Murió una docente a causa de las fumigaciones: “Paren de enfermarnos, paren de matarnos”, había pedido en una carta

Murió una docente a causa de las fumigaciones: “Paren de enfermarnos, paren de matarnos”, había pedido en una carta

El sábado por la noche falleció Ana Zabaloy, ex directora de una escuela rural de San Antonio de Areco, a causa de las constantes fumigaciones con agr

Ituzaingó: “Recetas Solidarias” con descuentos en medicamentos para vecinos sin obra social
Actividades para los niños en Padua durante las vacaciones de invierno
Ituzaingó: adiós a los cestos de basura, el 1 de enero pondrán UN contenedor por cuadra

El sábado por la noche falleció Ana Zabaloy, ex directora de una escuela rural de San Antonio de Areco, a causa de las constantes fumigaciones con agrotóxicos en las proximidades del establecimiento educativo y en pleno horario escolar. La docente se había convertido en un emblema de lucha contra el uso de estos venenos, esparcidos por aire y por tierra.

Ana había relatado a través de una carta abierta: “En una de esas ocasiones el producto utilizado fue 2,4-D, y me volví a mi casa con una parestesia facial y con una insuficiencia respiratoria. Somos muchas las docentes rurales que padecemos esta misma realidad, las fumigaciones nos atravesaron la vida y en muchos casos se llevaron por delante nuestra salud. Nadie nos los contó, no lo leímos en ningún diario, nos pasó, lo vivimos, como una cotidianidad inevitable. Somos testigos obligados del costo humano del actual sistema productivo. Vimos a nuestros alumnos sufrir los efectos de las fumigaciones en la salud”.

Desde Suteba, recordaron a la docente como una “luchadora incansable contra las fumigaciones sobre las escuelas“, y manifestaron: “Nos comprometemos en mantener su lucha para evitar que los agroquímicos perjudiquen la salud de nuestro pueblo, y para ello exigimos a quienes gobiernan que se legisle de modo tal que las prácticas agrícolas sean eficaces y saludables. EL CUIDADO DE LA VIDA DEBE PREVALECER POR ENCIMA DEL NEGOCIO DE LAS MINORIAS PRIVILEGIADAS QUE HOY GOZAN DE IMPUNIDAD”.

Ana había es denunciado: “faltan los comunicados oficiales a nivel provincial y nacional de las autoridades gremiales haciéndose eco de esta problemática que se ha transformado a lo largo de tantos años de impunidad en un genocidio silencioso, a veces es difícil no sentir que los niños y docentes y pobladores de escuelas y poblados rurales no formamos parte de lo que tan poéticamente describe Eduardo Galeano en su poema Los Nadies”.

La carta de Ana finalizaba diciendo: “En nombre de nuestros niños, de sus familias y de nosotros mismos, una vez más exigimos: paren de fumigar las escuelas y poblados rurales. Paren de enfermarnos. Paren de matarnos”.

Por Daniela Yacub.

COMMENTS

Si queres recibir noticias en tiempo real, mandanos un OK