Crece el repudio entre los Marplatenses por la prisión domiciliaria de Etchecolatz

Crece el repudio entre los Marplatenses por la prisión domiciliaria de Etchecolatz

Alrededor de 40 marplatenses se presentaron hoy en el Tribunal 1 de La Plata junto a organismos de DDHH, para presentar un escrito en repudio a la pri

Estatuas vivientes en Ituzaingó
“Supuestos”, lo último de La Parla de Raviolo
Cuentos Eternos vuelve con la formación original

Alrededor de 40 marplatenses se presentaron hoy en el Tribunal 1 de La Plata junto a organismos de DDHH, para presentar un escrito en repudio a la prisión domiciliaria del genocida Miguel Etchecolatz, que desde el 29 de diciembre goza de este beneficio por ser mayor de 70 años.

Eugenia vive en el Bosque Peralta Ramos y es miembro de “Vecinos SIN Genocidas”, un grupo de vecinos auto convocados que piden que el ex policía y represor de la última dictadura, Miguel Etchecolatz, deje el barrio y vuelva a la cárcel. “Lo que hoy llamamos “Vecinos SIN Genociadas”, empezó con un grupo reducido de personas que nos embarcamos en esta travesía que es pedir que Etchecolatz deje nuestro barrio y vuelva a la celda de la que nunca debió salir. Nos fuimos auto convocando y de repente, sin conocernos, armamos una red para compartir la impotencia, en algunos casos los miedos y angustias y en otros el dolor y la incomprensión. Lo que primero surgió fue un grupo de whatsapp y luego la primera de las 3 marchas que realizamos”, cuenta Eugenia a La Ciudad.

Lo que nunca se imaginaron los vecinos es que la adhesión  iba a ser tan amplia: “Contamos con el apoyo de organismos de DDHH, diversas instituciones y colectivos de otros barrios. Ahora estamos en camino a La Plata para solicitar la revisión de la prisión domiciliaria otorgada a Etchecolatz y su consecuente revocación. Nos sumamos al pedido, a pesar de no ser parte del proceso legar que llevan adelante los querellantes pero, sin lugar a dudas, junto a las víctimas directas, que hay varias en el barrio, también somos damnificados. Nos dicen que es la primera vez que los vecinos se suman a una acción de esta manera, por eso sentimos nervios, emoción e infinitas ganas de sentar un precedente que sirva para permitir que no se naturalice más que un individuo, juzgado y condenado por los crímenes más aberrantes que un ser humano puede cometer, vuelva a su casa como si nada”.

También solicitaron que la plazoleta central del Bosque Peralta Ramos pase a llamarse “De los lápices”, en homenaje a los estudiantes torturados y asesinados durante la última dictadura, muchos en manos de Etchecolatz, por pedir un descuento en el boleto estudiantil. “Que ese espacio en el que se reúnen jóvenes y familias a pasar momentos de alegría compartida lleve el nombre que propusimos es una apuesta a la vida y al amor, que siempre vence al odio”.

Por Daniela Yacub.

 

COMMENTS