“Ofensores de trenes”: Vuelve la portación de cara a las estaciones del ferrocarril

“Ofensores de trenes”: Vuelve la portación de cara a las estaciones del ferrocarril

La medida, habilita a policías, gendarmes y prefectos a exigir el documento de identidad a cualquier persona que viaje en trenes y por cuyas características físicas pueda considerarse sospechosa de cometer o haber cometido un delito.

El gobierno instruye a sus fuerzas de seguridad para que desobedezcan ordenes judiciales y prepara una resolución para respaldarlos
Grave: Patricia Bullrich reveló ex-profeso la identidad del testigo protegido en el caso Maldonado
Santiago Maldonado: El video de desmiente a Bullrich y compromete a Gendarmería

El Ministerio de Seguridad a cargo de Patricia Bullrich sigue de campaña con su ya habitual actitud punitiva. En este caso, vuelve a regir como hace muchos años una disposición que obliga a los ciudadanos que viajen en tren a llevar consigo el DNI, caso contrario se considerará a la persona sospechosa de haber cometido algún delito.

La medida, habilita a policías, gendarmes y prefectos a exigir el documento de identidad a cualquier persona que viaje en trenes y por cuyas características físicas pueda considerarse sospechosa de cometer o haber cometido un delito. A través del transporte publico ferroviario se trasladan en el AMBA por día, alrededor de 1,2 millones de personas

El programa entró en marcha a través de su publicación Boletín Oficial y lleva el nombre “Ofensores en Trenes”, es decir que vigilará a personas que puedan cometer allí alguna ofensa, algo que, dicho sea de paso, no siempre implica un delito.

No es la primera vez que Patricia Bullrich focaliza sus políticas de seguridad en los trenes en donde viajan los sectores populares con menor capacidad económica. Desde principios de este año, cuando lanzó el uso de las cuestionadas pistolas Táser, afirmó que uno de los lugares de utilización de esas armas serían las estaciones ferroviarias. “En los trenes, muchas veces va gente parada y el policía no tiene posibilidad de salir rápido si hay una agresión. Tiene que andar entre la gente y, en ese caso, el uso de un arma común es más complicado que una de carácter intermedio”, argumentó.

La medida no se aplicará ni en los aeropuertos, ni en puertos, ni en las terminales de trasporte terrestre.

Con “Ofensores de Trenes”, los agentes quedan habilitados a solicitar a cualquier persona “la presentación del documento nacional de identidad”, cuya entrega “será obligatoria en todas las circunstancias”, según establece el texto difundido por el Ministerio de Seguridad.

Los datos de la persona serán consultados en una base de datos, y en caso de comprobarse que tiene antecedentes penales “se comunicarán a la autoridad judicial pertinente, labrándose un acta” que lo dejará a disposición de esa autoridad. Es decir que, por lo menos, quedará retenido.

Sin embargo, los trenes propiamente dichos no serán el único lugar donde los agentes, gendarmes o prefectos pedirán los DNI. También habrá control “en zonas de ingreso, egreso, tránsito y/o permanencia de personas que utilizan el transporte público en trenes de pasajeros”. Es decir que los hall de estaciones, boleterías, sectores de descanso, andenes y vagones estarán prácticamente militarizados.

La medida anunciado hoy, ya cosechó un amplio rechazo de distintos sectores de la sociedad. El candidato presidente del Frente de Todos Alberto Fernández aseguró: “Esto es asi: vamos a las estaciones de trenes porque en los trenes viajan los pobres y vamos a pedirles documentos a los pobres para ver dónde están los delincuentes'”.

COMMENTS

DISQUS: 0
Si queres recibir noticias en tiempo real, mandanos un OK