¿Realmente tienes un hogar saludable? Chequea estos consejos

¿Realmente tienes un hogar saludable? Chequea estos consejos

Nuestro hogar es el lugar donde descansamos, convivimos familiarmente y nos resguardamos, por lo que cuidar la salud en casa es de gran importancia, r

¿Que piensan los Ituzainguenses de la desaparición de Santiago Maldonado?
Ituzaingó igualó 2 a 2 con J.J. Urquiza
“La Joya del Oeste” se presenta en Ituzaingó
Share on Facebook0Tweet about this on Twitter

Nuestro hogar es el lugar donde descansamos, convivimos familiarmente y nos resguardamos, por lo que cuidar la salud en casa es de gran importancia, recordemos que de no cuidarse la limpieza y algunos detalles, puede convertirse en foco de enfermedades a corto, mediano y largo plazo.

Empezando por la cocina, el baño y demás espacios, así como el cuidado de los alimentos y cómo los comemos, además de los productos que utilizamos para la limpieza y el orden, terminan siendo determinantes para la salud familiar.

En el baño, por ejemplo, que es donde eliminamos nuestros residuos corporales, y una de las mayores fuentes de humedad. Es necesario mantener la limpieza e higiene permanentemente, utilizando productos desinfectantes y evitando los ambientadores, que son contaminantes y perjudiciales para el organismo. Es mejor usar ambientadores naturales como el incienso u otros más ecológicos.

Los cepillos de dientes deben ser cambiados cada tres meses y, aunque parezca innecesario mencionarlo, desechados posteriormente, pues a veces los guardamos para otros usos y permanecen en el tiempo acumulando bacterias, al igual que los recipientes de plástico antiguos, las tablas de plástico para cortar y otros objetos.

Por otro lado, la cocina es donde preparamos los alimentos, cuya manipulación debe realizarse en un ambiente limpio, evitando la contaminación de alimentos y posteriores enfermedades. Por eso, se debe desinfectar con los productos adecuados y eliminar la grasa de forma recurrente de los hornos, microondas, paredes y cocinas ya que son un foco de bacterias.

Lo importante es que luego de la preparación, los alimentos lleguen de forma saludable a la mesa, sin olvidar que el método de conservación de dichos alimentos debe ser tomado con seriedad, utilizando los recipientes adecuados y respetando la cadena de frío, sobretodo de los alimentos crudos y no mezclarlos en la heladera con los alimentos preparados.

También al momento de calentarlos, al sacar de la heladera, es preferible utilizar el horno, y si se utiliza el microondas no hacerlo con platos o recipientes de plástico que no sean idóneos para este electrodoméstico.

Se aconseja no consumir muchos alimentos enlatados, debido a los químicos que podrían contener y mantener una dieta variada, que incluya vegetales frescos, limpiándolos antes de preparar las ensaladas. Evita las gaseosas en el almuerzo y en la cena, y pedir comida rápida reiteradamente.

En vez de gaseosas, prefiere los batidos de frutas naturales o simplemente agua, pues nuestra calidad de vida aumenta si tomamos abundante líquido, por lo menos ocho vasos de agua al día son los recomendados.

Algunos especialistas recomiendan cocinar en sartenes y recipientes de acero y evitar los de teflón y servir la comida en platos de cerámica o vidrio.

El polvo es otro enemigo de nuestra salud, por lo que debemos ser vigilantes de su remoción diaria con el uso de aspiradores, así como mantener bien ventilada la casa, previniendo afecciones respiratorias que pueden afectar sobre todo a los más jóvenes.

El aire fresco ayuda a mejorar la respiración y, además, la luz solar es un purificador natural de ambientes. Otra razón es el control de la humedad, evitando la aparición de moho, que empeora las alergias, el asma, la gripe, causa rinitis y enfermedades respiratorias.

Otro factor que debemos atender, aunque no parezca tener implicaciones en la salud, es el orden, pues puede terminar siendo de vital importancia, tanto para la salud física como mental, ayudando a mantener la armonía y el cuidado de la limpieza.

Las lámparas de bajo consumo son una gran opción de ahorro de energía, pero en su interior encontramos mercurio, que es una sustancia altamente tóxica para el organismo y que en caso de romperse debe de eliminarse de forma rápida y efectiva.

Aunque estos consejos no sustituyan el chequeo regular de especialistas médicos y las instrucciones de nutricionistas para cuidar nuestra dieta y salud, el mantenerse atentos a detalles de nuestra cotidianidad en casa, colaboran a mantener una vida saludable y una familia sana y feliz. ¿Tienes más consejos para compartir?

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter

COMMENTS