Quieren habilitar el edificio incendiado sin las mínimas garantías de seguridad

Quieren habilitar el edificio incendiado sin las mínimas garantías de seguridad

Los días transcurren y las respuestas no llegan para el grupo de vecinos (propietarios e inquilinos) que fueron víctimas del incendio en uno de los su

Miles son afectados por los cortes de luz que se producen en medio de olas de calor
Muestra plástica “Mujeres Molestas” en el ETI de Ituzaingó
La revolución en AFA no sirve si solo rueda la cabeza del DT

Los días transcurren y las respuestas no llegan para el grupo de vecinos (propietarios e inquilinos) que fueron víctimas del incendio en uno de los subsuelos del edificio de Olazábal 1044. Tal como informamos el último sábado, muchos de los habitantes del complejo habitacional debieron ser rescatados por los Bomberos, evidenciándose en el operativo la ausencia grave de elementos básicos de seguridad en las instalaciones.

Un desperfecto en la sala de tableros eléctricos del inmueble, parece ser la causa de la importante columna de humo que generó momentos de extrema tensión, provocando la inmediata intervención delas fuerzas de seguridad. Pero lo peor del caso, según los testimonios de los damnificados y de ciertos participantes del operativo, fue el grado de improvisación del rescate, producto de la falta de medidas de seguridad básicas como alarma de incendio, luces de emergencia, señalización de las salidas disponibles y un plan de evacuación adecuado. Todo esto agregado a la falta de una referencia visible dentro del edificio en el momento del siniestro, que obligó a los vecinos a hacerse  cargo de la crítica situación.

 

Mansini, la empresa constructora que administra el edificio 

La administración del edificio esta a cargo de la empresa Mansini que también construyó el edificio. Desde que se produjo el incendio la empresa constructora no responde a las inquietudes de los vecinos y solo se limita a informar vía red social cuando se van reponiendo los servicios en el edificio.  trabaja contrarreloj para colocar carteles, barandas y luces, mientras esperan las pericias de los distintos entes públicos y privados que deben intervenir en el caso.

Los departamentos no tienen medidores y pagan entre todos una factura comunitaria

Mientras los vecinos denuncian diversos trastornos que van desde la ausencia de la administración ante la necesidad de un espacio para vivir durante las últimas horas, se van conociendo detalles de la situación del edificio. Una de las irregularidades es la ausencia de medidores individuales para el consumo de energía eléctrica. Segun relatan los propietarios, hay una factura comunitaria que pagan entre todos. Hasta el día de hoy Edenor no habría habilitado las instalaciones. Tampoco hay escaleras de emergencias, ni alarmas de incendio ni señalizacion para evacuaciones.

Hay algo peor: nadie se hace cargo de la responsabilidad de habitabilidad del edificio. La municipalidad no tomó cartas en el asunto y aun cuando los propietarios e inquilinos tomaron contacto con funcionarios de la comuna, no han tenido respuestas hasta ahora.

Cartas documentos y juicios contra la constructora

Se espera que pronto comience el fuego cruzado entre las víctimas y la administración del edificio, ya que esta última entiende que con el alta de los servicios y sin demasiadas garantías oficiales, aquellos que debieron abandonar el edificio en condiciones críticas y con el valiente accionar de las fuerzas intervinientes como única garantía, retornen a sus viviendas como si nada hubiera ocurrido. Habrá que ver cómo sigue el caso, teniendo en cuenta que este mismo grupo tiene a su cargo la construcción de otros edificios similares en la zona. (Edificios Los Tilos)

 

COMMENTS