Revisión frecuente de la presión podría prevenir demencia y alzheimer

Revisión frecuente de la presión podría prevenir demencia y alzheimer

Alberto Descalzo desplazó de su cargo a Sandra Rey y crece la tensión por las internas en el peronismo local
Ituzaingó le ganó a El Porvenir 1 a 0
Flybondi cierra su base en Córdoba y trasladará más aviones a El Palomar

Las personas cuya cifra superior en la presión arterial (sistólica) fluctuaba de un día a otro podrían tener más del doble de probabilidades de desarrollar cualquier tipo de demencia o Alzheimer, que las que tenían una presión arterial más estable de un día a otro, según una nueva investigación realizada en Japón.

Sin embargo, el investigador principal, el Dr. Tomoyuki Ohara, profesor de neuropsiquiatría en Facultad de Postgrados de Ciencias Médicas de la Universidad de Kyushu, en la ciudad de Fukuoka, advirtió que este estudio no demuestra que las variaciones en la presión arterial provoquen demencia, sino solamente que las dos cosas parecen estar asociadas, por lo que si alguien tiene una presión arterial fluctuante, estabilizarla podría ayudarle a prevenirla, dijo.

“Nuestros hallazgos sugieren que una mayor variabilidad de un día para otro de la presión arterial, independientemente del promedio de la presión arterial medida en casa, es un factor de riesgo del desarrollo de la demencia, la demencia vascular y el Alzheimer por todas las causas en la población general japonesa anciana”, dijo.

Este estudio que se basó en las monitorizaciones realizadas en casa, también reportó que los participantes tenían casi tres veces más probabilidades de desarrollar una demencia vascular, provocada por el endurecimiento de las arterias.

Para realizar el estudio, cuyo informe apareció en la edición en línea del 7 de agosto de la revista Circulation, los participantes midieron la presión arterial tres veces cada mañana durante un mes para registrar las variaciones diarias.

Ohara y sus colaboradores observaron a más de 1,600 hombres y mujeres japoneses de a partir de 60 años de edad que no tenían demencia. El grupo incluyó a personas con una presión arterial normal e hipertensión. Aproximadamente el 40 por ciento tomaban medicamentos para reducir su presión arterial.

A lo largo de un periodo de seguimiento de 5 años, 134 individuos desarrollaron Alzheimer y 47 demencia vascular, encontraron los investigadores.

Podría ser importante que tuviera el hábito diario de medirse la presión arterial en casa“, comentó Ohara. “Pero se necesitan más estudios para clarificar si la variación de un día para otro de la presión arterial es un indicador de una futura demencia o un objetivo médico para la prevención de la demencia”, dijo.

La demencia vascular resulta de un flujo sanguíneo más bajo al cerebro y con frecuencia se relaciona con la ocurrencia de pequeños accidentes cerebrovasculares, dijeron los investigadores.

Los autores del editorial apuntaron que en el estudio hubo ciertas limitaciones. Una es que la presión arterial puede ser variable por sí misma. Las lecturas de la presión arterial tienden a cambiar si alguien está enfermo o si ha tomado ciertos medicamentos. Tomar medicamentos para la presión arterial de forma inconsistente (por ejemplo, olvidarse de tomarlos un día) también puede cambiar las lecturas de un día para otro. El estudio también necesita replicarse en un grupo mayor y más diverso de personas, según los autores del editorial.

Fuente: intramed.net

COMMENTS

DISQUS: 0
ok
Noticias gratis en tiempo real. Para recibirlas agendanos como DIARIO LA CIUDAD
Powered by