EN EL TIEMPO DE LAS MARIPOSAS. 25 de Noviembre día internacional contra la violencia de género

Comienzan a suspenderse ramales ferroviarios en el interior del País
Rotonda en las cinco esquinas

Año tras año el 25 de Noviembre se conmemora el Día Internacional de Lucha contra la Violencia de Género, fecha elegida en homenaje a las hermanas Mirabal. En esta nota contamos parte de su historia. No gana quien se rinde y es por eso que hoy en día las mujeres seguimos luchando para que se igualen los derechos entre el hombre y la mujer, sabiendo que es ahí donde reside el problema de la violencia de género sumado a otros factores sociales y culturales

Historia de las hermanas Mirabal
El 18 de mayo de 1960, las hermanas Minerva y María Teresa Mirabal habían sido juzgadas en Santo Domingo al igual que sus esposos, por atentar contra la seguridad del estado dominicano. Se les declaró culpables y fueron condenadas a tres años de prisión, inmediatamente todos comenzaron a purgar sus penas, pero ellas no durarían mucho en la cárcel.

En un gesto extraño el 9 de agosto y por disposición expresa de Trujillo, Minerva y María Teresa Mirabal fueron puestas en libertad, sus maridos sin embargo continuaron en prisión. Estas disposiciones de Trujillo tenían doble propósito, por un lado pretendía demostrar su “generosidad”, por el otro les daba la libertad a aquellas personas a quien él quería seguir hostilizando. No bien habían pasado un par de semanas de la libertad y ya existían informes sobre reuniones secretas contra el régimen encabezadas de nuevo por las Hermanas Mirabal esto, sumado a las presiones internacionales entre muchas cosas por el atentado en Venezuela contra el Presidente Rómulo Betancourt, por el que la OEA sancionó al estado dominicano con rompimiento de relaciones diplomáticas y económicas y la creciente caída de los diferentes regímenes dictatoriales en América Latina y en medio de un informe que inició de nuevo con los pasos que daban estas mujeres rebosó la copa de la tolerancia de Trujillo quien le ordenó al General Pupo Román un plan para hacerlas desaparecer definitivamente.

Recomendándole usar al SIM (Servicio de Inteligencia Militar) para su ejecución. La primera medida que tomó Pupo Román fue el traslado de los presos a la cárcel de Salcedo, al parecer aparentando benevolencia, pues de este modo no tendrían que realizar largos viajes a la cárcel de La Victoria, que era donde cumplían sus penas los esposos, en verdad esto era el inicio de la capitalización del plan para la eliminación de las hermanas Mirabal.

El General Pupo Román, cumpliendo las orientaciones del Generalísimo dejó en manos del SIM dirigida por el Capitán de Corbeta de la Marina de Guerra Mayor, Cándido Torres Tejada, quien había sustituido al siniestro Johnny Abbes, que se encargaba en ese momento de dirigir la campaña contra la Iglesia y a la emisora Radio Caribe. Torres Tejada se dirigió a Santiago y le dio las instrucciones al jefe del SIM en la zona norte, el entonces Teniente Víctor Alicinio Peña Rivera y según escribe en su libro el propio Peña Rivera, éste le expuso el plan de la siguiente manera: “Vengo de parte del ministro de las Fuerzas Armadas, General Román, para que dispongas el traslado a Puerto Plata de los esposos de las Hermanas Mirabal, la justificación del traslado será el descubrimiento de armas clandestinas dirigidas al movimiento que ellos encabezan, la idea es que ellos nos ayuden a determinar si las personas apresadas las pueden identificar como miembros del movimiento, una vez terminado esto les puedes decir que serán regresados a Salcedo de nuevo. Una vez trasladados les prepararás una emboscada en la carretera a las Hermanas Mirabal, deben morir y se simulará un accidente automovilístico, ese es el deseo del jefe”.

Al día siguiente, el cabo de la Policía Nacional Ciriaco de La Rosa llegó a los cuarteles del SIM en Santiago para cumplir con el plan, solicitó cuatro agentes y un vehículo para conformar el escuadrón de acción, Peña Rivera asignó a Alfonso Cruz Valerio, Emilio estrada Malleta, Néstor Antonio Pérez Terrero, y Ramón Emilio Rojas Lora.

