Cambiemos en Ituzaingó: una interna sin escrúpulos y a la vista de todos

Cambiemos en Ituzaingó: una interna sin escrúpulos y a la vista de todos

Brancatelli: “Voy a seguir trabajando para que en Ituzaingó se viva mejor”
El Bloque del Frente Renovador pedirá audiencias públicas para aprobar las vías de excepción
Mañana domingo la marcha por “Paz, Pan y Trabajo” promete ser multitudinaria

Cuando Osvaldo Marasco, ex secretario de Obras Públicas del Intendente Alberto Descalzo, se lanzó como candidato a jefe comunal, jamás vislumbró que la alianza Cambiemos podía ser la herramienta electoral para ganar las elecciones en ninguna de las tres jurisdicciones Nación, Provincia de Buenos Aires y Municipio de Ituzaingó.

En su cálculo especulativo priorizó en primer lugar la reelección de su cuñada, Mirta Tonellato, que en primera instancia había asumido por la agrupación política de Francisco De Narvaez, luego la lista se completaba con Gastón Di Castelnuovo, José Luis Sanchez y Ana De Benedetto. Ya en el momento de la conformación de la lista Marasco arremetió contra la que hoy es la gobernadora Vidal porque el tercer lugar que ocupó Sanchez estaba reservado para Facundo Echeverría (ex cuestión de peso), quien sería íntimo de Vidal y de su ex esposo y actual intendente de Morón Ramiro Tagliaferro, pero el candidato no tenía domicilio en Ituzaingó y estaba vinculado con la barra del Club Huracán. El reemplazo le costó el distanciamiento definitivo de Marasco con Vidal.

Producidas las elecciones Marasco se llevo la primera sorpresa, en Nación y Provincia había ganado su fuerza política, y en su municipio una campaña electoral que había desacelerado en su última semana le arrebató el triunfo por apenas 2305 votos – 2,15%- , la segunda sorpresa fue que ingresaron cuatro concejales y su amigo Sergio Crego– empresario de la línea de transporte 216- y su hermano Eugenio, en el quinto y sexto lugar se quedaron en la puerta del Concejo.

Rápido de reflejos, Marasco le hecho la culpa a Tagliaferro y a Vidal de la derrota, ahondando la brecha que se produjo por el tema de las candidaturas. Con las tareas propias de la asunción y de los primeros meses al frente de la gestión, se produjo una aparente calma entre ellos. Marasco aprovechó y realizó su primea jugada, le hizo pedir licencia a Tonellato, su cuñada y en su lugar asumió el empresario Sergio Crego. Ahora su hermano estaba mas cerca de la asunción.

Apenas se iniciaron las sesiones ordinarias en el Concejo Deliberante de Ituzaingó, se produjo el primer paso de bandos. El matrimonio Julio Díaz y Carolina Lopez, dos ediles provenientes del Frente Renovador en las elecciones del 2013, anunciaron su pase a Cambiemos luego de tratativas secretas con Marasco. El cambio de partido obedece más a una especulación por la reelección de alguno de ellos dos, que a convicciones ideológicas, porque la fuerza liderada por Massa va perdiendo votos y en la próxima elección tienen que renovar sus bancas dos personas con mayor peso político, Carlos Acuña, el hijo del dirigente cegetista y Roberto Rocha, fundador de ese espacio político.

Los cuatro concejales de cambiemos rechazaron el ingreso del matrimonio, de hecho no están integrados al mismo bloque y ni siquiera votan en forma similar.

A renglón seguido hubo dos denuncias promovidas por el reemplazante de Tonellato, el empresario Crego que arremetío contra Sanchez, acusado de pertenecer en el pasado a la organización de Milagro Sala y de Gastón Di Castelnuovo por violencia de género y defraudación y estafa contra Nadia Cardozo, en ambos casos el abogado litigante es Mariano Maccia, colaborador y parte del equipo de Marasco y Crego.

La reciente pelea nuevamente lo ubica a Marasco en el eje de la tormenta, el dirigente local de la Coalición Cívica que lidera Lilita Carrió, Ricardo Belando lo acaba de echar de esa fuerza, el último refugio que le quedaba para pertenecer a la alianza que gobierna la Nación.

Bloque de concejales
Tres son los bloques que dicen pertenecer a Cambiemos, el matrimonio Diaz-Lopez; Di Castelnuovo-Sanchez y De Benedetto; y el unipersonal de Sergio Crego. Entre los tres suman 6 concejales el 30% de la representación local, son un total de 20.

Desde abril de este año se presentaron en el Concejo Deliberante mas de 500 proyectos para su tratamiento, de los cuales menos del 10%– unos 44- pertenecen a esta agrupación política. Entre ellos destacamos sólo dos como innovadores, uno referente al control de las Fiestas Privadas y el otro de la creación de un programa para acercar el deporte a las escuelas; 32 son pedidos al municipio para que repare un bache, una luminaria o que le solicite a la provincia que refuerce la seguridad en algún barrio; tres son declaraciones de beneplácito y 9 mas entre pedidos de informe y cambios de sentido en la circulación de las calles.

El balance legislativo es bastante pobre, por lo menos en lo que va del año, mucha discusión y peleas internas, le está quitando tiempo para cumplir con la producción legislativa, recorrer el territorio, conocer la problemática de los barrios y sus posible soluciones, no solamente los baches y las lamparitas que no funcionan, para eso no hace falta ser concejal.

Hasta ahora son una fuerza política significativa, mas en promesas de cambios que aportes para los vecinos.

Por Andrea Peñaloza

COMMENTS

DISQUS: 0