UMAI (Una mano Amiga Ituzaingó) solidaridad y compromiso con los más necesitados

UMAI (Una mano Amiga Ituzaingó) solidaridad y compromiso con los más necesitados

Cuando iniciamos esto fue a partir de un grupo de vecinos. Como eran muchas mujeres, una de ellas fue a la guardia y la había pasado mal, no tenía par

Hospital Posadas: falleció una enfermera que había sido despedida a pesar de tener cáncer
Encuentran asesinada en Villa Udaondo a la joven secuestrada en Flores
Trabajadores despedidos cortaran mañana al mediodía las vías del Sarmiento y no habrá trenes a Once
La doctrina Chocobar llegó a su fin: La Corte Suprema lo procesó por homicidio

Cuando iniciamos esto fue a partir de un grupo de vecinos. Como eran muchas mujeres, una de ellas fue a la guardia y la había pasado mal, no tenía para comer, tenía sed. Entonces empezamos a llevar chocolate, té, café a la guardia de los hospitales. Y lo seguimos haciendo todos los días viernes.

El relato corresponde a Javier, vecino que conforma UMAI (Una Mano Amiga Ituzaingó), Asociación Civil que acompaña a diversas familias y personas que se encuentran en estado vulnerable.

La iniciativa surgió hace seis años y justamente la primera actividad que comenzaron haciendo se basó en visitas a las guardias de hospitales de Ituzaingó y Merlo, en las cuales brindaban a los pacientes un café o té, acompañado de medialunas. Luego, empezaron a hacer recorridas nocturnas y a dar un plato de comida caliente a quienes se encontraban durmiendo en la calle.

Desde el inicio que hacemos tareas solidarias. Pero haciendo campaña fuerte con UMAI hará hace 3 años que estamos, comenta Javier, quien hace referencia a tal temporalidad en consecuencia de las políticas del gobierno. Fue cuando empezó a haber todos los coletazos del gobierno que tenemos ahora. Hay mucha gente vulnerable que se quedó sin trabajo, mucha gente que no come. Nosotros salimos a la noche y nos encontramos con muchas cosas que los demás no ven.

Hay un estado ausente que encima multiplicó estas cuestiones, agrega Javier. Este gobierno los multiplicó, no sé por cuánto. Las estadísticas de la televisión mienten, yo salgo a la calle y veo que el problema se multiplicó varias veces, no dos o tres.

La organización hace recorridas nocturnas los lunes, miércoles y viernes por las estaciones de Merlo, Padua, Ituzaingó y Morón y acompaña alrededor de 60 personas en situación de calle. Lógicamente, el número varía y a veces disminuye o aumenta entre 5 y 10 personas.

Además de ofrecer un plato de comida caliente, están atentos a los distintos tipos de necesidades que tienen. Hace poco tiempo repartieron kits higiénicos en el que les entregaron jabón, cepillo, pasta dental, papel higiénico, máquina de afeitar. También estuvieron dándole frazadas y ropa abrigada, tras las bajas temperaturas que azotaron durante los meses de invierno.

Javier es crítico con la mediatización que se hizo sobre la ola polar, ya que en parte se aprovecharon de quienes se encuentran en estado vulnerable y además no se prolongó en el tiempo, generando que un montón de espacios que se sumaran a la campaña, luego desaparecieran. Nosotros salimos a las 10, 11 de la noche y no encontramos a nadie en la calle. Simplemente la vez que hicieron promoción en la televisión, abrieron el CAI y así un montón, pero después desaparecieron todos. Hoy no hay nadie. Y me da mucha bronca que utilicen a la gente que está sufriendo, porque es un sufrimiento terrible y no se lo recomiendo a nadie.

También reciben donaciones del Mercado Central y van a buscarlas acompañados de algunas de las personas que duermen en la calle o de familias que están en situación vulnerable a las cuales ayuda.

Para poder movilizarse por su propia cuenta, ya que están por recibir donaciones del Mercado semanalmente, es que están viendo si a través de alguna empresa de micros consiguen algún colectivo en desuso, el cual Javier mismo podría refaccionar, ya que es mecánico y cuenta con el conocimiento y las herramientas para hacerlo.

Uno de los pedidos que extiende a la comunidad es la solicitud de un galpón o local que se encuentre sin funcionar para usarlo como refugio para las personas a quienes acompaña. No para que la gente se quede a dormir porque vamos a necesitar cuidador y un montón de cosas más. Simplemente para que tengan un baño. Hay muchos que quieren bañarse, afeitarse, lavarse la ropa y la idea es que tengan un lugar para eso.

El coordinador de UMAI destaca lo solidaria que es la gente que los contacta a través del Facebook y colabora con los distintos tipos de donaciones que precisan. Cuenta las historias y los gestos de algunas de las personas que a menudo colaboran con la Asociación.

Hay una mujer que todas las semanas me trae el kilo de carne picada. Es muy humilde y se la recibo porque si no se enoja. Es muy religiosa y me dice ‘Javier, lo que hacés vos lo tiene que estar haciendo la iglesia. Y no están haciendo nada, yo estoy muy enojada con la iglesia’.

También tenemos una señora que nos donó una cocina industrial. No tiene Facebook y lo mira a través de la cuenta del hermano. Según me cuenta él, de chica la pasó muy mal y ahora está en mejor situación económica. Para el día del niño nos regaló un montón de tortas y la olla industrial también nos la regaló ella.

Antes de que la señora nos donara la cocina industrial, cocinábamos con una cocinita chica de camping. Porque somos pobres nosotros, continúa describiendo Javier, no tenemos cuna de oro, somos humildes. Todos los que están en UMAI son pobres. Tenemos gran parte de gente que está con nosotros que ha vivido en la calle.

Además de organizar las actividades que hacen por zona Oeste, una vez por mes viajan hasta la ribera de Bernal. Para el día del niño llevé bizcochuelos, facturas y chocolatada. Ahí hay un pueblito chiquitito donde la gente vive de manera precaria. Y cuando puedo también llevo ropa.

Mientras que en otras ocasiones también han viajado hasta la provincia de Chaco y llevaron donaciones a los pueblos de La Leonesa, Puerto Bermejo y a un asentamiento toba que se encuentra en dirección a Roque Saenz Peña.

Las principales donaciones de alimentos no perecederos que requiere UMAI para las activades que hace durante todas las semanas son fideos, arroz, polenta, productos enlatados (choclo, arvejas, jardinera), aceite, condimentos varios, azúcar, café y té.

Facebook: UMAI Ituzaingó
Celular: 1561049012 (Javier), 1545633320 (Eliana)

Por Julián Tagliaferro

COMMENTS

Si queres recibir noticias en tiempo real, mandanos un OK