El Teatro Municipal canceló el show de Baby Etchecopar

El Teatro Municipal canceló el show de Baby Etchecopar

Luego de que diversos sectores de la comunidad de Ituzaingó le solicitara al gerente del Cine Teatro Municipal de Ituzaingó la cancelación del show de

Los detalles de los anuncios de índole social que informó hoy el Presidente Macri
Carta del Indio a los pibes: “Cuidado, cambió la mano”
Hoy es el aniversario de Villa Udaondo. Conocé su historia
Share on Facebook0Tweet about this on Twitter

Luego de que diversos sectores de la comunidad de Ituzaingó le solicitara al gerente del Cine Teatro Municipal de Ituzaingó la cancelación del show de Baby Etchecopar, el teatro finalmente anunció que canceló la función.

El rechazo a la presentación de Etchecopar fue propuesta por nuestro medio y por varios vecinos que desde las redes sociales o desde change.org pedían la cancelación del show.

La Ciudad, hizo publica su posición al sostener que la petición para que se cancele la función, no está basada en argumentos políticos, ni mucho menos. La propuesta a la que nuestro diario La Ciudad se ha sumado tiene como fundamento la capacidad que deberíamos tener como comunidad local de reaccionar ante actitudes individuales que afectan la sana convivencia, en el respeto al otro, la paz y la igualdad entre las personas que la componen. Como comunidad (y no individualmente) nos sentimos ofendidos y asumimos que podemos modificar, impedir o revertir acciones que son dañinas especialmente para nuestros jóvenes.

Hemos asumido tácitamente como vecinos de Ituzaingó, cuales son los límites de nuestra convivencia, que cosas están mal, cuales hacen daño y de qué modo pretendemos que se cumplan tales preceptos. No se trata de impedir la libre expresión o dejar que cualquiera diga lo que le plazca. Pretendemos defender nuestros valores éticos e impedir que alguien los pisotee. Mucho dolor y sacrificio nos ha costado adoptarlos.

El caso Etchecopar, claramente rompe con preceptos básicos de nuestra convivencia como comunidad: la discriminación, la violencia de género, la incitación a la xenofobia, o la apología de la violencia institucional no son bienvenidas aquí, en nuestra querida Ituzaingó.

Cotidianamente nos esforzamos para reclamarle al otro que se comporte aceptando una infinidad de reglas sociales que creemos nos hacen mejores ciudadanos y abnegados vecinos. Creer que un espectáculo público de acceso masivo que incita a la violencia y desconoce estos valores no nos hace daño, es al menos una ingenuidad.

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter