fbpx

¿Eligió quedarse o lo obligaron?

¿Eligió quedarse o lo obligaron?

En una entrevista, Messi anunció que continuará en Barcelona al menos por una temporada, fue crítico del presidente y dio detalles de la situación vivida.

Fútbol en vivo en un formato cómodo para los aficionados
La contundencia del Real Madrid fue más que las ganas de Messi y compañía

Fueron días muy agitados desde que se conoció la noticia de que Lionel Messi le comunicó mediante un burofax a la directiva del Barcelona su deseo de dar por finalizado el contrato y marcharse. Especulaciones sobre su destino, la posible renuncia del presidente y más.

El panorama empezó a despejarse con la llegada de su padre, Jorge Messi, a España el pasado miércoles. Si bien inicialmente aseguró que la continuidad de su hijo en Barcelona estaba “difícil”, lo concreto era que debía sentarse a negociar con el club y que la directiva no le iba a poner fácil el asunto.

Con el arribo del padre y representante del 10, la idea de que continuaría en Barcelona dejó de ser una utopía y tomó fuerza. Obviamente, presionado por la directiva y en contra de su deseo, ya que no aceptarían que se fuera sin ejecutar la famosa cláusula de los 700 millones de euros y el otro camino era el juicio.

Este mediodía, el propio Lionel Messi confirmó que seguirá una temporada más en el club catalán. Lo hizo con una entrevista concedida al medio Goal, donde contó los motivos que lo llevaron a querer irse y bajo qué condiciones se queda.

“La derrota de Champions fue muy dura. Sabíamos que (Bayern Munich) iba a ser un rival difícil, pero no que íbamos a terminar de esa manera, con ese resultado y dejando una vez mas una imagen muy pobre”, comenzó relatando Messi, cuando el periodista le preguntó porqué tardó tanto en hablar. “Me costó porque estaba mal, no tenía ganas de nada. Quería que pasara el tiempo, que se resolvieran las cosas y después aclararlas”, continuó.

Pese a esto, el astro argentino aclaró que no fue una decisión que tomó a raíz de la dura derrota, sino que ya la venía madurando hacía bastante tiempo. “Le dije al club y sobre todo al presidente (Bartomeu) que me quería ir, se lo vengo diciendo durante todo el año”, aseveró. “El presidente siempre dijo que yo a final de temporada podía decidir. Al final no terminó cumpliendo con su palabra”, arremetió Messi, claramente disgustado por cómo se manejó la situación y la promesa incumplida de Bartomeu.

Para Messi, el Barcelona siempre fue su prioridad y las propuestas económicas jamás lo hicieron tambalear: “Siempre puse al club ante cualquier cosa. Tuve la posibilidad de haberme ido muchísimo tiempo antes. Si hubiese sido por dinero, tuve la oportunidad todos los años de irme por mucho mas dinero y siempre dije que esta era mi casa. Era lo que realmente siento y sentía”.

“Sentía que necesitaba un cambio, quería probar nuevas cosas y necesitaba nuevos objetivos, aspirar a cosas nuevas”, agregó el 10. “Siempre dije que quería un proyecto ganador, ganando títulos con el club y agrandando la leyenda. Hace tiempo que no hay proyecto, se van haciendo malabares y tapando agujeros a medida que van pasando las cosas”, se extendió.

Pero detrás de Messi también hay una familia, con pareja e hijos que construyeron una vida en Barcelona: “Cuando le comuniqué la decisión esta a mi mujer y mis hijos, o asumirlo yo mismo, fue un drama bárbaro. Pero yo miré un poco mas allá y los últimos años que me quedan los quiero disfrutar y competir por ganar la Champions”.

Los días posteriores al anuncio

“Estábamos seguros de que yo quedaba libre y ahora se agarran de que yo no lo hice antes del 10 de junio, cuando todavía estábamos compitiendo por la liga en el medio de este lío. Ese es el motivo por el cual voy a seguir”, afirmó el argentino. Luego apuntó -nuevamente- contra Bartomeu: “Él me dijo que la única manera de salir era pagar la cláusula y eso es imposible. Y sino ir a juicio, ir a juicio es una locura. Yo nunca iría a juicio contra el club al cual amo, que me dio todo, que me ayudó desde que llegué. El club de mi vida. Tengo mi vida hecha en Barcelona, me dio todo y yo di todo por este club. Jamás se me pasó por la cabeza terminar haciendo juicio para poder salir”.

“Me quería ir, creo que estoy en todo mi derecho. Lo decía el contrato. No es que me voy y ya está. Me voy, me cuesta muchísimo, pero pienso en mi y en mi carrera. En los últimos años no encontré la felicidad dentro del club”, manifestó al respecto.

Lo que si quedó claro, es que su deseo de ganar sigue mas vigente que nunca: “Voy a seguir y por mas que me haya querido ir, no va a cambiar mi actitud a la hora de competir. Siempre quiero ganar, no me gusta perder a nada. Siempre quiero lo mejor para el club, es lo mejor para mi y para el vestuario.

Luego agregó: “Yo voy a dar el máximo. Intentaremos dar el máximo para luchar por todos los objetivos. Ojalá se de y se lo pueda dedicar a toda esa gente que realmente la pasó mal. Yo recién hablaba de lo mal que lo pasé en el año y realmente es un poco hipócrita, con todo lo que se está viviendo. Se que hay gente que la pasó mal con el virus, que perdió familiares, que perdió muchas cosas. Lo mas importante de todo es que podamos superar esta situación del virus y volver a la vida normalmente como la teníamos”.

¿Porqué mandó el burofax?

“El burofax era hacerlo oficial. Yo durante todo el año le venía diciendo al presidente que me quería ir, que había llegado el momento, que tenía que buscar nuevas ilusiones, nuevos rumbos. El me decía que ya lo íbamos a hablar. Era como que no me daba bola”, detalló Messi.

Lo cierto es que Messi continuará, por lo menos, un año mas en Barcelona. No de la forma en que deseaba hacerlo, ni siendo tratado con el respeto que se ganó portando la camiseta blaugrana, pero los hinchas respiran aliviados y ya piensan en la temporada que se avecina. ¿Será el último baile?

ok
recibir noticias
Noticias gratis en tiempo real. Para recibirlas agendanos como DIARIO LA CIUDAD
A %d blogueros les gusta esto: