Prevención: probabilidades de Neumonía aumentan en otoño e invierno

Prevención: probabilidades de Neumonía aumentan en otoño e invierno

La neumonía, según explica la Organización Mundial de la Salud (OMS), es un tipo de infección respiratoria aguda que afecta a los pulmones y que se tr

Investigan efectos: ¿Serías capaz de viajar sin acceso a la tecnología durante más de 24 horas?
El Reloj presenta su documental en Ituzaingó
Que lineas de colectivos no funcionaran el próximo martes 30 de abril

La neumonía, según explica la Organización Mundial de la Salud (OMS), es un tipo de infección respiratoria aguda que afecta a los pulmones y que se transmite generalmente por contacto directo con personas infectadas, siendo los cambios bruscos de temperatura del otoño y del invierno una causa de especial atención, pues aumentan las posibilidades de sufrir infecciones pulmonares.

La neumonía es la tercera causa de muerte en adultos en todo el mundo y la sexta en Argentina. Las complicaciones que produce pueden dejar secuelas importantes, por lo que la consulta a tiempo es la clave para el éxito en el tratamiento de la enfermedad.

Además, la neumonía es la principal causa individual de mortalidad infantil en todo el mundo, aunque su prevalencia es mayor en el África subsahariana y Asia meridional, agrega la OMS.

Por su parte, UNICEF señala que la prevención y el tratamiento de la neumonía pediátrica tiene importancia fundamental con respecto al logro de la meta correspondiente a la reducción de la mortalidad infantil de los Objetivos de Desarrollo del Milenio.

Sin embargo, sólo una de cada cuatro personas que tienen niños o niñas a su cargo sabe que la respiración entrecortada o laboriosa son los dos síntomas principales de la neumonía, que indican que el paciente debe recibir tratamiento inmediato.

¿Cómo se previene la neumonía?

Entre las principales medidas preventivas figuran el fomento de la nutrición adecuada, como el amamantamiento, el suministro de suplementos de vitamina A y el consumo de zinc. También es importante la reducción de la contaminación del aire en el interior de las viviendas y el aumento de las tasas de inmunización mediante vacunas que ayuden a prevenir que los niños se contagien infecciones que provocan la neumonía.

Otras formas de prevención que se pueden señalar sonlavarse las manos frecuentemente, desechar adecuadamente los pañuelos, cubrirse la boca y la nariz cuando tose o estornuda. En el caso de los grupos considerados con mayor riesgo deben recibir la vacunación anual contra la gripe y la vacuna antineumocócica.

Los síntomas de la neumonía pueden ser entre leves a severos, aunque en cualquier caso hay que consultar al médico a la mayor brevedad posible. Algunos de los síntomas más frecuentes son fiebre alta, escalofríos, tos con flema que no mejora o empeora, falta la respiración al hacer actividades cotidianas, dolor en el pecho al respirar o toser y sentirse peor después de un resfrío o gripe.

Es importante entender que, ante cualquier duda o señales de síntomas, lo principal es consultar al médico. En reglas generales, se recomienda reposo, antibióticos y medicamentos para aliviar los síntomas, pues siguiendo el tratamiento indicado por el médico, la mayoría de los pacientes mejora al cabo de dos semanas.

Sin embargo, dependiendo del estado, las personas diagnosticadas pueden requerir hospitalización y los pacientes de edad avanzada o con su sistema inmune más débil pueden necesitar un tratamiento más prolongado.

COMMENTS

DISQUS: 0
Si queres recibir noticias en tiempo real, mandanos un OK