Se suman otros dos casos de expulsión por discriminación en el colegio Mac Kay

Se suman otros dos casos de expulsión por discriminación en el colegio Mac Kay

¿Por qué aumenta la carne?
La impactante historia de Carolina Gorgone
Facebook fue denunciado por revisar mensajes de usuarios

Más casos de expulsión de alumnos en el colegio Mac Kay se han presentado en estos últimos días en la redacción de nuestro diario. A los casos del año pasado en el que 12 familias presentaron un amparo ante a justicia ordinaria de Morón y que fuera publicado en nuestro portal de noticias (http://www.laciudadweb.com.ar/la-justicia-le-ordeno-al-colegio-mac-kay-reincorporar-a-los-alumnos-que-habia-expulsado) y al caso de la niña Sara Cardozo,(http://www.laciudadweb.com.ar/otra-vez-el-colegio-mac-kay-expulsa-alumnos-por-razones-economicas) otras dos familias fueron victimas una vez más de la ira del director y dueño del colegio Sr Oscar Padula. 

Estos últimos dos casos son los de las familias Cardona y Figueroa que con sendas cartas documento han intimado al establecimiento educativo a que permita la re-matriculación de sus hijos.  La negativa de los directivos en todos los casos, está relacionada a problemas que el Director ha tenido con los padres de los alumnos, y que se circunscriben a quejas que las familias le trasmiten a Padula por la marcha de la enseñanza en éste colegio.

Luego de que los padres le manifiestan quejas, reciben cartas documento que el colegio manda a las familias en donde simplemente les dicen: “amparándonos en el derecho de admisión NO inscribiremos a su hijo en el ciclo electivo 2015″. 

¿Que dice la ley 14498?

La ley que regula el derecho de admisión de alumnos en colegios privados es la ley provincial 14498,  en su articulo 1° dice: Los Establecimientos Educativos de Gestión Privada de la Provincia de Buenos Aires en todos sus niveles, que negasen la inscripción a un alumno/a o la reinscripción para el año o ciclo siguiente, estarán obligados en los casos que les fuera solicitado, expresar fundamentos por escrito de las causas que llevaron a la decisión adoptada.”

ARTÍCULO 2º: El padre, madre o tutor a cargo de un/a alumno/a, podrá solicitar mediante nota, telegrama, carta documento o cualquier otro medio fehaciente, dirigida a las autoridades del Establecimiento Educativo, que fundamenten en forma expresa por escrito las razones de la negativa de matriculación o rematriculación. En caso que dicha información sea negada o resulte insuficiente, podrá radicarse denuncia ante la Dirección General de Cultura y Educación.

ARTÍCULO 3º: Las razones o fundamentos de la negativa de matriculación o rematriculación deberán ser brindados por escrito y en forma confidencial al requirente, en el plazo máximo de cinco (5) días hábiles administrativos de recibida la solicitud.

ARTÍCULO 4º: En caso de incumplimiento el Establecimiento Educativo será pasible de las siguientes sanciones, las que podrán aplicarse independiente o conjuntamente, según resulte de las circunstancias del caso:

a)      Apercibimiento.

b)      Multa que oscilará entre un mínimo de cuatro (4) sueldos básicos docentes y un máximo de doce (12) sueldos básicos docentes.

Queda claro que el colegio está obligado a comunicar los motivos de la expulsión. Estos motivos deben estar fundados en razones que justifiquen la decisión y es obvio que deben tener relación con los alumnos. Bajo ninguno motivo se pude castigar a los alumnos por más diferencias que existan entre las autoridades del colegio y los padres.

En dialogo con La ciudadweb, Claudia Arce, madre de una niña de 9 años a la que se le niega la posibilidad de continuar estudiando en el colegio Mac Kay, prometió ir hasta las ultimas consecuencias: “Padula cree que puede obligarme a aceptar sus condiciones. Ahora resulta que si yo le pido disculpas mi hija sigue en el colegio. Como voy a pedirle disculpas a alguien a quien no ofendí. Tengo la impresión de que en la próxima tengo que bajarme los pantalones también”. 

El rol de las inspectores de la Dipregep y la Defensoría del Pueblo de Ituzaingò

Claudia también recurrió a los organismos de contralor de la enseñanza publica. (recodemos que toda la enseñanza es publica, aunque esté gestionada por el Estado o por privados).

En la sede regional de Dipregep.( Dirección provincial de enseñanza de gestión privada) Caludia, fue recibida por Patricia Blanco, inspectora del organismo. Extrañamente el concejo que recibió de la inspectora fue que “minimizara el altercado y accediera a pedirle disculpas a Oscar Padula.”

En el caso de al Defensoría del Pueblo, Claudia fue amablemente atendida, le entregaron una copia de la ley provincial que regula el derecho de admisión en los colegios de gestión privada,  pero le contestaron que no tienen competencia para intervenir.

El Mac Kay, un establecimiento educativo ubicado en Ituzaingó Sur sigue sumando denuncias por abuso de autoridad y discriminación.

COMMENTS