Severino Di Giovanni, el anarquista más famoso del país vivió en Ituzaingó

Severino Di Giovanni, el anarquista más famoso del país vivió en Ituzaingó

Año 1922. Benito Mussolini consolidaba el fascismo en Italia y Severino Di Giovanni, un joven docente y tipógrafo nacido en Abruzos, al oeste de Roma,

El próximo lunes “Ituzaingó Debate” por La Ciudad
Residente gratis en Merlo el día de la primavera
¿Realmente es sano realizar actividad física todos los días?
Share on Facebook0Tweet about this on Twitter

Año 1922. Benito Mussolini consolidaba el fascismo en Italia y Severino Di Giovanni, un joven docente y tipógrafo nacido en Abruzos, al oeste de Roma, emigraba del régimen junto su mujer. Seguramente no imaginaba que en muy poco tiempo se convertiría en uno de los principales referentes del anarquismo en todo el mundo.

Severino y Teresina, su esposa, se instalaron en Brasil, donde tuvieron a Laura, la primera de sus tres hijos. Él trabajaba en la cosecha de maíz. Luego volvieron a Italia y de allí nuevamente a América del Sur, pero esta vez a Argentina, más precisamente a Ituzaingo.  Así lo relataba Osvaldo Bayer en su célebre libro Severino Di Giovanni, el idealista de la violencia: “En mayo de 1923, Di Giovanni, su mujer y su hija Laura llegan a bordo del vapor Sofía al puerto de Buenos Aires. Fueron a vivir a Ituzaingo. Allí, en media hectárea y con un motor a nafta para agua, Severino cultivaba flores que vendía en el mercado del Abasto al por mayor y también al menudeo, por rama”.

El Ituzaingó de la década del 20

Según relatan los historiadores, la ciudad de Ituzaingó en los años 20 era un pueblo de quintas. Los pobladores de la época de dedicaban a cultivar flores, frutas y verduras que luego eran vendidas en los abastos y mercados de la ciudad de Buenos Aires. el Dr. Albero Guercio recuerda que por esos años había muchos viveros. “Es muy probable que Di Giovani haya alquilado alguna de esas quintas para cultivar y vender. Entre los viveros que había en esos años, tenemos por ejemplo el vivero Cané o el vivero Firpo.

Es muy probable que Severino haya vivido en Ituzaingó Sur , que por aquella época era la zona mas urbanizada, aunque no existen registros que indiquen exactamente donde vivió. Solo tenemos la certeza de que vivió en nuestro ciudad en el año 1923.

La familia se muda a Morón

A los años, Severino y Teresina se fueron a vivir a Morón, donde trabajó de tipógrafo en un pequeño taller de imprenta. A la noche participaba en reuniones anarquistas o con grupos antifascistas. Allí conoció al militante libertario Paulino Scarfó  y más tarde a su hermana América,  que lo enamoró profundamente y con quien compartió el resto de su vida.

Severino escribía poesía. Le envió infinidad de cartas a América que ella retribuía con la misma pasión. Le escribió poemas de amor y anarquía que quedaron plasmados para siempre en papeles gastados:

“…perdernos entre el verdor, lejos, lejos…caminar del brazo en esta aurora hacia un horizonte intangible e inalcanzable, siempre unidos, siempre fuertemente ligados como dos hiedras sorbiéndonos la propia existencia una de la otra, y cantar la rapsodia heroica de la vida difícil.”

(Severino Di Giovanni a América, el 10 de Septiembre de 1928). Severino Di Giovanni, el idealista de la violencia, Osvaldo Bayer.

Di Giovanni era un romántico del anarquismo que creía en la acción directa como respuesta a la violencia del Estado. Participó en la voladura de la Embajada de Estados Unidos como reacción al asesinato de los anarquistas Sacco Y Vanzetti. También estuvo en la explosión del City Bank porteño y del consulado italiano en Buenos Aires, donde estaban reunidos los hombres de Mussolini. Realizó expropiaciones para colaborar con las familias de los presos políticos anarquistas y, fundamentalmente,  para difundir la idea libertaria a través de periódicos y libros.

Se convirtió en uno de los hombres más perseguidos del mundo. La policía del presidente radical Marcelo Torcuato Alvear y la policía fascista de Mussolini se unieron para capturado.

Lo descubrieron cuando salía de una imprenta del centro, con la edición de un libro de Élisée Reclus en la mano. Allí lo apresaron para luego condenarlo, mediante un juicio militar ordenado por el gobierno de facto de José Félix Uriburu, a la pena de muerte.

En 1931, con sólo 29 años fue fusilado bajo la mirada morbosa y satisfecha de la sociedad burguesa. Murió gritando: “¡Viva la anarquía!”

El cuerpo de Di Giovanni fue trasladado y enterrado en el cementerio de la Chacarita. Al día siguiente, su tumba amaneció cubierta de rosas rojas.

Severino por Bayer

El historiador y escritor Osvaldo Bayer, hizo resurgir la figura de Di Giovanni a través de su libro Severino Di Giovanni, el idealista de la violencia, que relata la vida y la lucha del militante anarquista.

En una comunicación telefónica con La Ciudad, el historiador asegura que la figura de Di Giovanni fue muy importante para la época.

 ¿Don Osvaldo, coincide usted en que, dado el contexto de aquella época, la única forma eficaz de lucha era la acción directa?, 

“Sí, pienso que sí. Di Giovanni siempre creyó en eso y le salió mal, pero considero que fue muy valiente de su parte preocuparse por los demás, sentir empatía por los otros y luchar por las causas justas”.

¿Cómo piensa que hubiese reaccionado Di Giovanni frente a la desaparición forzada de Santiago Maldonado, que es un tema tan  latente en estos días?:

“No tengo dudas que lo hubiese defendido. Los dos casos están muy relacionados entre sí: dos libertarios violentados por el Estado o a través de él”.

Por Daniela Yacub.

.

 

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter

COMMENTS