¿Podría sufrir Alzheimer?: Señales para reconocerlo

¿Podría sufrir Alzheimer?: Señales para reconocerlo

El Alzheimer es una enfermedad que se va mostrando de manera lenta y progresiva, y que se presenta más comúnmente entre las personas mayores, como un

Argentina es el país de mayor consumo de antibióticos en la región
Día del Melanoma: cómo prevenir el cáncer de piel más letal
Diario La Ciudad renueva su imagen con el slogan “Ituzaingó en la Web”
Cómo afecta la actividad física a las personas que fuman

El Alzheimer es una enfermedad que se va mostrando de manera lenta y progresiva, y que se presenta más comúnmente entre las personas mayores, como un trastorno cerebral que afecta gravemente la capacidad de una persona de llevar a cabo sus actividades diarias, afectando, primeramente, las partes del cerebro que controlan el pensamiento, la memoria y el lenguaje.

Las personas que conviven con esta patología pueden tener dificultades para recordar cosas que ocurrieron en forma reciente o los nombres de personas que conocen, explica el portal MedlinePlus.gov. Como es progresivo, al tiempo pueden no reconocer incluso a sus familiares o personas cercanas, y tener dificultades para desarrollar tareas cotidianas como cepillarse los dientes o peinarse el cabello.

Más adelante, pueden volverse ansiosos o agresivos o deambular lejos de su casa, por lo que llegará el punto en que requieran atención y cuidado total, que puede resultar estresante para los familiares que deben encargarse de sus cuidados.

Sin embargo, como ya se explicó, es una condición médica cuyo avance se muestra de manera lenta, por eso la Alzheimer’s Association ha creado una lista de señales de advertencia y aconseja a quienes sientan que experimentan una o más de estas señales, en el grado que sea, consulte a su médico. En este artículo las compartimos:

Cambios de memoria que dificultan la vida cotidiana

Es muy común, sobre todo en las etapas tempranas. Se olvida información recién aprendida. También se olvidan fechas o eventos importantes; se pide la misma información repetidamente; se depende en sistemas de ayuda para la memoria, como notas o dispositivos electrónicos. o en familiares para hacer las cosas que antes uno se hacía solo.

Dificultad para planificar o resolver problemas

Algunas personas experimentan cambios en su habilidad de desarrollar y seguir un plan o trabajar con números. Pueden tener dificultad en seguir una receta conocida o manejar las cuentas mensuales. Pueden tener problemas en concentrarse y les puede costar más tiempo hacer cosas ahora que antes.

Dificultad para desempeñar tareas habituales en la casa, en el trabajo o en su tiempo libre

A veces pueden tener dificultad en llegar a un lugar conocido, administrar un presupuesto en el trabajo o recordar las reglas de un juego muy conocido.

Desorientación de tiempo o lugar

A las personas con el mal de Alzheimer se les olvidan las fechas, estaciones y el paso del tiempo. Pueden tener dificultad en comprender algo si no está en proceso en ese instante. Es posible que se les olvide a veces dónde están y cómo llegaron allí.

Dificultad para comprender imágenes visuales y cómo objetos se relacionan uno al otro en el ambiente       

Para algunas personas, tener problemas de la vista es una señal del Alzheimer. Pueden tener dificultad en leer, juzgar distancias y determinar color o contraste, lo cual puede causar problemas para conducir un vehículo.

Nuevos problemas con el uso de palabras en el habla o lo escrito        

Los que padecen del Alzheimer pueden tener problemas en seguir o participar en una conversación. Es posible, también, que paren en medio de conversar sin idea de cómo seguir o que repitan mucho lo que dicen. Puede ser que luchen por encontrar las palabras correctas o el vocabulario apropiado o que llamen cosas por un nombre incorrecto (como llamar un “lápiz” un “palito para escribir”).

Colocación de objetos fuera de lugar y la falta de habilidad para retrazar sus pasos    

Una persona con el Alzheimer suele colocar cosas fuera de lugar. Se les puede perder cosas sin poder retrasar sus pasos para poder encontrarlas. A veces, es posible que acusen a los demás de robarles. Esto puede ocurrir más frecuentemente con el tiempo.

Disminución o falta del buen juicio

Las personas que padecen del Alzheimer pueden experimentar cambios en el juicio o en sus decisiones. Por ejemplo, es posible que regalen grandes cantidades de dinero a las personas que venden productos y servicios por teléfono. Puede ser que presten menos atención al aseo personal.

Pérdida de iniciativa para tomar parte en el trabajo o en las actividades sociales

Una persona con la enfermedad de Alzheimer puede empezar a perder la iniciativa para ejercer pasatiempos, actividades sociales, proyectos en el trabajo o deportes. Es posible que tengan dificultad en entender los hechos recientes de su equipo favorito o en cómo ejercer su pasatiempo favorito. También pueden evitar tomar parte en actividades sociales a causa de los cambios que han experimentado.

Cambios en el humor o la personalidad

El humor y la personalidad de las personas con el Alzheimer pueden cambiar. Pueden llegar a ser confundidas, sospechosas, deprimidas, temerosas o ansiosas. Se pueden enojar fácilmente en casa, en el trabajo, con amigos o en lugares donde están fuera de su ambiente.

COMMENTS