Crece el repudio entre los Marplatenses por la prisión domiciliaria de Etchecolatz

Crece el repudio entre los Marplatenses por la prisión domiciliaria de Etchecolatz

Nuevo paro y movilización del INTI por los 258 despidos
Crisis en el Hospital de Morón: los trabajadores realizarán una asamblea pública en la Plaza San Martín por la falta de insumos
Volvió a circular el ramal de colectivos ex-comunal 504 por Villa Udaondo

Alrededor de 40 marplatenses se presentaron hoy en el Tribunal 1 de La Plata junto a organismos de DDHH, para presentar un escrito en repudio a la prisión domiciliaria del genocida Miguel Etchecolatz, que desde el 29 de diciembre goza de este beneficio por ser mayor de 70 años.

Eugenia vive en el Bosque Peralta Ramos y es miembro de “Vecinos SIN Genocidas”, un grupo de vecinos auto convocados que piden que el ex policía y represor de la última dictadura, Miguel Etchecolatz, deje el barrio y vuelva a la cárcel. “Lo que hoy llamamos “Vecinos SIN Genociadas”, empezó con un grupo reducido de personas que nos embarcamos en esta travesía que es pedir que Etchecolatz deje nuestro barrio y vuelva a la celda de la que nunca debió salir. Nos fuimos auto convocando y de repente, sin conocernos, armamos una red para compartir la impotencia, en algunos casos los miedos y angustias y en otros el dolor y la incomprensión. Lo que primero surgió fue un grupo de whatsapp y luego la primera de las 3 marchas que realizamos”, cuenta Eugenia a La Ciudad.

Lo que nunca se imaginaron los vecinos es que la adhesión  iba a ser tan amplia: “Contamos con el apoyo de organismos de DDHH, diversas instituciones y colectivos de otros barrios. Ahora estamos en camino a La Plata para solicitar la revisión de la prisión domiciliaria otorgada a Etchecolatz y su consecuente revocación. Nos sumamos al pedido, a pesar de no ser parte del proceso legar que llevan adelante los querellantes pero, sin lugar a dudas, junto a las víctimas directas, que hay varias en el barrio, también somos damnificados. Nos dicen que es la primera vez que los vecinos se suman a una acción de esta manera, por eso sentimos nervios, emoción e infinitas ganas de sentar un precedente que sirva para permitir que no se naturalice más que un individuo, juzgado y condenado por los crímenes más aberrantes que un ser humano puede cometer, vuelva a su casa como si nada”.

También solicitaron que la plazoleta central del Bosque Peralta Ramos pase a llamarse “De los lápices”, en homenaje a los estudiantes torturados y asesinados durante la última dictadura, muchos en manos de Etchecolatz, por pedir un descuento en el boleto estudiantil. “Que ese espacio en el que se reúnen jóvenes y familias a pasar momentos de alegría compartida lleve el nombre que propusimos es una apuesta a la vida y al amor, que siempre vence al odio”.

Por Daniela Yacub.

 

COMMENTS

DISQUS: 0