¿Sabes qué es la parálisis del sueño?

¿Sabes qué es la parálisis del sueño?

¿Alguna vez te ha pasado que despiertas bruscamente teniendo consciencia de tus pensamientos, pero sin poder moverte físicamente? Quizás se t

En la Semana del Glaucoma se realizarán exámenes de detección gratuito
Vitiligio: una enfermedad de la piel que aísla
Despidamos el año con precaución: evita el uso de pirotecnia
Share on Facebook0Tweet about this on Twitter

¿Alguna vez te ha pasado que despiertas bruscamente teniendo consciencia de tus pensamientos, pero sin poder moverte físicamente?

Quizás se trata de parálisis del sueño aislada, que es un trastorno del sueño más común de lo que se puede creer y que se produce durante la transición entre el sueño y la vigilia, ya sea en los momentos previos a conciliar el sueño o en el momento del despertar.

Así lo publica la revista digital Muy Interesante, que explica que quien la sufre, despierta bruscamente teniendo plena consciencia de sus pensamientos pero manteniéndose paralizado físicamente.

Aunque puede abrir los ojos, no es capaz de emitir sonido ni mover músculo alguno, lo cual le genera una considerable sensación de angustia y de temor por estar sufriendo un episodio de una enfermedad grave.

Por si fuera poco, al encontrarse en un estado de limbo entre el sueño y la vigilia, la persona suele padecer alucinaciones auditivas y visuales que generalmente coinciden en una intensa sensación de presencia y de movimiento en torno a su cuerpo indolente.

Este trastorno se debe a una intrusión anormal de un estado de REM (movimiento ocular rápido) durante un estado de vigilia: literalmente estás despierto, pero parte de tu cerebro sigue sumido en el sueño.

Durante la fase REM, el cerebro inhibe el movimiento de la mayoría de nuestros músculos para evitar que representemos los sueños y nos lesionemos de forma involuntaria, de ahí la parálisis corporal.

Suele manifestarse en contadas ocasiones en individuos con plena salud mental pero sometidos a altos niveles de estrés o cansancio, que alcanzan la fase profunda del sueño con demasiada rapidez y que acostumbran a dormir boca arriba.

El artículo señala que descansar lo suficiente a menudo resuelve el problema. Sólo suele aparecer de forma periódica en pacientes de ansiedad, trastorno bipolar, depresión y trastorno de estrés postraumático.

Los ataques a menudo implican sensaciones de terror, ira y de muerte inminente, ya que las alucinaciones suelen ser de carácter siniestro y malévolo.

No existe riesgo para la vida en ningún sentido, ya que nada de lo que vemos y oímos e incluso olemos, es real, y la parálisis cede a los pocos minutos, normalmente a causa de un vasto esfuerzo por incorporarse o del contacto con otra persona que acude alarmada.

Una vez despiertos del todo, es aconsejable levantarse y moverse; de lo contrario existe la posibilidad de volver a experimentar un estado de parálisis del sueño.

Siempre aconsejamos recurrir a tu especialista de la salud, en caso de tener este tipo de episodios o para aclarar dudas.

Fuente: muyinteresante.es

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter

COMMENTS