Descubren inicios de vida extraterrestre en Venus

Descubren inicios de vida extraterrestre en Venus

Joven hace sillas de ruedas para perros con impresión 3D y las regala
La función “Respuesta ante Emergencias” llegó a WhatsApp

Se espera que a lo largo de este hoy lunes 14 de septiembre la revista Nature publique un detallado estudio que se dará a conocer al mundo que se han descubierto fuertes indicios de presencia de vida en nuestro planeta vecino, Venus.

Desde que las primeras sondas lanzadas por la Unión Soviética se posaran sobre su superficie tenemos constancia de que nuestro vecino más cercano es un auténtico infierno, con temperaturas en su superficie capaces de derretir el plomo, una presión atmosférica noventa veces superior a la de nuestro planeta y nubes de ácido sulfúrico.

Sin embargo, su atmósfera es un lugar mucho más acogedor, e incluso en Moscú llegaron a pensar en futuras colonias que aprovecharían este entorno, con temperaturas similares a las de la Tierra para establecer una estación espacial similar a la que tenemos en la atmósfera terrestre.

Ilustración de como seria la atmósfera en Venus

El grupo de científicos dirigidos por la astrónoma Jane Greaves, perteneciente a la Universidad de Cardiff han detectado cantidades significativas de fosfina, un gas que se considera un marcador biológico concluyente, ya que, según sabemos hoy en día, solo se puede producir artificialmente en un laboratorio o de manera natural por ciertos tipos de microbios  que viven en ambientes libres de oxígeno.

Este gas fue observado desde dos telescopios diferentes y por dos equipos de investigadores que no tenían inicialmente conexión entre sí. Hablamos del telescopio James Clerk Maxwell, situado en Hawaii y el complejo de radiotelescopios ALMA de Chile.

Una vez que ambos encontraron señales inequívocas de la presencia de este gas en la atmósfera de Venus, trataron de buscar métodos alternativos para que este gas se produzca de forma natural sin que implique la presencia de vida, todo pese a que años antes el MIT ya había publicado varios papers en los que detallaba que si se encontraba en el futuro fosfina en un planeta rocoso, esto implicaría indudablemente la presencia de vida.

Tras meses de investigación, a pesar de los enormes esfuerzos, no se ha logrado encontrar otra explicación alternativa que pueda explicar la gran cantidad de este fosfina en la atmósfera de Venus. “Esto significa que se trata de vida, o algún tipo de proceso físico o químico que no esperamos que ocurra en planetas rocoso”, explica el astrobiólogo Janusz Petkowski, coautor del estudio.

“Realmente revisamos todos los procesos posibles que podrían producir fosfina en un planeta rocoso. Si no se trata de vida, entonces nuestra comprensión de los planetas rocosos es muy deficiente”, señala.

Precisamente para no cantar victoria antes de tiempo y comprobar cualquier posibilidad, el científico William Barinas, perteneciente al MIT, dirigió la parte de la investigación que trató de buscar formas naturas de producir fosfina en Venus.

Tras una ardua investigación se descartó que este proceso se lleve a cabo por algún tipo de interacción de la luz solar, por minerales lanzados hacia arriba desde la superficie por algún volcán o por relámpagos, ya que si bien podrían en casos muy remotos producir esta sustancia, la cantidad que llegarían a generar sería, como mucho, una diezmilésima parte de la cantidad de fosfina detectada por los telescopios.

Por tanto, los científicos de estas cuatro universidades entienden que definitivamente “algo” está produciendo un volumen muy significativo de fosfina en la atmósfera de nuestro planeta vecino.

En este sentido, el astroquímico Paul Rimmer, de la Universidad de Cambridge señala que los microorganismos terrestres solo necesitarían trabajar aproximadamente al 10% de su productividad para producir la cantidad de este gas detectado en Venus.

Todos estos descubrimientos no son el paso definitivo para poder afirmar que existe vida extraterrestre pero sí son un gran avance que deja esta posibilidad muy cerca de su confirmación. Ahora, los científicos planean observar constantemente la atmósfera de Venus para tratar de observar si se producen cambios en la cantidad de fosfina acumulada y al mismo tiempo tratar de descubrir si hay presencia de otros gases compatibles con la vida.

Con estos avances, no será nada extraño que en los próximos meses o años comencemos a conocer proyectos para enviar sondas u otro tipo de misiones a Venus para tratar de conocer más detalles sobre este cercano y a la vez desconocido vecino.

ok
recibir noticias
Noticias gratis en tiempo real. Para recibirlas agendanos como DIARIO LA CIUDAD