El miedo al Papa Francisco

El miedo al Papa Francisco

El Banco Nación se suma a los descuentos del 50 % en compras con tarjetas de débito o crédito
Indec: La inflación de febrero fue del 3,8 % y anualizada es la más alta desde 1991
Madre Tierra: más de 25 años trabajando por el barrio Pachamama en Villa Udaondo

“Los invito a leer los mensajes del Santo Padre, no las crónicas de los periódicos que hacen foco en algunos temas particulares, que aparentemente pretenden oscurecer lo que ha acontecido realmente, sino lo que el Papa nos vino a traer, aquí, muy cerquita, a nuestro país hermano, aquí en América Latina”, afirmó  hoy el Presidente de la Conferencia Episcopal Argentina, el obispo Oscar Ojea en abierta referencia a la campaña de desprestigio que el gobierno argentino a través de sus dos grandes medios de comunicación (La Nación y Clarín) ha coordinado contra el Papa Francisco.

No se deja pasar el mensaje de Francisco, se lo escamotea, se lo esconde y, mientras tanto, se pone el foco en si el Papa saludó o no al presidente electo Sebastián Piñera o si es pertinente o no que alguien tenga que esperar mucho tiempo en una calle para ver al Papa pasar. Todo lo que tiene que ver con presentar la visita como un fracaso por la falta de gente es absolutamente mentiroso” contestó el vocero de la iglesia argentina, visiblemente ofuscado. 

La Iglesia esta preocupada y sigue con detalle el avance de esta visible campaña contra el Papa en su tierra, “en su patria” como él mismo afirmó en Chile cuando saludó a los miles de argentinos que cruzaron la cordillera para poder verlo. No es para menos, en tiempos en que la “postverdad” forma opinión y poco interesa la constatación de los hechos tal como sucedieron; una campaña de desprestigio de la magnitud que parece haber emprendido el gobierno contra Francisco, tendrá consecuencias y la Iglesia lo sabe. Sobran ejemplos y victimas que han transitado este despiadado espinel.

El editorialista mas importante del diario Clarín Eduardo Van Der Kooy, refleja hoy sin medias tintas en su columna de opinión, lo que piensa el gobierno de Francisco:  “Al Papa  Se lo observó en Chile con un gesto crispado y un lenguaje impropio para quien predica la armonía. Con desagradables huellas de su pensamiento político. El Papa no ha sabido aún hacerse observar por la sociedad como verdadero mediador”. publica hoy Clarín ya sin disimular el encono.

Tres días antes, Francisco había celebrado la “Misa de la integración de los pueblos” en Temuco, junto a grupos mapuches argentinos y chilenos, con un mensaje de unidad y reconciliación. El pontífice instó a la “defensa de todas las culturas indígenas” y destacó la necesidad de que cada pueblo aporte sus riquezas y deje de lado “la lógica de creer que existen culturas superiores o inferiores”. “Esta celebración la ofrecemos por todos los que sufrieron y murieron, y por los que cada día llevan sobre sus espaldas el peso de tantas injusticias“, llegó a señalar Francisco durante su homilía en el aeródromo de Maquehue.

El obispo Oscar Ojeda parece haber entendido muy bien que está pasando en el gobierno argentino en relación a Francisco: “Al Papa se le tiene miedo, se le tiene miedo a su liderazgo y a su capacidad de aglutinar a las personas en torno a sus ideas y a su figurasentenció.

 

COMMENTS

DISQUS: 0