La Unión estudiantil: el Centro de Estudiantes de la Secundaria N°13 de Ituzaingó

La Unión estudiantil: el Centro de Estudiantes de la Secundaria N°13 de Ituzaingó

Ituzaingó: mañana se movilizan tres centros de estudiantes al Consejo Escolar por la falta de gas
Los alumnos del AUPI eligen mañana al nuevo Centro de Estudiantes del colegio
AUPI: Lxs alumnxs recuperan el Centro de Estudiantes en una gran elección

El Centro de estudiantes de la Secundaria N°13 (Las Heras y Olazábal, Ituzaingó), conocida también como ‘la uno’ por la primaria, tuvo funcionamiento hasta el 2016. Para fines del 2018, sus alumnxs se organizaron para volver a darle uso y eligieron a lxs representantes que lo conformarían.

La lista elegida para hacerlo fue ‘Unión estudiantil’ y lxs jóvenes que formaban parte de ella comenzaron a organizar el centro a partir del año corriente. Desde La Ciudad, dialogamos con Martina Niz, presidenta; Santiago Ventura, secretario; Julián Sinatra, tesorero; y Camila Buratto, secretaria de prensa, para saber acerca su funcionamiento y sus propuestas.

Espacio de contención para lxs estudiantes

La idea del Centro de estudiantes, cuando lo formamos, fue ser un grupo de personas en el que todos tuviéramos la misma voz, más allá de tener presidente y vicepresidente, expresa Santiago.   

Una de las principales ideas del Centro es generar un espacio de contención hacia el resto de lxs compañerxs de la secundaria. Precisamente, transmitiendo confianza para que se acerquen a tratar distintas problemáticas que puedan ir desde temas personales o situaciones con otrxs estudiantes, hasta conflictos con profesorxs, entre otras. Luego, se podrá articular con la dirección si es lo que lxs alumnxs desean, o puede quedar reservado ahí.

A lo mejor no podemos dar la ayuda que se merecen porque quizás necesiten de ayuda profesional, pero sí intentamos ser un puente con los directivos y demás, comenta Martina.

Es cierto que la secundaria abarca edades desde los 12 hasta los 18 años y que no es sencillo brindar el mismo espacio de comodidad para con todos los estudiantes, debido a que las problemáticas van a ser distintas y también es necesario que haya afinidad con pares de edades cercanas entre sí.

En ese sentido, Camila destaca que el Centro está compuesto por alumnos de varios cursos. Lo bueno que tenemos es que somos de diferentes años. Todos sabemos los problemas que hay en cada curso y justamente por eso podemos ser un puente mucho más fácil para los chicos que si fuésemos de un solo curso, agrega.

Incluso, se logra cierta articulación con los compañeros de la tarde, quienes en un principio solían quedar relegados, ya que la mayoría eran de la mañana. Hace poco se acabaron de sumar dos vocales del turno tarde y cada vez aportan más ideas al Centro.

Comisión de Género y abordaje de la ESI

En el patio pusieron un buzón para que lxs chicxs que tengan propuestas o problemáticas puedan escribirlas y dejarlas ahí. Sin embargo, la mayoría de cartas que llegan hoy en día son preguntas sobre ESI (Educación sexual integral), ya que durante el año se dio una charla sobre dicho tema y el buzón tuvo esa función en particular para ese entonces. Habiéndose dado el encuentro y todo, lxs jóvenes siguen compartiendo sus dudas, ante lo cual desde el Centro quieren seguir trabajando para que lo que se brinde de educación sexual no quede sólo en una charla y pueda haber más propuestas para abordarlo como colegio.

En cuanto a la jornada, consistió en una charla que brindó Enzo González, especializado en género y sexualidad y miembro de una organización LGBT. Se dio una para el turno mañana y otra para el turno tarde, y era optativa para los alumnos. Ante lo cual, los padres podían retirar a sus hijos o bien, acercarse y presenciar la charla.

La experiencia fue positiva y tanto estudiantes, profesores, directivos y padres disfrutaron de la charla. Lo más importante de todo fue que los jóvenes pudieron resolver algunas de sus preguntas y Enzo les brindó a los profesores material educativo sobre formas de tratar la ESI en sus respectivas materias.

Sin embargo, hubo chicos que no asistieron, debido a que sus padres no los dejaron ir por estar en desacuerdo a que se les enseñe educación sexual. Hubo compañeros que nos hablaban y nos decían que les encantaría tenerlas pero que no podían por el tema de los padres y demás. Es algo terrible, no hay que prohibirle a la libertad a tu hijo, sino que tiene que aprender sobre su cuerpo, su género y su sexualidad, cuenta Martina.

Tras estar al tanto de que continúan llegando preguntas de lxs estudiantes, lxs chicxs tienen pensado organizar una nueva jornada con aquellxs profesores que estén interiorizadxs en el tema para que puedan responder sus respectivas dudas.

