No levanta cabeza

No levanta cabeza

Deportivo Morón solo obtuvo un empate como local ante Gimnasia y Esgrima de Mendoza y comienza a mirar desde lejos los puestos de vanguardia. Los camb

Llegaron las 40 motos para los corredores escolares
Tecnología: Ahora los mensajes en WhatsApp podrán ser etiquetados
¿Qué es la EPOC?
Llega una Nueva Edición del “Ciclo INTEGRARTE”

Deportivo Morón solo obtuvo un empate como local ante Gimnasia y Esgrima de Mendoza y comienza a mirar desde lejos los puestos de vanguardia. Los cambios introducidos por Walter Otta no generaron el impacto esperado y el “Gallo” volvió a dejar una pálida imagen aún cuando tuvo chances de ganar el partido

No logra levantar cabeza este nuevo modelo futbolístico del Deportivo Morón. Con modificaciones en la faz ofensiva y mayor ambición, Morón terminó chocando contra su falta de creatividad ante un rival que jugó mas de un tiempo con diez jugadores por la cuestionable expulsión de Gabriel Fernández.

Las salidas de Chaves (lesionado) y González (expulsado ante Platense), propiciaron el ingreso de Akerman y Pumpido, en busca de mayor presencia ofensiva. Esto generó algunos beneficios a Nicolás Ramírez y  a Junior Mendieta en la primera mitad. De hecho desde los pies de ambos extremos se gestaron cuatro chances concretas de gol que no alcanzaron para marcar la diferencia. En defensa Morón solo pasó sobresaltos en el inicio del partido pero disfrutó de una tarde tranquila que se profundizó cuando el adversario decidió dedicarse a sostener el empate con un jugador menos.

El complemento mostró la impotencia del dueño de casa ante el repliegue visitante. Movió la pelota con demasiada parsimonia y no encontró espacios que le permitieran llevarse el partido. Gimnasia entendió la falta de agresividad de los de Otta y fue llevando el juego hacia el terreno de la lentitud. El partido se hizo muy cortado y el “Gallo” nunca pudo soltarse de las redes visitantes para quedarse con el sabor amargo de un empate a cero que ni siquiera contó con emociones en las tribunas vacías por decisión conjunta entre el APREVIDE y la dirigencia local.

Ahora Morón visitará a Villa Dálmine, que viene de perder ante Chacarita pero es un rival exigente que se ubica en la parte alta de la tabla. Las obligaciones comienzan a ser mayores y seguramente veremos nuevos cambios en la alineación, intentando potenciar las mejoras con mayores cuotas de contundencia y creatividad. Otro traspié significaría un duro golpe a las ilusiones de ascenso del hincha del “Gallo” en un momento un tanto revolucionado puertas adentro de la institución.

Por Nicolas Di Pasqua

COMMENTS