El 18 de noviembre el escuadrón regresó sin cumplir la orden alegando que las hermanas Mirabal viajaban con niños, el 22 de noviembre regresaron de nuevo alegando las mismas causas, pero el 25 de noviembre se pudo comprobar que en esa visita no andaban con niños sino con un chofer (Rufino de la Cruz) y otra de sus hermanas (Patria), se decidió entonces ejecutar el macabro plan. Tras despedirse de sus respectivos maridos, en el patio de la fortaleza, las tres mujeres y el chofer, salieron rumbo a Salcedo. Ya fuera de Puerto Plata, el jeep se desplazaba por la serpenteante carretera y al llegar al puente de Marapica, fueron detenidos por cuatro hombres que iban en un cepillo el cual atravesaron en medio del puente. Las tres mujeres fueron obligadas, a punta de pistola, a subirse al asiento trasero del vehículo de sus verdugos, mientras tres de éstos se montaban con el chofer en el jeep, dirigiéndose hacia La Cumbre donde estaba la casa, en la que les esperaba el capitán Peña Rivera para darles las instrucciones finales.

Los dos vehículos entraron al patio de la casa. Las hermanas y el chofer fueron llevados a la fuerza por los sicarios dentro de la casa. De inmediato Peña Rivera hizo una seña a de la Rosa para que actuaran, retirándose hacia una lejana habitación de la casa. Entró a la casa y los repartió entre sus otros tres compañeros que debían ejecutar el plan al igual que pañuelos para ahorcar las víctimas.

Fue así, que durante varios minutos unos quejidos y alaridos que no pudieron escucharse fuera de la estructura de la vivienda construida de adobe y forradas de caoba fueron emitidos, y con la respiración entrecortada, los sicarios dieron por terminada su labor de exterminio. Los cuerpos de las mujeres y el hombre ya no hacían ningún movimiento convulsivo, las apalearon hasta morir para luego introducir los cuerpos en el coche y simular un accidente de tráfico.

Sin-título-1

Las hermanas Mirabal

Situación actual sobre la violencia de género
“Violencia es mentir” dice una letra del Indio Solari, y eso fue lo que pasó durante muchos años con la violencia hacia las mujeres. Se mintió sobre la situación, se emitió información sobre la gravedad, y sobretodo se intentó esquivar la merecida discusión. El problema de fondo es y será la sociedad patriarcal en la que vivimos y tanto hombres como mujeres debemos luchar para que eso cambie si lo que queremos es una sociedad más justa.

Hoy en día empieza a ser un tema instalado, y cuando eso pasa la sociedad mira el problema con otros ojos o al menos lo mira. Aun así hay quienes prefieren negar que esa violencia exista, otros que la condenan, pero fundamentalmente hay mujeres luchando para que el Estado tome medidas en el asunto. Una de esas luchas ganadas se materializó a través de la Ley de Educación Sexual Integral en las Escuelas que apunta a concientizar desde muy temprano a todos aquellos niños y niñas para que tengan una perspectiva de igualdad de género y sobretodo de respeto por el otro.

En nuestro país muere una mujer por día víctima de la violencia sexual. Significativamente, la muestra da cuenta que el hogar familiar aparece como el lugar más peligroso y los principales agresores son las ex o actuales parejas de las víctimas.

Los últimos casos que tomaron estado público: el de Natalia en Bahía Blanca, que fue brutalmente golpeada por su ex pareja delante de su hija. El de Elizabeth en Avellaneda, a quien su novio torturó una con picana eléctrica el día de su cumpleaños. Y el reciente femicidio en la provincia de San Juan, confirman un marcado aumento de la violencia sexual contra las mujeres.

En 2008 comenzó a funcionar la Oficina de Violencia Doméstica de la Corte. Desde ese entonces, se registraron 27.959 casos. Los principales agresores son las ex y actuales parejas de las víctimas. El 90% de los casos se convirtió en una denuncia civil mientras que el 64%, en penal. Además, la violencia psicológica es tan marcada como la violencia física. La primera, en el 96% de los casos, y la segunda, en el 68 por ciento.

Según las estadísticas de la Oficina de Violencia Doméstica de la Corte, entre mayo de 2010 y mayo de 2012, los casos de violencia en todo el país, aumentaron un 57%: durante mayo de 2010, hubo 530 casos y, en mayo último, 833.

Ley de Femicidio, una herramienta fundamental para que el Estado actué de forma efectiva en situaciones de violencia de género
Diputados aprobó en segunda vuelta y por unanimidad la ley que castiga los crímenes considerados de género, lo que incluye tanto a mujeres como personas trans. La pena indicada es la perpetua, mayor que la condena por homicidio, fijada entre 8 y 25 años, pero mantiene el mismo criterio que en los casos en que el homicidio tiene el agravante de tratarse del cónyuge. El proyecto había tenido media sanción de Diputados en abril pasado, y en octubre, al pasar por el Senado sufrió modificaciones que devolvieron el expediente a la Cámara de origen.

