueves bloquearán las líneas de celulares no registradas
El unipersonal “Opaca” despide el año en el Oeste
El “Indio Solari” será ciudadano ilustre de Ituzaingó

Pablo Catriel Descalzo, el Secretario de Desarrollo Humano y Relaciones con la Comunidad de Ituzaingó, se presenta como precandidato a Concejal desde el Frente Para la Victoria, junto a su padre -e Intendente del Municipio- Alberto Daniel Descalzo. En este ping-pong de preguntas y respuestas con La Ciudad, recordó las épocas en las que, ya desde pequeño, acompañaba a su papá a recorrer los diferentes barrios del distrito.

-¿Cómo llegó a la política?

-Desde muy pequeño, nací y me crié en una casa de militantes. De chico, lo acompañaba a Alberto a los distintos barrios. Tengo el recuerdo de ir detrás, parado con mi hermano sentado en el cochecito a caminar por los barrios. Por ejemplo, el Pilar, que es el barrio donde yo me crié. Desde hace muchos años soy parte de la política.

A los 14 años, me alejé un poco. Luego, milité en los centros de estudiantes, donde hice la escuela secundaria, la antigua N°17, hoy es la E.E.M. N°4 “Héroes de Malvinas”, que está en Muñiz y Fleming. Formábamos parte de un grupo que se llamaba NAPONAC, que significa “encuentro” y apadrinábamos escuelas de fronteras. La militancia en el secundario, fue más desde lo social y poco a poco, también, empezamos a participar de lo que eran los ayunos docentes, íbamos a las marchas en contra de la Ley Federal de Educación. En toda la etapa del secundario, mi militancia se centró fundamentalmente a través de los centros de estudiantes.

Después, estuve un tiempo en la agrupación “Venceremos”, acompañábamos a nuestro director, que en aquella época era Oscar Gutiérrez. Después de mi cuarto viaje al Chaco, retomé la actividad política, de una manera un poquito más seria y comprometida, siempre con ideas claras que tenía, referenciándome con la ideología del Peronismo, desde un lugar quizás no muy cercano al PJ. A fines del 2002, cuando Néstor Kirchner arribó a la provincia de Buenos Aires como candidato a presidente, abrí mi primera Unidad Básica, sin conocerlo a Néstor.

Tenía poco conocimiento, de hecho cuando nos lo propuso Alberto, le decíamos “a este tipo no lo conoce nadie, estás loco”, pensábamos que íbamos a perder. Pero lo que sí teníamos claro, con el pequeño grupo de compañeros y vecinos que íbamos a abrir este primer local en el barrio del Pilar, era que no queríamos que Carlos Menem fuera nuevamente presidente. Sabíamos que el menemismo con el peronismo no tenía nada que ver.

Después de distintas reuniones con Alberto, en las que él nos contó un poco la historia de los encuentros del PJ, cómo se paraba Néstor, que era uno de los pocos que, de hecho hasta con la presencia de Menem, contradecía lo que planteaba el concejo del partido o marcaba ideas que tenían que ver netamente con el peronismo y que reflejaban la historia del peronismo, por lo menos la que nosotros habíamos leído y que nos habían contado nuestros compañeros más grandes.

Ahí empezamos a interiorizarnos un poco más de la historia de Néstor Kirchner. Al principio, cuando salíamos a pintar las paredes, nos llevábamos un papelito para escribir su nombre. La población, en general, tenía un bajo conocimiento de él. Había muy pocos compañeros que lo conocían y venían haciendo un seguimiento a la trayectoria de Néstor. Después, vino a Ituzaingó, donde hizo el primer acto en la provincia de Buenos Aires. Tengo el orgullo de decir que el primer acto lo hizo acá, y la verdad que rápidamente nos convenció con su discurso y su claridad. Pero fundamentalmente, nosotros sentimos que era un tipo honesto, que nos estaba invitando a construir una Argentina distinta, que es lo que en definitiva terminó construyendo. Desde muy pequeño soy parte de la actividad política, desde que nací te diría.

-¿Dónde pasó su infancia?

-Mi infancia la pasé en el barrio del Pilar, Ituzaingó. En la escuela Nuestra Señora del Pilar, en la junta vecinal del Pilar, que es la Sociedad de Fomento donde yo me crié y pasaba la mayor parte de mis días, en la calle Marañón y todas las zonas aledañas. Me crié y jugábamos ahí. En ese momento, teníamos muchas posibilidades de jugar con nuestros amigos, familias vecinas. Recuerdo, que lo denominábamos los campitos al potrero donde jugábamos al fútbol, prácticamente todos los días. Mi lugar ha sido siempre el barrio del Pilar.

¿Cuál es su referente político?

-Mi referente político es  Cristina, y Alberto a nivel local. Mi conducción es, claramente, el ejemplo que ha dejado Néstor Kirchner. Lo que vino a hacer Néstor y lo que continúa Cristina es un poco resignificar las banderas históricas del peronismo, la independencia económica, la soberanía política y la justicia social. Esos son nuestros referentes históricos.

Nosotros siempre decimos que Néstor Kirchner, es el Perón de nuestra generación y, Cristina, es la persona que ha sido capaz, casi en soledad o con el pueblo, de profundizar esas banderas, actualizar nuestra doctrina. Le ha garantizado a la República Argentina estar de pie frente al mundo y lograr una independencia que la verdad hace doce años atrás, era impensado que nosotros podríamos llegar a tener el país que tenemos, un país independiente, que respeta a todo el mundo, con una referente o conductora como lo es Cristina, no sólo de la República Argentina, sino de toda Latinoamérica.

Sin ningún tipo de lugar a dudas, es el referente o la conducción más clara que tiene todo el mundo, es una mina que puede hablar de todo, y cada vez que hay convenciones, encuentros internacionales, donde están los distintos presidentes y demás, es la única que tiene ideas muy claras de la política internacional.

-Dígame sus tres libros de cabecera.

Tengo varios. Soy muy leyente de la Biblia, cada tanto la ojeo. Conducción Política y Proyecto Nacional, esos son mis tres libros de cabecera.

-¿Cuáles son sus bandas predilectas?

Tengo muchas, hay una que ya no existe que es Soda Stereo, que marcó parte de mi infancia y de mi adolescencia. Después, tengo un gusto bastante amplio, me gusta el Folklore, el Reggae y el Rock Nacional. No tengo un estilo cerrado, tengo un gusto variado en cuanto a la música, pero sí, te podría decir que Soda Stereo es una de las bandas que más me ha marcado, porque la escucho desde muy chico.

-Dígame sus tres películas preferidas.

-Me gusta una película que se llama Milagros Inesperados, todas las de Rocky, debe tener también que ver con mi infancia, y me gusta mucho Más Allá de los Sueños, es una película que hace Robin Williams. Esas son mis tres películas preferidas, aunque, Mi Nombre es Sam, me gusta también (risas).

-¿Hay algún periodista que le guste más que otro? ¿Por qué?

-Me gusta mucho Víctor Hugo Morales, porque ha sido uno de los pocos periodistas muy sensatos durante toda su trayectoria, por lo menos desde que tengo uso de razón y que lo escucho. Es un tipo que siempre se ha parado frente a los monopolios y ha intentado no decir que es un periodista independiente, sino que tiene una posición marcada y clara, lo que me parece que eso realmente, es ser independiente. Después, Alejandro Dolina también me gusta. Son los dos periodistas que me han parecido más sensatos, los respeto por eso. Creo que la mayoría ha cambiado de posición según el color que predominaba en distintos momentos.

Por, Belén Medina.

COMMENTS