No todo lo que reluce es oro. Somos pocos y nos conocemos mucho

No todo lo que reluce es oro. Somos pocos y nos conocemos mucho

Decir lo que la gente quiere escuchar, es una estrategia electoral más vieja que la misma democracia. Encuesta en mano  los candidatos dicen cualquier

Esteban Bullrich: “Celebramos que cada día que pasa hay un pibe más que está preso”
Marasco se vuelve a meter en la interna de Cambiemos y desata una crisis sin precedentes a un mes de las elecciones
Un arrepentido afirmó hoy que Gustavo Arribas cobró U$ 850.000 en coimas
la Justicia frenó la designación de los Jueces de la Corte propuestos por Macri

Decir lo que la gente quiere escuchar, es una estrategia electoral más vieja que la misma democracia. Encuesta en mano  los candidatos dicen cualquier cosa.  “Llegó el día, llegó la esperanza”, se escuchaba ayer en Tigre en el lanzamiento de Sergio Massa como candidato a diputado nacional,  es la “la historia de un tipo común que soñó algo grande”, repetían los videos,  es alguien “que llenó la política de aire fresco” y “te hinchó los pulmones de esperanza”, se cansaban de repetir. En definitiva, una catarata de frases lindas, vacías de contenido y dirigidas a un elector bobo que vive de las emociones y que  nunca tiene que sortear  en su vida cotidiana ninguna penuria, injusticia o maltrato. Es como hablarle a la “familia Nork suiza”. Un standard social de una vieja publicidad televisiva que le mostraba a la sociedad argentina una familia modelo en los años 90. Todo es amor, esperanza y éxito, no hay conflictos ni tensiones, pero por sobre todas las cosas, es gente linda, blanca, rubia y arreglada.

En realidad el Frente Renovador que conduce Sergio Massa, formado por peronistas ortodoxos, duhaldistas, radicales, ex lilitos,  seguidores de Macri, ex kirchneristas, empleados del grupo clarín,  empresarios del espectáculo, productores agropecuarios y representantes de “cuatro centrales sindicales”, son viejos y conocidos personajes de la política argentina.

En Ituzaingó, los candidatos de Massa, no son la excepción. Roberto Rocha, fue secretario privado del intendente Alberto Desclazo durante más de diez años y que hoy representa al Massismo con el único argumento de ser amigo personal del intendente de Tigre. Su inmediato seguidor, Carlos Acuña, un sindicalista del sector de las estaciones de servicio, es ahijado de Graciela Camaño, aquel personaje que le pegara una cachetada a Carlos Kunkel en plena sesión de la Cámara de Diputados.

La tercera Carolina López, es esposa de Julio Díaz, actual concejal. López solo figura en la lista para que en caso de ser elegida, dar un paso al costado y dejarle el lugar a su marido que va cuarto y que solo así, se asegura la renovación de su banca. . Díaz es actualmente concejal y firme aliado del intendente Alberto Descalzo, de hecho, con su voto el Concejo Deliberante pudo autorizar al intendente a iniciar el proceso privatizador del cine “Gran Ituzaingó”.

Todos viejos conocidos. 

---
Leer mas  El F.M.I. ya nombró a su representante en Argentina

COMMENTS

Si queres recibir noticias en tiempo real, mandanos un OK