En marzo pasado, los Diputados iniciaron el proceso de discusión sobre los proyectos para condenar el femicidio. El impulso lo dio el caso del avenimiento de La Pampa que terminó con la muerte de Carla Figueroa. Aunque el debate llegó en realidad tras un reguero de muertes, algunas recordadas por su eclosión mediática, como el caso de Wanda Taddei. El 18 de abril, Diputados sacó con media sanción el proyecto, con 204 votos a favor y una abstención. Durante aquel debate hubo coincidencia sobre la necesidad de que el Estado implemente acciones que no remitieran únicamente a la cuestión penal.

La iniciativa, en el Senado, sufrió modificaciones. Aprobada por unanimidad por los 47 senadores presentes, mantenía la aplicación de perpetua “al hombre que matare a una mujer o a una persona que se auto perciba con identidad de género femenino y mediare violencia de género”. Pero lo hacía en un artículo nuevo agregado al Código Penal, el 80 bis. Es decir, creaba el femicidio como una figura penal autónoma y no como agravante del homicidio. También modificaba dos incisos del artículo 80. En uno, incluía la perpetua no sólo para quien matare al ascendiente, descendiente o cónyuge (tal como existía hasta ahora), sino que lo hizo extensivo a los y las ex, fueran cónyuges, convivientes o ex convivientes. Cerró además la posibilidad de los atenuantes para quien ya tuviera antecedentes de violencia de género. Y agregó la perpetua por crímenes de odio a la orientación sexual, a la identidad de género o su expresión. También, el proyecto del Senado agregaba un nuevo inciso al artículo 80 del CP, el 11º, por el que se impone perpetua al que mate a alguien con el propósito de causar sufrimiento a una persona con la que se mantiene o se ha mantenido una relación. Es el caso del hombre que mata al hijo de su ex mujer, como venganza hacia ella. Dichas modificaciones fueron revisadas por Diputados, quienes finalmente aprobaron en segunda vuelta y por unanimidad la ley que castiga los crímenes considerados de género, lo que incluye tanto a mujeres como personas trans. La pena indicada es la perpetua, mayor que la condena por homicidio, fijada entre 8 y 25 años, pero mantiene el mismo criterio que en los casos en que el homicidio tiene el agravante de tratarse del cónyuge. El proyecto había tenido media sanción de Diputados en abril pasado, y en octubre, al pasar por el Senado sufrió modificaciones que devolvieron el expediente a la Cámara de origen.

Paralelamente a la noticia de un nuevo caso de femicidio en nuestro país, más precisamente en la provincia de Chaco, en manos de un violador excarcelado con el beneficio de “libertad condicional”, hace apenas veinticinco días, la comisión de Legislación Penal de la Cámara de Diputados postergó para la próxima semana el análisis del proyecto de ley devuelto por el Senado que modifica el Código Penal al imponer penas de reclusión perpetua a los responsables del delito de femicidio.

Los jefes de los bloques del Senado consensuaron debatir sobre tablas un proyecto que viene en revisión de la Cámara de Diputados, que establece una modificación del artículo 124 del Código Penal.

La iniciativa en cuestión pretende modificar el artículo en el se otorgan beneficios por libertad condicional a los condenados por delitos sexuales, y en el que se crea una comisión de expertos para evaluar la viabilidad de esos casos. Los senadores planean endurecer el contenido de este artículo y suprimir ese tipo de beneficios para los condenados por delitos contra la integridad sexual en los casos en los que la víctima haya sido asesinada.

La primera oficina de asistencia gratuita a víctimas de violencia de género, que brinda patrocinio jurídico y asistencia legal gratuita, comenzó a funcionar el 15 de octubre en el centro porteño. La oficina, que depende de la Defensoría General de la Nación, está ubicada en Paraná 426 (entrepiso) y cuenta con seis abogados especializados en la temática que, en dos turnos, cubren el horario de atención de la misma que es de 8 a 20hs. La oficina cuenta con tres boxes donde cada letrado atenderá a las denunciantes de una manera individual y reservada, además de una sala de espera provista de un lugar con juegos didácticos para los más chicos. En cuanto al servicio, se cumplirá con lo establecido en la ley 26.485 de “protección integral para prevenir, sancionar y erradicar la violencia contra las mujeres”, que establece el derecho femenino a una vida libre de violencia y a gozar de acceso gratuito a la justicia en casos en que vulnere ese principio.

Además de las consultas en el lugar a cargo del cuerpo de abogados, se recibirán consultas vía correo electrónico en la siguiente dirección: [email protected]

Por Aylín Díaz

COMMENTS

ok
recibir noticias
Noticias gratis en tiempo real. Para recibirlas agendanos como DIARIO LA CIUDAD