Qué es la dieta cetogénica y cómo podría ayudar con la epilepsia

Qué es la dieta cetogénica y cómo podría ayudar con la epilepsia

Cuando las personas con epilepsia no logran controlar sus múltiples convulsiones diarias tras probar con más de dos medicamentos, se recomienda la ind

“Yo, Almafuerte”, el libro de Carlos Boragno se presentará en el Auditorio Néstor Kirchner
Paro docente en Provincia para el martes, miércoles y jueves
Cine al Aire Libre en Ituzaingó: Se proyectará “Esperando La Carroza”
Mañana proyectan El “Camino de Santiago” en Ituzaingó

Cuando las personas con epilepsia no logran controlar sus múltiples convulsiones diarias tras probar con más de dos medicamentos, se recomienda la indicación de lo que se conoce como ‘dieta cetogénica’, una terapia metabólica que despierta cada vez más entusiasmo en la comunidad médica por sus marcados beneficios para esta enfermedad y por distintas líneas de investigación que van mostrando usos prometedores.

De este tema se habló durante el primer Nutricia KetoUniversity Latam en Buenos Aires, un evento científico regional para profesionales de la salud de Brasil, Bolivia, Colombia, Chile y Argentina, que tuvo lugar el viernes 26 y sábado 27 de octubre en nuestro país.

“Veinte años atrás, la dieta cetogénica era percibida como un tratamiento alternativo, mágico, sin respaldo suficiente. Eso fue modificándose gracias a la robusta evidencia científica que se fue generando. Hoy entendemos que existen más de 10 mecanismos por los cuales esta dieta funciona, lo que está despertando el interés de muchos investigadores”, sostuvo el Dr. Eric Kossoff, Director Médico del Centro Pediátrico de Dieta Cetogénica del Hospital Johns Hopkins, quien visitó la Argentina para disertar en el mencionado evento científico.

¿A qué nos referimos cuando hablamos de dieta cetogénica? Se la llama ‘dieta’, pero en realidad es un tratamiento metabólico que consiste en la restricción en la ingesta de hidratos de carbono y el aumento de la incorporación de grasas, lo que incrementa el desarrollo a nivel celular de ‘cuerpos cetónicos’, que son sustancias que derivan de la degradación de las grasas.

El organismo los utiliza como energía cuando hay poca glucosa circulando, porque se restringieron los carbohidratos. Por diversos mecanismos metabólicos, esa combinación de bajos hidratos y aumento de las cetonas produce un efecto sobre la reducción de las convulsiones provocadas por la epilepsia.

Al respectó, el Dr. Kossoff reforzó que es necesario llevar adelante en simultáneo ambas estrategias alimentarias, porque es el resultado de esa combinación lo que genera el efecto beneficioso. No funciona si uno lo realiza a medias”.

Los alimentos contemplados en la dieta incluyen crema, aceite, manteca, carne, pollo, huevo, quesos, pescado, frutas y verduras. Se excluyen cereales, papas, galletitas, choclo, batata o pastas. En la mayoría de los casos, no es un tratamiento para toda la vida: luego de unos años, empiezan a introducirse cambios progresivamente hasta que, finalmente, el paciente realiza una dieta prácticamente normal.

La Dra. Marisa Armeno, médica pediatra, especialista en Nutrición Infantil y Coordinadora del equipo de terapias cetogénicas de Hospital Garrahan, remarcó que ésta es una terapia que debe ser indicada y seguida por un grupo de expertos, con médicos, nutricionistas y en centros de referencia: “no es para que la inicie alguien por su cuenta en su casa o a través de páginas de internet. Son tratamientos específicos, individualizados, ajustados a las características de cada paciente”.

Fuente: nota de prensa/agencia de noticias.

COMMENTS