Los docentes tendrán que avisarles a los directores un día antes si se adhieren a una huelga

Los docentes tendrán que avisarles a los directores un día antes si se adhieren a una huelga

Es grave y  escandaloso el instructivo girado por las Jefaturas de Inspección Regionales, como así también, el audio que publicó LA Ciudad, dirigidos

A seis años de su partida, Cristina recordó a Néstor Kirchner
Juez Arias: “Macri estaría incurso en el delito de desobediencia”
Alberto Descalzo reafirmó su pertenencia al Frente para la Victoria y su lealtad a la Presidenta

Es grave y  escandaloso el instructivo girado por las Jefaturas de Inspección Regionales, como así también, el audio que publicó LA Ciudad, dirigidos hacia los directivos de las escuelas, con la petición de registrar, con nombre y apellido, cargo y  número de legajo, a los docentes que se plegaran al paro anunciado por los sindicatos nacionales para el 6 y 7 de marzo. El dato mas llamativo y a todas luces novedoso, es que lo deben hacer un día antes de que comience el paro.

El derecho de huelga es un derecho establecido por la propia Constitución Nacional, en su artículo 14 bis y reconocido por toda la legislación internacional en materia de derechos de los trabajadores.

Sin embargo este tipo de medidas va en línea con la intención que tiene el gobierno provincial de “espiar” a los docentes, por la cual el año pasado y a través de la licitación número 9/2016, la gobernadora María Eugenia Vidal destinó más de un millón y medio de pesos para conformar un “Observatorio Analítico” que registre las opiniones qué expresan “los actores de la comunidad educativa” en las redes sociales.

Ahora y desconociendo las funciones y los objetivos plasmados en la ley 13.688 (Ley Provincial de Educación de la Provincia de Buenos Aires) Las jefaturas de inspección se lanzaron a una verdadera caza de brujas para identificar a los docentes díscolos.

Pero tan absurda es la petición como coercitiva; solicitar por anticipado a un docente que manifieste su decisión de plegarse a una medida de fuerza con 48 horas de anticipación, es equivalente a pedirle que firme la planilla de presentismo dos días antes de presentarse a trabajar.

Por lo que la medida sólo puede tener un fin intimidatorio o persecutorio. De esta manera el personal directivo comunicará al personal que se encuentra a su cargo la petición formulada por los inspectores con el firme propósito de disuadirlos al cumplimiento de la protesta o identificarlos y registrarlos.

Pero existe todavía un agravante más, ya que, son los mismos inspectores que se encargan o están presentes en las evaluaciones a los docentes para realizar las “Pruebas de Selección”, que permite cubrir los cargos directivos y de supervisión en forma provisoria, o el de los llamados a concursos para ejercerlos en forma permanente. Y de esta manera, preferir a los docentes  adictos y fácilmente manipulables.

Nadie niega que la Dirección de Educación Provincial  debe estar informada sobre el presentismo docente, pero esto sólo debe ser a los fines de producir la justa liquidación de los haberes salariales. Según lo establece la  ley 13.688, es a través de la presentación de la correspondiente planilla de contralor que se realiza  todos los meses en el Consejo Escolar, organismo encargado de todo tipo de trámite administrativo vinculado a las licencias y el ausentismo, mientras que las Jefaturas Regionales y Distritales de Inspección son las encargadas de la supervisión técnica-pedagógica del proceso de enseñanza y aprendizaje que se realizan en las aulas, y no de espiar o coaccionar a los trabajadores de la educación.

Por Héctor Duso

[related_post themes=”flat”]

COMMENTS