En cuanto al contenido educativo, en la escuela hay una materia llamada ‘Salud y adolescencia’ que los alumnos tienen en 3ro y 4to año, pero ellos mismos admiten que no se trata el tema de sexualidad. Así también reconocen que no es por responsabilidad de los profesores, sino por una actitud negativa de los padres. Actualmente es muy difícil el tema de la ESI porque hay muchos padres que están en contra de que los chicos se informen, comenta Martina al respecto.

Sobre la falta del tratamiento del tema, Camila expresa que quienes están interesados terminan informándose por su propia cuenta. Las cosas que yo aprendí fueron o por la charla de ESI que tuvimos o porque estaba interesada y me quise informar. Pero en el colegio muchos compañeros no tienen idea de cómo cuidarse, ni nada. Más que nada los hombres que no están tan informados como las chicas, porque a las chicas les interesa mucho más el tema.

Cabe destacar que demás de la comisión de género, lxs estudiantes de la 13 tienen otras tres comisiones que son la de Comunicación, Deportes y Derechos Humanos. En cada una de ellas, tienen pensado organizar jornadas relacionadas con las áreas de cada uno. Por parte de la comisión de deportes están en contacto con los centros del AUPI y la Técnica 1, y quieren organizar una jornada de multijuegos participativa en la plaza de Ituzaingó para lxs alumnos de ambas instituciones.

La comisión de Derechos Humanos se acaba de abrir recientemente y lxs compañerxs que la integran tienen como propuesta concientizar sobre los distintos derechos que lxs jóvenes cuentan hoy en día como menores de edad y con los que contarán mañana, como adultxs, a través de distintas charlas y eventos.

Condiciones edilicias

Una de las problemáticas presentes que padecen los alumnos de la Secundaria 13, consiste en las condiciones edilicias del establecimiento. Las fallas son varias y por mencionar las más graves, las aulas del segundo piso son las que cuentan con mayores inconvenientes. Al estar arriba de todo, son las que más sufren de las variables climáticas. En invierno son las más frías y en verano las más calurosas. Sus paredes cuentan con tanta humedad, al nivel de que tienen color verde, relatan lxs jóvenes. Para colmo, sobre la pared del San Judas que limita con la de su colegio hay un panal de abejas y en verano no pueden abrir las ventanas porque si no entran a las aulas. Los ventiladores no funcionan y lxs estudiantes soportan altas temperaturas, sufriendo incluso hasta mal olor, como consecuencia.

Por pérdidas de agua, el año pasado hubo paredes del piso superior que se encontraban electrificadas. Por ese entonces, las clases estuvieron suspendidas durante tres semanas y al reanudar, como había aulas clausuradas, lxs alumnxs de cuarto, quinto y sexto año iban dos veces por semana, debido a que rotaban para que pudieran estudiar otros cursos.

Otros de los inconvenientes son fallas en las conexiones de gas y estufas que no prenden o pierden gas, ausencia de ventiladores o si los hay no funcionan y falta de mobiliario. En ningún aula hay la cantidad mesas y sillas suficientes debido a que tienen por lo menos 20 años de antigüedad y se terminan rompiendo. Por ende, en todas las aulas, lxs últimxs en llegar tienen que estudiar sentados en el piso.

Este año, mientras estaban dando clases una pared se empezó a resquebrajar y se cayeron algunos de los azulejos que pudieron haber golpeado a más de algún alumno. Por parte de la primaria, en junio se incendió un aula, debido a que la cortina se prendió fuego con una estufa que había quedado prendida en piloto. El episodio había sido a la madrugada del lunes 17, feriado. La estufa no se había apagado, y quedan sin apagar todos los fines de semana, ya que para cerrarlas tiene que asistir un gasista matriculado, y la tarea de estos últimos escasea para acercarse todas las semanas, por motivos burocráticos.

Los colegios de por sí no están en condiciones para dar clases, describe Santiago. Tampoco los pueden cerrar, no nos dan una respuesta, las patean, nos dicen que en dos meses vamos a tener el colegio arreglado, después que va a ser en cuatro, y así hasta que se termina el año. Por algún motivo empieza el otro y sigue igual.

Elecciones cercanas

El próximo lunes 16 de septiembre en el colegio estarán votando para elegir las autoridades del Centro de estudiantes. Las listas que se presentan son ‘Unión estudiantil’, que es la que preside al día de la fecha y ‘16S’, una propuesta nueva que se acaba de postular.

La idea es tirar siempre para el mismo lado. Gane la lista que gane, el objetivo es siempre ayudar a los chicos. Esa es la idea del Centro de estudiantes, comenta Julián al respecto.

Por su parte, Martina, que se vuelve a presentar como candidata a presidenta, manifiesta su intención de que entre todo el alumnado se pueda cuidar el instituto. El sábado anterior (7 de septiembre) y el 14 llevaron a cabo jornadas de limpieza, junto con la presencia de padres, en las que lograron restaurar mesas y sillas. Espero que este año, el centro de estudiantes que venga, o nosotros en su defecto, podamos seguir reparando la escuela entre todos, expresa.

Por Julián Tagliaferro

COMMENTS

Si queres recibir noticias en tiempo real, mandanos un OK